Sábado, 25 Mayo 2019 06:23

Control de combustible estatal: Antes del robo, la ineficiencia (+video e infografía)

Escrito por István Ojeda, Esther de la Cruz y Yuset Puig
Control de combustible estatal: Antes del robo, la ineficiencia (+video e infografía) István Ojeda Bello

Las Tunas.- "El robo de combustible hay que enfrentarlo de inmediato en todas las entidades del país", dijo el presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, desde el salón principal de la sede en Las Tunas de la Asamblea Provincial del Poder Popular. En ese mismo contacto se supo que solo en dos entidades asentadas aquí, hubo un faltante de más de 30 mil litros.

PAGA EL CARRO DEL JEFE

Dado a conocer por todos los medios de comunicación, el mencionado análisis creó en cierta parte de la audiencia la falsa noción de que este territorio tenía una situación particularmente alarmante. La reunión de febrero fue en realidad la evaluación de una docena de medidas orientadas por el Consejo de Ministros desde septiembre del 2018, para fortalecer el control de ese recurso asignado a los medios de transporte pertenecientes al Estado.

El paquete de acciones incluyó personalizar las tarjetas magnéticas y castigar con la reducción a la mitad del combustible administrativo, en cada entidad calificada de deficiente por la Contraloría General de la República o la Oficina Nacional para el Control del Uso Racional de la Energía (Onure). Dicho en términos simples, una mala evaluación tendría consecuencias sobre el carburante utilizado en los vehículos de los directivos y otros no relacionados directamente con el propósito esencial de la empresa o institución.

Incluso, los análisis, no digamos el combustible robado sino el malgastado, corroboran la urgencia de decisiones tan drásticas. Tomando como referencia este último aspecto se sabe que, literalmente, miles de litros de diésel o gasolina se han volatilizado dentro de las cámaras de combustión de los motores estatales, sin que el resultado sea, por ejemplo, el envío de las mercancías planificadas.

reynaldo uet 0001De acuerdo con los estudios de la Unidad Estatal de Tráfico (UET) de la provincia, como promedio en Las Tunas en los últimos tres años, durante cada período de zafra, el empleo ineficiente de combustible en las bases especializadas en transporte de carga ha superado los 158 mil litros.

La UET concluye que no hay una adecuada correspondencia entre el carburante empleado y la carga efectivamente trasladada en la mayoría de las 65 empresas que tienen bajo su mando este tipo de estructuras, que agrupan a alrededor de 500 medios de transporte. "Cuando no se aprovecha bien la capacidad de los medios se están creando las condiciones para el desvío", alerta Reynaldo Reyes Silva, su director.

Los expertos de la UET advierten que los problemas podrían ser mayores porque, si bien ellos trabajan con estadísticas certificadas; en las inspecciones integrales notan anomalías en el registro de todas las operaciones y fluctuaciones de los técnicos de transporte. Además, acotan, quedan fuera de su investigación los vehículos de carga cuyo desempeño más o menos eficiente corre por cuenta de las entidades de subordinación local o las cooperativas.

martinera combustibleEL PROBLEMA SON LOS DAÑOS… Y LAS HUELLAS

Del lado de los centros estatales, sus directivos aseguran haberse tomado muy en serio el asunto. Pablo César Ávila González, director general de la Empresa Provincial de Acopio en Las Tunas, confiesa que se ha planteado como meta personal, el uso eficiente y control de ese recurso en un organismo cuya responsabilidad es decisoria en la alimentación del pueblo. Se han propuesto, dice, antes de que concluya el 2019 instalar en sus camiones el sistema de control de flota o GPS, como se le conoce popularmente.

"Estamos actualizando la prueba del litro para conocer los índices de consumo y en caso de necesidad, brindar mantenimiento a los carros que excedan los niveles habituales. Esa es una norma de Acopio que hemos rescatado. Nos propusimos recuperar la tabla de distancia para tener en claro las rutas, el kilometraje y por ende, las variables de consumo que requieren las distintas operaciones. Desde inicios de año ya sabemos lo que lleva cada labor", asevera.

Junto con Acopio, el sistema empresarial ligado a la producción de azúcar acapara un gran volumen de medios mecanizados. De hecho, en cada zafra realizada en la provincia, los equipos ubicados en el corte, alza y traslado de caña queman más de seis millones de litros de carburante.

El director adjunto de la Empresa Azucarera local, Pedro Jiménez Espinosa, no se esconde para decir que las mayores vulnerabilidades en tal universo las han detectado en Transmet, encargada de la transportación de la gramínea y otras cargas asociadas a la industria azucarera, y en Azumat, dedicada a la logística.

Particularmente, añade, enfatizan en las llamadas pipas excepcionales; esos carros cisterna creados para abastecer de manera directa en los campos a las cosechadoras y otros equipos similares. Sin olvidar que "el daño no es solo económico, lo es también desde el punto de vista político e ideológico por la corrupción y degradación moral que genera". Los controles, subraya, se han duplicado en cantidad y frecuencia. "En otros tiempos habríamos gastado un 15 o 20 por ciento más de lo que hemos consumido", insiste.

OJOS QUE NO VEN…

Anualmente, Cuba dedica, solo a adquirir el combustible, uno de cada dos dólares obtenidos por la venta de servicios o el turismo. Ese dato debería servir de acicate para hacer todo lo posible por aprovechar cada gota de diésel y gasolina echada en los tanques de los vehículos estatales. Pero la realidad dice otra cosa. De eso sabe mucho Marbelis Almaguer Infante, contralora jefa provincial y Maritza González Llorente, directora de la Onure en ese mismo nivel.

contralora LasTunas 0001Hoy, insiste la contralora, se dispone de todas las guías de autocontrol que explican a las entidades estatales qué deben hacer para tener un sistema de control interno robusto, incluyendo el combustible. Pero, alerta, lo orientado no se lleva a la práctica.

"En gran medida -sostiene- las instituciones con resultados favorables son las que la han aplicado y tienen un plan de medidas ajustado a las causas. Los índices negativos están en quienes no se revisan desde dentro". González Llorente, por su parte, comenta que esas inacciones a menudo no dependen de presupuestos sino de exigencia: "Hablamos de inversiones solo en el caso de las pipas excepcionales, el resto de los problemas son errores humanos".

Ambas coinciden en un punto crítico. Todo empieza a andar mal si las estructuras administrativas, políticas y sindicales no analizan con transparencia cómo, dónde y quiénes emplean el combustible. "El Consejo de Dirección es la reunión más importante en el mes. Es un espacio para discutir las dificultades. Si usted no lleva ahí la situación del combustible, ¿en qué momento lo va a hacer?", expresa Almaguer Infante.

"Nosotros, por procedimiento, cada vez que vamos a realizar una apertura en una entidad, aunque sean acciones sorpresivas, tienen que estar el Partido y el Sindicato presentes. Cuando la evaluación es de deficiente, más hincapié hacemos con la presencia de los factores. Siempre hay que involucrar a los trabajadores", reflexiona la titular de la Onure.

DESCARGUE Guía de autocontrol para las

actividades empresariales y presupuestadas

¿ES SOLO EL ROBO?

"Si el Estado, nuestro Gobierno, no puede darle solución al robo de combustible, ¿cómo vamos a construir el socialismo?", se preguntaba hace poco el primer vicepresidente cubano Salvador Valdés Mesa. En la más reciente sesión del Parlamento, Elaine Moreno, directora nacional de la Onure, informó que se estudia una propuesta para que los transportistas privados compren el combustible a un precio único, con independencia de la modalidad que operen; en un intento de disminuir la demanda en el mercado negro.

¿Y si se probara a analizar el tema con un prisma más global? Las investigaciones confirman que es necesario, sí, afrontar con determinación el intento de la sustracción, la venta ilícita y desestimular a los potenciales clientes de adquirir "por la izquierda" un recurso sumamente valioso. Pero, antes de preocuparse por la autopsia del cadáver de la corrupción, conviene ocuparse de que lo asignado a los vehículos públicos sea usado convenientemente en las producciones o servicios planificados.

 01combustible-infografi1

Visto 2146 veces Modificado por última vez en Sábado, 25 Mayo 2019 08:09

Escriba su comentario

Post comentado como Invitado

0
  • No comments found