Jueves, 26 Septiembre 2019 16:39

Béisbol cubano: Tres francotiradores protegen al Campeón

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Las Tunas.- Yudiel Rodríguez buscará este viernes ante los Tigres de Ciego de Ávila mantenerse entre los mejores lanzadores de la 59 Serie Nacional de Béisbol y reafirmar al picheo abridor de Las Tunas como arma principal de un equipo que lucha, en este final de la primera fase, por incluirse entre los cuatro con boleto directo a la etapa hexagonal.

El zurdo ha sido el lanzador más efectivo del staff tunero, aunque los diestros Yoelkis Cruz y Carlos Juan Viera han estado igualmente intransitables, hasta integrar el trío de abridores de mejor rendimiento en todo el campeonato. Colgados de sus brazos, aferrados a sus grandes presentaciones cuando la ofensiva se ha visto silenciada, los actuales monarcas de Cuba exhiben balance de 21-14 y se ubican a solo medio juego del cuarto puesto que comparten los elencos de Sancti Spíritus y Cienfuegos (22-14).

En muchas campañas a lo largo de los últimos 20 años, fue el bateo el asidero por excelencia de los Leñadores. Y aunque esta vez su promedio colectivo es un buen 302, Las Tunas ocupa el octavo puesto en carreras anotadas, posición muy alejada del verdadero poder de fuego que atesora en su line up. De manera que las victorias han encontrado sustento en una defensa que es en estos momentos la segunda del país (982), pero sobre todo en la labor combinada de estos tres serpentineros.

Yoelkis, Yudiel y Viera acumulan balance de 15 triunfos y solo seis reveses, con efectividad de 2,89 y envidiable relación de 121 ponches contra 38 boletos. En consecuencia, su promedio de corredores embasados por entrada (WHIP) es un excepcional 1,10.

Solo otros dos tríos de iniciadores resisten la comparación con los tuneros, aunque sin llegar a su nivel de excelencia. Los santiagueros Carlos Font, Alberto Bicet y Danny Betancourt ganan y pierden exactamente lo mismo (15-6) y trabajan para 2,68, aunque han ponchado a 75, regalado 50 bases por bolas y firman un WHIP de 1,32.

Por su parte, los camagüeyanos Frank Madan, Yosimar Cousin y Yariel Rodríguez lo hacen para 11-4, su relación ponches-boletos es de 102-54 y embasan a 1,30 rivales por entrada.

Los tres francotiradores de Pablo Alberto Civil, aun sin un cuarto compañero que estabilice la rotación y les reste responsabilidad, están cargando sobre sus hombros el peso del equipo. Y lo están haciendo con su propia historia, convertidos lo mismo en conquistadores de grandes hitos, que siendo protagonistas individuales entre los serpentineros más destacados del país.

Yudiel es ahora mismo el mejor zurdo y el segundo pícher más efectivo de la Serie Nacional, con un 1,88 que solo supera el 1,70 del cienfueguero Yasmani Insua. Con balance de 6-1, su temporada se ha convertido en un manifiesto a favor de su permanencia en la Selección Nacional.

Mientras, Yoelkis anda haciendo caso omiso a sus 40 años y 17 temporadas de labor: acaba de arribar a la cifra de mil ponches en series nacionales, justo la campaña en la que se había convertido en el lanzador tunero con más victorias en el béisbol cubano, superando a José Miguel Báez.

Y claro, Carlos Juan Viera está respondiendo a las muchas expectativas que generó su regreso al equipo tras un período de cuatro años de ausencia. El jobabense tiró una joya de picheo este miércoles ante los Toros de Camagüey, en uno de los partidos más importantes de todo el torneo, al dejarlos en una carrera durante 9,0 entradas y sumar seis ponches que lo reafirman como puntero del campeonato, ahora con 54 en 57,1 entradas. Al mismo tiempo, dejó su balance de victorias y derrotas en 5-2, redujo su efectividad a 3,30 y sumó su tercera salida de calidad consecutiva, un lapso en el que trabaja para 1,17 y ha ponchado a 19 bateadores en 23,0 capítulos.

                                             UNA CARRERA DE 100 METROS

Solo 10 juegos le restan a Las Tunas en el fugaz calendario de esta primera parte de la serie, aunque a todos se nos parecerán más a los 10 segundos que dura una buena carrera de 100 metros.

Y en esta apretadísima recta final, los Leñadores necesitarán asemejarse un poco a Usain Bolt para asegurar su pasaje directo a la segunda fase y evadir los inescrutables play off de comodines. Esto significa que habrá que mantener el mismo ritmo de las últimas seis subseries, todas ganadas 2-1, e imponerse en al menos seis de los nueve encuentros restantes ante Ciego de Ávila, Sancti Spíritus y Mayabeque. Luego, habría que vencer también a Holguín en el único choque pendiente que tiene el conjunto verdirrojo.

A ese paso, concluirían con foja de 28-17 y podrían aspirar legítimamente a uno de los cuatro primeros escaños, aunque el gran paso de los punteros podría incluso obligarlos a ganar ocho de 10. Así de complicado está el último tramo, que incluye seis partidos fuera y cuatro en el estadio Julio Antonio Mella.

Hace un año, jugados 35 encuentros y de acuerdo con los números del estadístico Rolando Lluch, los Leñadores exhibían balance de 20-15 y ocupaban el quinto puesto. Ahora, muestran un 21-14 que los sitúa un escalón más abajo, lo cual habla con claridad de lo reñida que ha sido esta edición.

Como sea, el mensaje parece bastante diáfano: Las Tunas es el actual Campeón, por mucho el mejor equipo de los dos últimos años, y si ya en la Serie 58 desplazó de los cuatro grandes de la primer fase a Industriales, esta vez está en condiciones de hacer lo mismo.

Visto 1437 veces
Super User

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.