Domingo, 10 Noviembre 2019 09:35

Ningún director es mago

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

La Habana.- Miguel Borroto conversó en exclusiva para Juventud Rebelde, al término del juego contra Corea del Sur, y explica por qué felicitó a sus muchachos aunque no ganaron.

No sé si se hablará durante mucho tiempo de la actuación de Cuba en el Premier 12. No sé si quede algo por decir diferente de los últimos torneos internacionales. Quizá que nunca se había bateado tan poco. O que los jugadores del banco fueron más banco que nunca. Porque en lo demás fue más de lo mismo: derrotas y un juego que dista del mejor béisbol del mundo las mismas millas que hay de aquí a Corea del Sur.

Siempre supimos que era un torneo muy exigente para el equipo que llevamos. Los datos aportados por varios expertos confirmaban nuestro criterio precompetencia: dos triunfos en la fase de grupos sería un desborde de sus potencialidades.

Cuando terminó el último partido, Miguel Borroto le dio un abrazo a cada jugador y lo felicitó. Hubo quien se extrañó, incluso, en la prensa extranjera, por el gesto del timonel. Un viejo hombre de béisbol, curtido en las temporadas cubanas y en ligas profesionales, optó por el reconocimiento a la entrega, que por la crítica, sin intención de expresar conformismo. A fin de cuentas, para él no era un secreto que avanzar a la superronda resultaba un propósito emocional más que un vaticinio serio, aunque sus muchachos jugaran al 150 por ciento de sus posibilidades.

Con el mentor de la selección nacional conversamos a través de las redes sociales, un rato después del último out frente a Corea del Sur.

¿Qué valoración hace del resultado del equipo?

—Era un torneo muy corto, fuerte, de solo tres juegos en la primera ronda, todos en menos de 48 horas, y en este tipo de competencias hay que tener estabilidad en el lineup. Canadá nos ha ganado los últimos juegos, Australia trajo un equipo que no es segundo de nadie y Corea del Sur es el actual campeón.

«Movimos los pitchers como lo teníamos planificado, pero con un bateo tan pobre no había cómo ejecutar acciones tácticas para construir carreras. Buscamos una alineación tratando de armonizar bateo con defensa con quienes tenían mejor forma deportiva.

«Solo Corea del Sur tuvo un promedio por encima de .200, el pitcheo fue muy dominante. Ese lanzador de Canadá se ha vuelto un muro para nuestros bateadores, en la Liga Can-Am solo le dieron un jit, de César Prieto como emergente».

Muy pobre la ofensiva: dos lechadas, tres carreras en casi 28 innings.

—Nadie bateó, excepto Samón, pusiera a quien pusiera el resultado no creo que fuera otro, pues los que estaban en el banco eran los que menos habían bateado en la gira por Taipéi de China.

¿Y por eso no movió más el banco?

—Después que le ganamos a Australia no quería desconcentrar al equipo cambiando el lineup. Un mánager debe tener ecuanimidad, el colectivo técnico estudió minuciosamente todas las opciones y pusimos la alineación que consideramos mejor.

Se habla de Saavedra...

—¿Pero en qué posición lo iba a ubicar, si en primera estaba Samón, el que mejor bateó en el campeonato? Pavel (Quesada) estuvo mal en la gira por Taipéi de China y (Alexánder) Ayala lo hizo muy bien en esa posición.

Gracial y Despaigne también estuvieron por debajo de sus potencialidades y de lo que rindieron en Japón. Un gran conocedor del béisbol me comentó que era lógico que estuvieran fuera de ritmo, después de más de una semana sin jugar, que habían bajado sus tensiones tras ganar la Serie de Japón y que eso influyó en su rendimiento en el Premier...

—No discrepo de ese criterio, pero después que los convocamos y de lo que habían hecho en su liga, nunca pensamos en moverlos de tercero y cuarto en una serie tan corta, yo respeto a los hombres con historia, y ellos dos lo son. Si los trajimos era para que jugaran, a lo mejor hubiera sido aconsejable no traerlos en esas condiciones.

¿Está inconforme con lo hecho por su equipo?

—Yo estuviera inconforme si hubiera perdido con Corea del Sur con otra alineación, ¿qué hubieran dicho de mí entonces? Estuviera insatisfecho si hubiera habido indisciplinas, apatías, si los atletas no hubiesen entregado todo lo que tienen como capacidad para buscar el triunfo.

«Este resultado es el reflejo de nuestro béisbol, de la Serie Nacional. Nuestros pitchers tienen potencialidades, pero su nivel está por debajo del mostrado por los demás equipos, conformados con jugadores profesionales, de sus ligas nacionales, que son muy buenas, y otros con contrato en ligas menores o con experiencia en Grandes Ligas.

«Tuvimos que emplear a nuestros mejores lanzadores en los dos juegos iniciales y eso influyó también en el choque final, el único que terminó con un marcador abierto en el grupo.

«Nosotros no perdimos la clasificación en el último juego, Canadá era más asequible y si hubiéramos hecho algunas carreras más o hubiéramos evitado dos, nos hubiese beneficiado el sistema de desempate.

«Desde el punto de vista competitivo no se logró avanzar de la primera fase, pero me voy contento con los muchachos, hubo disciplina en el grupo, compenetración, nunca dejaron de buscar la victoria, sufrieron como nosotros cada derrota, con ellos colegiamos cada decisión, incluso, tomamos en cuenta sus criterios antes de conformar la alineación. Por eso le di un abrazo a cada uno. No creo que hayan dejado de aportar lo que podían ante rivales que eran superiores».

¿Cree que la reconstrucción del equipo sea la solución para mejorar los resultados internacionales?

—Todo lo que se haga a favor del acercamiento de los peloteros que por diversas razones están en ligas foráneas será de vital importancia. Esos jugadores fueron formados por nuestros instructores, a pesar de la carencia de recursos en la base, y debemos propiciar que se incorporen a la selección nacional, partiendo de la premisa de que entrenen juntos, y estoy seguro de que competiremos en igualdad de condiciones con los rivales en cualquier competencia.

«El béisbol es un deporte de hombres preparados y no solo inspirados. Ningún director es mago para lograr victorias con un equipo que no está en las mejores condiciones para lograrlas».

Análisis de las tendencias lanzamiento a lanzamiento de los juegos del equipo Cuba respecto a los demás integrantes de su grupo del Premier 12:

Ofensiva

Paciencia:

Equipo que menos lanzamientos observó por comparecencia al bate (3.72) .
Mayor porcentaje de swings realizados del total de lanzamientos (53 por ciento).
Mayor porcentaje de swings realizados al primer lanzamiento (36 por ciento).

Disciplina:

Equipo con mayor porcentaje de swings realizados del total de lanzamientos vistos fuera de la zona de strike (36.1 pr ciento).
Menor porcentaje de bolas cantadas del total de lanzamientos vistos (32 por ciento).

Calidad de las conexiones:

Equipo con mayor porcentaje de conexiones de rolling (60 por ciento).

Resumen: Estas tendencias aumentan las probabilidades de poncharse, disminuyen las probabilidades de alcanzar una base por BB y se reducen las probabilidades de conectar jit o extrabase. Por lo tanto, es más difícil hacer carreras.

Pitcheo:

Equipo que más lanzamientos utiliza por bateador (3.91) y por juego (155).

Control:

Equipo con el mayor porcentaje de bolas cantadas del total de lanzamientos (43 por ciento ).
Equipo con el mayor porcentaje de bolas cantadas al primer lanzamiento (50 por ciento), mientras que solo el 21 por ciento de los bateadores enfrentados hicieron swing al primer lanzamiento (el menor porcentaje entre los equipos analizados).

Calidad de las conexiones:

Equipo con el mayor porcentaje de líneas permitidas (conexión con mayor probabilidad de convertirse en hit): 24 por ciento .
Equipo con el menor porcentaje de rollings permitidos (37 por ciento).

Estadísticas recopiladas utilizando el software Strike Zone desarrollado por el máster Alfredo Ríos Fuentes y colaboradores del Grupo para la Investigación del Béisbol (GIIB).

Visto 666 veces
Super User

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.