Domingo, 17 Noviembre 2019 06:52

Torneo Apertura: Las Tunas firma ante Guantánamo un empate con sabor a derrota

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Las Tunas. - El once de Las Tunas mostró hoy dos caras muy distintas en la segunda fecha del torneo Apertura de la Liga Nacional de Fútbol, tras dilapidar un 3-1 al descanso y tener que conformarse con una igualada a tres dianas ante Guantánamo que le deja muy tocado, casi en el fondo de la zona oriental, dueño de un punto de seis en dos salidas a la cancha.

Guantánamo no es lo que era, una manada de búfalos con el físico como bandera, retocada por la calidad técnica de Dranguet, el empuje de los Urgellés, la magia del Beto Gómez y el instinto asesino del Loco Suasnábar. Los del Guaso se presentaron en esta ciudad con una escuadra más bien limitada desde lo técnico, con Edson Manuel Argote y George Guibert como principales argumentos.

Quizás porque se llama Edson, o probablemente por las facilidades que encontró en defensa, Argote demoró apenas 21 minutos en concretar su primera diana del Apertura 2019. Un balón bien filtrado por la izquierda encontró mal parada a la zaga local, así que el centro tenso al corazón del área provocó un fallo en cadena que terminó con Argote empujando casi a puerta vacía la ventaja visitante.

La anotación puso un toque de justicia al partido. Los guantanameros arrancaron mejor y habían rozado en par de ocasiones el gol, en plena sintonía con sus incursiones de los últimos años por tierra tunera: dominantes, prácticamente inalcanzables, casi siempre victoriosos.

Parecía la misma cara de una moneda que invariablemente le salía cruz a Las Tunas, hasta que algo cambió en el encuentro y el volante de la Selección Nacional, Sajay Herrera, comenzó a mover el centro del campo local. Los tuneros reaccionaron de inmediato a la anotación rival y en el minuto 29 un tiro libre desde la izquierda encontró la cabeza de Juan Andreu Milanés, para que el delantero internacional pusiera el empate.

Llegaron entonces algunos de los mejores minutos que se le recuerdan a Las Tunas en los últimos años. Los dirigidos por Eder Boots tocaron con mayor precisión y velocidad, haciendo a sus marcadores llegar tarde a todas las jugadas y obligándolos a cometer una falta tras otra. Así nació el segundo gol tunero, otra vez con un tiro libre, nuevamente de cabeza, pero esta vez con un remate precioso de Máikel Celada al 35´ que se clavó en la escuadra y convirtió en estatua al arquero rival.

Solo cuatro minutos después Disneylandia ofreció su última atracción, antes de cerrar sus puertas para el once anfitrión. Un robo en el círculo central encontró a Celada adelantado en campo contrario. La gran experiencia del exjugador de la Selección le permitió dar la pausa justa para agrupar a los centrales y habilitar el desmarque por derecha de Milanés. El atacante tunero, ya dentro del área, remató cruzado, lejos del guardameta, muy cerca del delirio de la fanaticada reunida en la cancha de la Ciudad Deportiva.

El escenario, sede de la Academia Provincial de Fútbol, está lejos de poseer el aforo del estadio Ovidio Torres, en Manatí. Sin embargo, ofrece una cancha con mejores condiciones para que ruede el balón, un detalle que favorece claramente el juego del equipo tunero.

O al menos eso pareció concluidos los primeros 45 minutos, con un 3-1 que se antojaba suficiente para aspirar a tres puntos que no entraban en los planes de muchos. Probablemente cualquier fanático local habría firmado de antemano un empate, pero vista la primera mitad, acariciado el resultado, no pocos se echaron a soñar.

Y justo entonces comenzó la pesadilla. Las Tunas volvió dormido del descanso y en apenas un cuarto de hora del complementario dilapidó tres puntos de oro. Los errores constantes, sobre todo por la banda izquierda, habían puesto nervioso a Boots desde el principio de la segunda parte. Y por allí llegó el descuento de los Titanes, obra de Ángel Rodríguez al minuto 68.

Intentaba aún recomponerse el equipo del Balcón Oriental, cuando una incursión sin demasiado peligro por la izquierda derivó en una clara mano dentro del área, bien castigada por el árbitro principal. El cobro de George Guibert fue impecable, le sirvió para firmar su cuarto gol del torneo, y puso una igualada que hizo colapsar por completo cada una de las líneas del once local.

Del buen juego del primer tiempo quedaron apenas jirones, en la medida que el cansancio iba apagando al motor del mediocampo que es Sajay Herrera. Metido en el mejor momento de su carrera, cumpliendo incluso funciones de falso nueve con la preselección nacional, el manatiense viajó toda la madrugada desde La Habana, después de que nuevos problemas con el visado le apartaran una vez más de ser incluido en la Selección.

La última media hora fue el tramo más insulso del encuentro, marcado por lesiones de uno y otro bando que obligaron a los técnicos a redibujar sus esquemas: el guantanamero cuidando un empate que los suyos celebraron como victoria; el tunero queriendo (sin poder) reencontrar la fórmula de la primera mitad.

Para Las Tunas, que venía de caer 1-0 ante Granma en Jiguaní, la igualada sabe un poco a derrota y le obliga a sumar en su visita del próximo miércoles a casa del vigente campeón, Santiago de Cuba. Guantánamo, en tanto, le vio las orejas al lobo y se fue satisfecho de conseguir un punto en su primera salida de la temporada.

En el resto de los resultados de la llave oriental, Ciego de Ávila y Granma plantaron bandera en la cima con sus respectivos triunfos de 2-0 y 3-0 sobre Camagüey y Sancti Spíritus. Tiburones e Incansables suman ahora seis puntos, por delante de las cuatro unidades de Santiago de Cuba (venció hoy 1-2 a Holguín) y Guantánamo. Los Miuras camagüeyanos, con tres rayas marchan quintos, seguidos por Las Tunas, que exhibe apenas un punto. Con par de reveses cierran la tabla Holguín y Sancti Spíritus.

calendario aperturaj2 26

 

Visto 659 veces
Super User

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.