Domingo, 24 Noviembre 2019 08:16

Por todos los Leo que no tienen derechos... (+tuits)

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Las Tunas.- En las redes sociales se ha difundido muchísimo la historia de Leo, un pequeño chileno que sufre de una enfermedad degenerativa muy rara que limita su calidad de vida. Sus padres viven en la absoluta pobreza y no pueden brindar al hijo los tratamientos que necesita. En la plataforma virtual se generó una campaña para colaborar con este chico, ya que las instituciones sociales de su país no actúan a su favor.

Por estos días, hace 30 años, los dirigentes mundiales esbozaron con los más nobles propósitos el futuro de todos los niños. Hicieron la promesa de proteger a los más pequeños, ayudarlos a aprender y defender su derecho a expresarse y ser escuchados. Por estos días, hace 30 años, La Asamblea General de la ONU vio nacer la Convención sobre los Derechos del Niño; pero a estas alturas, muchos infantes como Leo no tienen ni siquiera la garantía de vivir.

"Son numerosos los retos que quedan todavía por delante para la exitosa aplicación del histórico documento", se informó recientemente en un comunicado del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), apropósito de la efeméride.

De acuerdo con ese llamado de la Unicef, la tasa global de mortalidad de menores de cinco años disminuyó en aproximadamente un 60 por ciento en las últimas tres décadas; y la proporción de los que están en edad escolar primaria y no asisten a la escuela se redujo del 18 al ocho por ciento.

Pero el progreso logrado no es uniforme: en los países de bajos y medianos ingresos, los niños de los hogares más pobres tienen el doble de probabilidades de morir por causas prevenibles antes de su quinto cumpleaños que los de las naciones más ricas, destaca el reporte.

Muchas promesas y esperanzas esbozadas en la Convención sobre los Derechos del Niño siguen pendientes de cumplirse para los menores más pobres y vulnerables, lamenta la Unicef.

En todo el orbe, millones de menores de edad están amenazados por la pobreza y la discriminación debido a los conflictos armados, el aumento de la xenofobia y la crisis de migración y de refugiados.

Al adoptar la Convención sobre los Derechos del Niño, hace 30 años, todos los países reconocieron la vulnerabilidad única de esa población y se comprometieron a proporcionarles alimentos, atención médica, educación y protección. Hoy la promesa sigue sin cumplirse y cada día son más, los pequeños como Leo, que no cuentan con el mínimo respaldo para crecer en paz.

Visto 1383 veces

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.