Domingo, 17 Noviembre 2019 07:52

Ipvce Luis Urquiza Jorge, institución de presente y futuro

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Las Tunas.- Es mucho el cariño que siembra el "Luis Urquiza" en quienes han pasado por sus aulas. Entre fotos e historias de graduados que se renuevan cada año, puede descubrirse esa especie de alma común que crean las vocacionales, devenidas prendas de la Educación en Cuba. Uno de los principios fundacionales de dichos centros es la profundización en las ciencias básicas y una de las formas de hacerlo es la preparación para los concursos de conocimientos.

En Las Tunas el esfuerzo de todos los entrenadores y concursantes del Ipvce ha puesto a la provincia en la geografía preuniversitaria del país. Por cinco años la institución mantuvo el puesto cimero de los de su tipo y aunque desde hace dos calendarios se mantiene en segundo lugar ostenta un récord nacional de medallas y puntos, hasta ahora imbatibles.
Maigualida OrtegaMaigualida Ortega Espinosa, tiene actualmente la misión de dirigir el Ipvce Luis Urquiza Jorge. Sobre al acceso al concurso nos aclara que "todos los estudiantes de décimo grado pueden presentarse al examen de habilidades que hacemos, los que aprueban pueden optar por una de las ciencias y así conformamos  inicialmente estos grupos. En el mes de febrero con los resultados de los concursos nacionales se reduce a un grupo, que es el que transita para onceno grado".
La otra vía de entrada es a través de los concursos provinciales de primera categoría. El alumno de cualquier preuniversitario que se presente y quede entre los 10 primeros, tiene derecho a trasladarse y formar parte del centro de entrenamiento, aunque no hayan optado por el Ipvce en noveno grado.
"Contamos con un equipo de entrenadores de gran experiencia en Física, Química y Biología, que por más de dos décadas han ocupado esa responsabilidad. A ellos se suma el de Matemática que lleva ya varios años en esa tarea y con buenos resultados. Tenemos dificultades actualmente con el entrenamiento de Informática. Tuvimos que contratar este curso a un estudiante de quinto año de Ingeniería Informática, el cual conoce el proceso porque es concursante y se estrena ahora como entrenador, con él vamos avanzando", acota la directora, quien a pesar de su juventud desde hace unos cuantos cursos contribuye en el plantel a la formación de nuevos bachilleres.
Las Tunas es una provincia pequeña, pero su ventaja frente a otras de mayores recursos y tradición es la organización de la escuela, además de la calidad de los entrenadores, cuatro de ellos integrantes de la preselección nacional. Los concursantes de décimo grado reciben 20 horas clases de concurso en la oncena, a razón de cuatro frecuencias de cinco horas cada una. Los de onceno y duodécimo grados reciben en ese mismo tiempo 15 horas de entrenamiento.
Acerca de la experiencia de los estudiantes de noveno grado que cursan estudios en la institución, Ortega Espinosa expresa que "no pudieron entrar la mayoría de los ganadores en concursos nacionales y provinciales, pues eran de otros municipios y hubo que llegar hasta el nivel municipal, porque todos debían ser de la cabecera provincial. Tenemos un grupo de 28 y todos han demostrado por su disciplina y su aptitud que merecen estar aquí. Es una enseñanza diferente y reciben clases de nuestros profesores, pero todo se ha ido acoplando y creo que tanto la familia, como los profesores y los estudiantes están contentos.
Otra cuestión a la que se enfrenta este colegio es al escaso reemplazo generacional de sus entrenadores. Por ejemplo, el promedio de edad del claustro de Física sobrepasa los 50 años debido a la estabilidad que por años ha tenido. "Todos los profesores tributan al concurso desde el currículo base, mas tenemos un problema generacional y debemos profundizar en ese sentido. Nuestro reto es recuperar el primer lugar y para eso estamos trabajando", concluye.

Visto 2163 veces

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.