En Cuba también somos sensibles a las vulnerabilidades de los sistemas operativos mundiales, ya sean Microsoft, Android o Mac O

Publicado en Opinión