Martes, 11 Diciembre 2018 07:02

Muebles Ludema: Entrada triunfal a hoteles cinco estrellas plus

Escrito por Jorge Pérez Cruz
El joven ayudante Andri Pérez (primer plano) sigue atentamente las instrucciones de Alcina. El joven ayudante Andri Pérez (primer plano) sigue atentamente las instrucciones de Alcina. Fotos: Ángel Chimeno Pérez.

Las Tunas.- "Al principio nos parecía imposible darles forma material a los complejos diseños que pusieron en nuestras manos para satisfacer los requerimientos de los inversionistas".

El técnico en Elaboración Mecánica de la Madera, Ángel Alcina Pupo, recuerda así el asombro, cuando conocieron el encargo hecho a la unidad empresarial de base (UEB) Calixto Sarduy, conocida como Muebles Ludema, de Las Tunas, de avituallar al hotel Manzana Kempinski, cinco estrellas plus, el de más alto estándar construido en Cuba hasta ese momento.

MueblesLudema2Carmen, Antonio y Ladislen, en ese orden, estudian al detalle
la demanda del hotel Prado y Malecón
.
"Estoy al frente de la brigada de paneles, donde comienzan a gestarse en madera los proyectos y en mis casi 40 años de trabajo nunca habíamos enfrentado nada parecido. Dijimos que sí, nos preparamos para cumplir y cumplimos. Ahora tenemos clientes, materias primas, experiencia, tecnología y disposición de asumir cualquier encargo".

Sin dejar de reconocer el desafío, la arquitecta y diseñadora industrial Carmen Luisa Peña Hernández considera que la designación para esa importante tarea, por su impacto en la sustitución de importaciones, no es obra de la casualidad.

"La Empresa Industria Cubana del Mueble, Dujo, nos escogió por la calidad de los productos que habíamos estado realizando para otras instalaciones del turismo internacional y por la preparación de la fuerza técnica y laboral en sentido general", asevera.

ROMPER LA TRADICIÓN

El área de Ingeniería y Desarrollo se me antoja el cerebro de la fábrica, "nosotros brindamos especial atención al diseño, y llevamos la negociación y contratación de la producción terminada", fundamenta el ingeniero en Elaboración Mecánica de la Madera, Antonio Torres Infante, jefe del grupo.

También máster en Administración de Negocios, Torres Infante argumenta que la incursión en esas producciones significó un reto, "porque tuvimos que romper la tradición y cambiar nuestras rutinas para responder a la solicitud y hacerlo bien, en correspondencia con la confianza depositada en el colectivo laboral".

Es cierto que ya estaban acostumbrados a fabricar muebles destinados a los más importantes polos del turismo internacional en el país, situados fundamentalmente en habitaciones, "pero este pedido no era igual. Sabíamos que el compromiso contraído exigía un extra y nos obligó a superarnos a nosotros mismos, sin excepción de puestos de trabajo", enfatiza la ingeniera industrial y máster en Administración de Negocios, Ladislen Hernández Morales, gestora de venta del mercado turístico en la unidad.

Ladislen cuenta que "fueron muchas las horas de búsqueda en Internet, de intercambios entre colegas, de revisión documental, de preparación de operarios...", y ratifica que valió la pena todo el esfuerzo y el empeño con el cual acometieron el pedido.

"En el área de Maquinado, por ejemplo, estábamos acostumbrados a elaborar mobiliarios más lineales y fue necesario superar esas producciones típicas, porque la demanda incluía elementos con curvaturas, asimétricos y tallados", comenta Torres Infante.MueblesLudema3  La nueva tecnología está dotada de un sistema centralizado de
  extracción de impurezas.

"Desde el punto de vista técnico fueron muchos los retos y en cada taller sus trabajadores no vacilaron en la búsqueda de soluciones y el aporte de ideas renovadoras, con énfasis en las propuestas de los miembros de la Asociación de Innovadores y Racionalizadores", reconoce Luis Cruz Ortiz, secretario del Buró Sindical.

Los directivos aseguran que fueron notables las innovaciones en las diferentes áreas, como la de acabado para lograr las terminaciones y colores que requerían estos muebles, y para conformarlos con diseños eclécticos que mezclan líneas modernas con las tradicionales, muchos de estilo (más de mil 200) moderno y piezas decorativas.

DEL MANZANA KEMPINSKI AL PACKARD

Los especialistas coinciden que amueblar al hotel Manzana Kempinski fue uno de los principales retos para la industria cubana del mueble, entidad que movilizó todas sus reservas y dio amplia participación a muchas de sus UEB, "contribuyeron, además, Muebles Imperio (Guantánamo), Madera (Santiago de Cuba) y Maduc (Camagüey); y, aportaron fuerzas técnicas Lídex (Ciego de Ávila) y Signos (La Habana)", aduce Ladislen.

Y en particular para Ludema, unidad que lideró el proceso, pues en sus talleres fabricaron más de tres mil 793 muebles, que incluyeron alrededor de 180 productos cada uno con características propias y distribuidos en todos los espacios de la instalación: restaurantes, habitaciones, lobby-bar, piscinas, en fin, en las áreas de estar y de recreación y eso marcó un hito.

Al hotel Packard, también con categoría cinco estrellas plus, llegaron con la experiencia del Manzana Kempinski, y a pesar de su complejidad, "todo resultó más sencillo", sostiene Carmen y reseña que la preparación alcanzada y la nueva tecnología instalada les permitió fabricar productos novedosos como las mesas de cortes elípticos, y elementos decorativos que llevan un montaje complejo y ajustable en los propios sitios del hotel y cerca de 190 surtidos diferentes.

MueblesLudema4El cuidado milimétrico del diseño. Solo estas producciones le reportaron a la UEB más de cuatro millones de pesos en moneda total y una cantidad superior a los dos millones en CUC y significaron un sustancial ahorro a la economía nacional por concepto de sustitución de importaciones.

EPÍLOGO

Esa es, también, la respuesta del colectivo a un proceso inversionista que por valor de casi cuatro millones de pesos acometen desde el 2015, que ha hecho posible el montaje de tecnologías de punta que mejoran considerablemente las condiciones de trabajo, humanizan las faenas, protegen el medioambiente laboral y aumentan la productividad y la calidad de las producciones terminadas.

Por todo eso, el ingeniero Olmedo Rojas, el director, está satisfecho, pero no se deja embriagar por los éxitos y sigue de cerca, junto a su colectivo, los nuevos proyectos, algunos de similar abolengo como los hoteles habaneros en construcción Prado y Malecón (cinco estrellas plus) y Gran Hotel (cinco estrellas), entre otros que se edifican en la capital y en los polos de Varadero, cayo Coco, cayo Santa María, Santiago de Cuba y Baracoa.

"Seguiremos brindando esos aportes con seriedad, responsabilidad y entusiasmo, y con la vista y la voluntad puestas en el futuro exportador de nuestra entidad", remarca Olmedo.

Visto 1050 veces Modificado por última vez en Martes, 11 Diciembre 2018 08:02

Escriba su comentario

Post comentado como Invitado

0
  • No comments found