Jueves, 16 Mayo 2019 08:13

Entre aprietos y victorias

Escrito por Freddy Pérez Pérez
Entre aprietos y victorias Internet.

Las Tunas.- Angustiadas y ansiosas, rememorando los difíciles momentos vividos en la década del 90 del siglo pasado, un par de mujeres dialogaban en un ómnibus urbano mientras marchaban hacia la red de tiendas y mercados de esta ciudad, en busca de pollo, aceite, carne de cerdo y arroz, algunos de los productos más demandados en los hogares.

"Este Período Especial parece que viene duro también, porque la escasez de alimentos se deja sentir. Lo que surten no alcanza para cubrir todas las necesidades de la población".
Como suele ocurrir, pronto se incorporaron al debate otras personas, con sus opiniones de las circunstancias actuales en los diferentes espacios de la sociedad. Alguien expresó un criterio con el que coincido:
"No mijita, ¿tú crees que va a volver aquello de comprar una hamburguesa o croqueta con el Carné de Identidad en las cafeterías Dos Palmas, Yumurí... y marcar nuevamente en la cola para adquirir otras? Imposible. Hay aprietos y carencias, pero no es ni será comparable con aquel momento de cocinar con marabú verde, fogones 'nonó', con aserrín o gasoil quemado".
El escenario de la Cuba de hoy, no exento de serias limitaciones económicas, signadas por tensiones financieras externas, no resulta ni parecido a los años en los que estuvimos al borde de la asfixia. Entonces el país supo maniobrar y conducir el proceso de resistencia y consolidar una cultura de coraza frente a las dificultades, aprendizaje que no podemos abandonar ahora ante las amenazas y los nuevos apremios coyunturales.
En pleno 2019, la Isla sostiene sólidos vínculos económicos y diplomáticos con gran parte del planeta, destacándose en particular las relaciones con Rusia y China, de cuyos intercambios comerciales y financieros, nuestra nación recibe maquinaria agrícola, transporte terrestre, ferroviario y mejora la aviación civil.
Asimismo, llegan medicamentos de Vietnam, la India... y otras materias primas para el desarrollo integral, aspiración que no se alcanza de la noche a la mañana, pues ello supone crear infraestructuras en las bases productivas.
Para alcanzar el progreso, el país dispone como nunca antes de los mecanismos y las políticas bien trazadas en los Lineamientos y la Constitución de la República, textos que le atribuyen una renovada dimensión al rol de la empresa estatal socialista.
Sin embargo, de lo que se trata es de trabajar con eficiencia y control, en pos de extraerles el máximo de productividad a esos recursos traídos acá para obtener riquezas redistribuibles en los consumidores, a partir de una real contratación.
Simultáneamente, ya se habla de gobierno y comercio electrónicos, millones de cubanos disfrutan de la magia de los celulares gracias a la informatización de la sociedad, mejora la señal televisiva y la vista está puesta en la robótica, datos impensados en los años 90 y son el resultado de abrirnos al mundo.
Suscribo lo que expresa la mayoría: "Nuestro presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez aparece por todas partes con ese sobrio estilo de trabajo, de diálogo y consulta con las masas. Es incesante en su labor. Habla con el pueblo y ofrece buen trato; pero tenemos que acompañarlo en las acciones cotidianas para darle cumplimiento a cuanto se dice en los diferentes escenarios".
Especial interés debemos ponerles a los planteamientos formulados por el General de Ejército Raúl Castro Ruz y Díaz-Canel en las últimas sesiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular, para evitar en lo posible males mayores. En ese espacio quedó claro lo que hay que hacer para salir adelante y triunfar, con la ejecución de lo previsto en la estrategia y la planificación socialista.

Visto 1233 veces Modificado por última vez en Jueves, 16 Mayo 2019 12:08

Escriba su comentario

Post comentado como Invitado

0
  • No comments found