Martes, 05 Diciembre 2017 05:31

Violencia psicológica: el golpe que no se ve (+video)

Escrito por Yuset Puig Pupo y Misleydis González Ávila

Las Tunas.- A veces son gestos, silencio o palabras sutiles que frenan la libertad de decidir; otras incluyen insultos, chantajes, humillaciones e incluso, pueden acompañarse de una bofetada, un puñetazo y el abuso sexual. Todas, desde las enmascaradas hasta las más visibles, definen la violencia hacia la mujer y constituyen un delito, una violación a los derechos humanos.

A propósito de la Jornada Nacional contra este flagelo, que se desarrollará en el país con sede en Las Tunas del 6 al 9 de diciembre, 26 Digital conversa con la psicóloga Elia Marina Brito Hidalgo, máster en Sexualidad y responsable de la consulta que atiende a las víctimas de maltrato en esta provincia.

Se conoce que la violencia adquiere diferentes formas, unas más sutiles que otras. ¿Qué panorama se percibe en el territorio al respecto?

La mujer tunera está siendo víctima con demasiada frecuencia de la violencia psicológica. Llegamos a esa conclusión, no solo por la asistencia a las consultas, aún insuficiente a pesar de las campañas de prevención; también por la labor en los diferentes espacios. Entre ellos, las casas de Orientación a la Mujer y la Familia, los servicios de Psicología de las distintas áreas de Salud en los municipios, y la Fiscalía.

Elia Marina BritoMSc. Elia Marina Brito.Esta forma psicológica de violentar es la más naturalizada, y por ende, la más invisible. Se manifiesta con el descrédito, la indiferencia, la humillación..., el no permitirle a la mujer ser ella misma ni desarrollar su profesión o una aptitud ante la vida, no solo en el ámbito social, sino dentro del propio espacio hogareño.

Constituye la antesala de todas las otras manifestaciones de agresión. El empujón o la golpiza llegan después de la ofensa y la amenaza.

En esta oportunidad la Jornada va dirigida a la juventud como voz esencial del cambio. ¿Puede referirse a cuáles son las expresiones de violencia hacia este grupo etario?
Lo que más vemos en consulta son los hechos relacionados con el abuso sexual que incluye la violación y el abuso lascivo. Este último ocurre cuando otras personas tocan el cuerpo de la joven, o la obligan a hacer prácticas sexuales como la masturbación. El hecho de que una muchacha sea víctima de una violación sexual, implica que también es víctima de violencia psicológica.

Según los registros, ¿las tuneras denuncian a sus agresores?
Aún las denuncias en la Fiscalía y la Policía no son las esperadas. Muchas veces las féminas tienen sentimiento de culpa. En este sendero queda mucho por hacer por parte de las redes de apoyo y organismos, de despojarnos de prejuicios y mitos, y orientar. Necesitamos insistir más en ello, que la mujer esté más proyectada en la posibilidad de denunciar.

En nuestra consulta, desde el 2007 empezamos a sistematizar la propuesta de atención psicológica a las adolescentes víctimas de abuso sexual, luego la generalizamos a todas las féminas. En este tiempo, hemos percibido que quienes denuncian al agresor, logran un mayor empoderamiento para salir del ciclo de la violencia y rehabilitarse. La mayoría son madres de hijos que también sufren las consecuencias, y para ellas adquiere más significado su evolución.

¿Qué debe hacer una mujer para salir del ciclo de la violencia?
No es un camino sencillo porque se trata de mujeres que tienen una historia de aprendizaje de violencia. Por eso, no solo necesitan hacer la denuncia, sino buscar la ayuda especializada.
Los primeros y terceros viernes de cada mes pueden acudir al centro comunitario de salud mental Graciela Bustillo, ubicado en la calle José Aguirre de esta ciudad.

En las áreas de Salud de todos los municipios laboran psicólogos preparados para atender estos casos. Igualmente encontrarán información y apoyo en las casas de Orientación a la Mujer de la Federación de Mujeres Cubanas.

Visto 1027 veces Modificado por última vez en Martes, 05 Diciembre 2017 14:38

Escriba su comentario

Post comentado como Invitado

0
  • No comments found