Domingo, 15 Abril 2018 08:24

Donar sangre para regalar vida (+videos)

Escrito por Misleydis González Ávila

Las Tunas.- "Mi hijo tiene una enfermedad hematológica y en ocasiones llega al hospital con tres de hemoglobina. Les pido a las personas que donen su sangre para que él y otros tantos puedan vivir", dice Mariela Betancourt Tejeda, mientras las lágrimas nublan sus ojos. Lleva a cuestas un inmenso dolor, pero el amor la hace fuerte.

Esta madre tunera cada día agradece a quienes desde el anonimato contribuyen a preservar la existencia de su Adrián. Al igual que ella, aquí incontables familias reciben el beneficio de ese sano gesto de altruismo que devuelve esperanzas y sonrisas.

Y es esa certeza la que lleva a Yúnior Sánchez Alejo, a extender su brazo desde hace ya más de 10 años. Confiesa que hizo la primera donación en una actividad de la universidad, incentivado por sus compañeros de grupo. "Después de eso me documenté sobre su importancia social y hasta hoy continúo dando mi aporte, ahora en el programa de plasmaféresis".

Lleva sus días sin requerimientos especiales y desmiente las falsas teorías que impiden donar o dejar de hacerlo. Eso sí, reconoce el valor de mantener estilos saludables, dormir bien y practicar deportes, lo que se traduce en una mejor calidad de vida.

Como él, otros tantos tuneros y tuneras dejaron su huella de amor en las diferentes unidades de extracción. Tan solo en el 2017 se registraron unos ocho mil 200 donantes, movidos por el deseo de hacer el bien sin importar la raza o las ideologías.

UNA FORTALEZA DEL SISTEMA DE SALUD

En el Banco Provincial de Sangre recae la responsabilidad de captar el personal que se incorpora en estos programas, así como realizar el procesamiento, almacenamiento, certificación y los análisis en todos los laboratorios epidemiológicos de la unidad. Al mismo tiempo garantiza, de manera sostenida, la seguridad de la transfusión.

En el concluido calendario realizaron aquí, alrededor de 48 mil intervenciones quirúrgicas y se atendieron cerca de seis mil partos, procederes de la asistencia médica que requieren un suministro estable de estos componentes sanguíneos. De manera general recibieron sangre cuatro mil 800 pacientes ingresados en las diferentes salas hospitalarias.

ernesto-utra-"Somos la base de varios programas en el país, sin los donantes y el desempeño del centro sería imposible asegurar la prestación transfusional", explica el especialista Ernesto Utra Álvarez, encargado del sector de la calidad y aseguramiento del proceso.

"Antes, solo se recolectaba y almacenaba el líquido y ahora hablamos de un establecimiento que contribuye de conjunto con el servicio tranfusional al desarrollo de la terapia de células madres. Hace unos años iniciamos la Medicina Regenerativa con plaquetas en Ortopedia".

Asegura, que utiliza en la extracción un material completamente estéril y las bolsas para la recolección son selladas e importadas por terceros países debido al bloqueo.

La sangre se separa en los componentes plaquetas, plasma, glóbulos rojos y el críoprecipitado. A la donada le hacemos el pesquisaje viral que recomienda la Organización Mundial de la Salud. Incluye VIH/Sida, hepatitis B, C y serología para minimizar los riesgos de transmisión de algún virus por infección.

Anualmente el banco aporta unos cinco mil litros de plasma, que emplea la industria de hemoderivados y la biofarmacéutica como materia prima para la elaboración de medicamentos administrados en los hospitales; entre ellos el factor de transferencia, la gammaglobulina antitetánica, antihepatitis B, la albúmina humana y el interferón. Todos estos productos son de elevado costo en el mercado internacional.

"Nuestra provincia tiene un plan de 417 litros mensuales que se obtienen a través de los donantes voluntarios y del programa especializado de plasmaféresis, método automatizado mediante el cual se extrae unos 600 mililitros de plasma y aquí se procesa antes de enviar a la planta de hemoderivados", expone Utra.

Al respecto, Marilú Oliva Fernández, licenciada en Medicina Transfusional y fundadora de la institución, refiere que el programa inició en el año 1988 de manera manual. "A partir de 1993 comenzamos a utilizar las máquinas para realizar el proceso en tres ciclos por medio de la centrifugación que aísla el plasma de los hematíes, y estos últimos retornan a la persona".

Actualmente disponen de cuatro máquinas con tecnología de última generación procedentes de China. Asimismo cuentan con equipos para colectas de plaquetas por aféresis que permiten obtenerlas y reinfundir al donante con los glóbulos rojos y parte del plasma.

                                         OFRECER VIDA EN CADA GOTA

Si bien el territorio cumple con las donaciones que están en el orden de las mil 500 al mes, existen dificultades con la obtención de los grupos sanguíneos no habituales. "Nos referimos fundamentalmente al O negativo, donante universal que paradójicamente solo puede recibir sangre de su propio grupo. De manera muy similar ocurre con los otros factores negativos.

"Nuestro equipo -comenta Utra Álvarez- aplica la política de captar donantes especiales de la reserva que pertenezcan a ese tipo sanguíneo, ya tenemos 200. Ellos facilitan la actividad del centro; a veces, en condiciones especiales, se hace necesario localizarlos. Además de esa medida, tenemos diariamente un stock para situaciones de emergencia y del Programa Materno Infantil".

Más allá de las opiniones y mitos prevalece una realidad y es que en cualquier lugar del mundo si no existe un suministro estable del vital tejido líquido mueren las personas, principalmente aquellas que lo requieren periódicamente. "Los años de experiencia me permiten afirmar que las donaciones transitan por un proceso seguro y en días se repone el volumen aportado".

Quienes deseen contribuir en este humanitario gesto pueden acudir a este centro, a los bancos municipales ubicados en Puerto Padre, Jobabo, "Amancio" o a las unidades de extracción de las áreas de los policlínicos en el horario de 7:00 de la mañana a 12:00 del día. Cuatro son los requisitos fundamentales: estar sanos, con una edad entre los 18 y 65 años, hemoglobina por encima de 125 gramos por litros y acudir en ayuna.

Podemos convertirnos en esos hombres y mujeres que encuentran en el amor al prójimo el impulso para formar parte de esta solidaria obra, y reciben, a cambio, la satisfacción de sentirse útiles a la sociedad. Meditemos en el asunto porque como afirma el especialista Utra, "cuando usted dona, entrega al ser humano el mejor de los regalos: la vida".

 

 

Visto 2244 veces Modificado por última vez en Miércoles, 23 Mayo 2018 13:02

Escriba su comentario

Post comentado como Invitado

0
  • No comments found