Jueves, 11 Octubre 2018 07:40

Servir con el corazón (+audios)

Escrito por Misleydis González Ávila

Las Tunas.- Adela y Amparo comparten el amor por la profesión desde hace varias décadas. Eligieron abrazar la Estomatología y hoy, al mirar hacia atrás, sienten profundo orgullo de la sabia decisión que las hizo tomar el mismo rumbo. Bastante ha llovido hasta la fecha, pero conservan la pasión de los años mozos y ese gran corazón que entregan sin reparos a sus pacientes.

Hablan en plural porque son un equipo y los éxitos de una lo disfruta la otra como propio. "Hemos dedicado la vida a esta especialidad -dice emocionada la doctora Adela Pérez Osorio-. La clínica Héroes de Bolivia es nuestra segunda casa y pudiéramos decir que la primera porque permanecemos el mayor tiempo aquí.

"Ya son 47 años de labor; empecé muy joven en septiembre de 1971 como técnico clínico. En ese tiempo, mi grupo ocupó la posición de estomatólogos, aún no graduados, en una clínica recién inaugurada. Nos dieron la responsabilidad de formar a nuevos técnicos, luego nos hicimos estomatólogos y finalmente especialistas en prótesis".

La distinguen el buen trato, la dulzura y la humildad; por lo que además de excelente profesional es un ser humano admirable. "El paciente es mi reto de todos los días; cuando se va sonriente y feliz yo me siento tremendamente realizada".

Su fiel compañera, Amparo González Laguarda, asiente cada una de esas palabras y asegura que en sus 49 años de servicio nunca ha tenido una llegada tarde. "Llevo consagrada a la atención estomatológica desde los 17 años. Somos un colectivo muy unido y disfruto lo que hago.

"A este trabajo también le agradezco muchas de mis amistades. Dondequiera que una va, las personas te reconocen por las tantas consultas y visitas de terreno". Y es también el fruto del sacrificio, la responsabilidad y la calidad de su desempeño, aunque no lo exprese por modestia.

¿Cuándo se jubilarán?, es la interrogante de muchos al considerar que merecen un descanso. Sin embargo, ninguna de las dos tiene una fecha definida.

"Aún no estoy preparada para tomar esa decisión -afirma Adela-, todavía puedo aportar un poco más y apoyar a esa nueva generación que viene recogiendo las banderas enarboladas por nosotras durante tantos años". Amparo tampoco titubea en su respuesta: "Estaré en la clínica hasta que la salud me acompañe".

Ahí van las dos, felices y seguras de que este es su lugar, y que nada engrandece más que servir a los demás, y hacerlo de corazón.

Visto 1097 veces Modificado por última vez en Jueves, 11 Octubre 2018 19:23

Escriba su comentario

Post comentado como Invitado

0
  • No comments found