Sábado, 20 Abril 2019 02:52

Los trazos del alma

Las Tunas.- Entre los recuerdos de mi adolescencia que atesoro con devoción figura una carta de mi madre. Está redactada de su puño y letra sobre las dos caras de una hoja de libreta, y data de cuando partí a estudiar por primera vez lejos de la familia. "Cuídate mucho, mi´jo, y no olvides mis consejos", me escribió con su elegante caligrafía palmer que tanto le elogiábamos. A pesar del tiempo transcurrido, siempre que vuelvo a releerla me conmuevo y se despliega ante mis ojos su semblante venerable.

Publicado en Especiales