Imprimir
Visto: 2877

coronavirus 1

Las Tunas.- En correspondencia con la actual etapa que vive el país, las autoridades sanitarias de la provincia refuerzan las medidas de control y enfrentamiento al nuevo coronavirus, que en Cuba ya afecta a 35 personas, provenientes de distintos países o por contacto con extranjeros enfermos.

viviane1Viviana Gutiérrez Rodríguez, directora de Salud en Las Tunas, afirma que los diferentes organismos y organizaciones políticas y de masas acompañan al sector para enfrentar el contagio y transmisibilidad de la enfermedad en esta etapa pre-epidémica.

El primer momento -dijo- se ha caracterizado por la capacitación, liderada por la Universidad de Ciencias Médicas. Allí preparan al personal de esta esfera y a los trabajadores de las instituciones de otros campos. Asimismo, se desarrollan las audiencias sanitarias en los centros laborales y en las comunidades con la participación de los CDR y la FMC. “En poco tiempo nuestro pueblo se ha alistado para enfrentar esta enfermedad que tiene una elevada letalidad”.

Gutiérrez resaltó las pesquisas activas entre las medidas más importantes, pues las infecciones respiratorias agudas presentes en las comunidades y la forma de detectarlo es el principal paso para encontrar un caso sospechoso.

La actividad es efectuada por más de mil 700 estudiantes y médicos y enfermeras de familia, más los grupos comunitarios. Cada uno de los pacientes diagnosticados durante las pesquisas van a los consultorios médicos, cuerpos de Guardia y se les da un seguimiento diferenciado”.

Todo este proceso de pesquisaje se realiza en los 550 consultorios médicos de familia y hogares de ancianos; por ser los adultos mayores los más vulnerables a padecer el nuevo coronavirus y las complicaciones.  “La provincia cuenta con 11 mil ancianos, una cifra importante que requiere el apoyo de la población para su protección y evaluación oportuna”.

Actualmente, permanecen bajo vigilancia en las áreas de Salud más de 140 personas, provenientes de varios países. Una vez que inician con síntomas respiratorios pasan a ser considerados como sospechosos de la Covid-19 y son ingresados en los centros de aislamiento; y los extranjeros, remitidos a la provincia de Holguín.

Según las últimas regulaciones, los residentes cubanos que lleguen desde otras naciones deberán cumplir un período de aislamiento de 14 días y aquí adoptan las medidas precisas para garantizar el cumplimiento estricto de la disposición.

La directora provincial de Salud solicitó a los tuneros que se sumen a esta gran batalla para que respalden a los médicos de familia en el ingreso oportuno a posibles enfermos. “Esperamos una respuesta enérgica de nuestro pueblo ante este evento, uno de los mayores de los últimos años”, afirmó.

Entre las principales tareas también figura el cuidado a los trabajadores de Salud, quienes con una enorme disposición dan el paso al frente a fin de contener la enfermedad. "En el centro de aislamiento y hospitales existen los medios de protección y así evitar la infección de los profesionales tuneros", concluyó.