Culto familiar en Las Tunas

El primer ministro Manuel Marrero Cruz, en la Mesa Redonda efectuada el pasado lunes, pedía a las instituciones religiosas y a los fieles cubanos en general tener en cuenta las medidas adoptadas por el Gobierno en aras de evitar las aglomeraciones, pues en los diferentes horarios de culto se reúne en los templos una considerable cantidad de personas.

Pastor bautista José A. La Hera CastilloLas Tunas.- El pastor reverendo José Andrés la Hera Castillo, presidente del distrito misionero Las Tunas de la Convención Bautista de Cuba Oriental (CBCOr), dijo a 26 Digital que la Obra que representa en esta provincia apoya las disposiciones de las autoridades para prevenir en lo posible el incremento del contagio, ante la presencia en el país del SARS-CoV-2, causante de la Covid-19.

Mientras estas regulaciones estén vigentes no se efectuarán cultos en los templos o lugares habituales de reunión de iglesias y misiones, tampoco se realizarán la visitación y otras actividades inherentes a la predicación del Evangelio. Los miembros y visitantes de las congregaciones solo harán cultos familiares para orar y compartir la Palabra.

“Estas reuniones en los propios hogares, manteniendo el cumplimiento de las medidas higiénico-sanitarias, nos permitirán además de fortalecer la vida espiritual de cada creyente, mostrar a los familiares que no lo son el amor de Dios, y transmitirles un mensaje de fe, de aliento; y por supuesto, orar por ellos, por la comunidad, por nuestro país y por todas las naciones", dijo La Hera vía telefónica.

“En los templos permanecerán los pastores y algún miembro del liderazgo, si es necesario, para atender cualquier necesidad. Hemos hecho un llamado a nuestros ancianos y a toda la comunidad bautista a ser ejemplo de disciplina, pues Dios nos llama a acatar las ordenanzas y leyes, es un Dios de orden”.

Similares provisiones fueron tomadas por varias denominaciones cristianas y otros credos. Durante estos días, pastores, líderes y creyentes han compartido a través de las redes sociales la necesidad de ser prudentes, disciplinados, permanecer en las casas el mayor tiempo posible; y también cómo desarrollar un culto familiar y otros mensajes de edificación y aliento.