coronavirus 1

Las Tunas.- A reforzar el trabajo casa a casa con el apoyo de las organizaciones de masas y cumplir con las estrategias diseñadas para hacer frente al nuevo coronavirus SARS-CoV-2 fue el llamado de Manuel Pérez Gallego, presidente del Consejo de Defensa Provincial (CDP) en Las Tunas.

Durante la evaluación sistemática del plan de acción local se informó que ya están listos los nuevos centros de Aislamiento para el ingreso de los más de mil 400 tuneros que pudieran llegar desde otras naciones; así como la disponibilidad del personal de Salud que los asistiría. Entre las propuestas se hallan el campus Lenin de la Universidad, el antiguo Politécnico de la Salud y el motel Ferroviario.

Actualmente, más de 38 mil 400 trabajadores del sector presupuestado permanecen interruptos, unos 12 mil 700 se acogen a la modalidad del empleo a distancia y mil 522 madres están protegidas con la totalidad de su salario durante el primer mes, y luego, con un 60 por ciento hasta el reinicio de las clases.

En correspondencia con las decisiones del país, están suspendidas las actividades públicas, principalmente de organismos como Cultura, Deporte y Vivienda. Hasta la fecha se efectuaron 529 solicitudes de suspensión temporal de trabajadores por cuenta propia, fundamentalmente de arrendatarios, dueños de gimnasios y restaurantes, y trabajo contratado.

Una vez más se insistió en la necesidad de liberar al mayor número de personas residentes en diferentes municipios que laboran en la cabecera provincial, buscándoles alternativas dentro de las modalidades de empleo. En la medida que disminuya el nivel de actividad también lo harán los servicios de transporte.

Por otra parte buscan alternativas para garantizar la seguridad de los deambulantes. Asimismo, fueron alertados a los familiares de los caminantes sobre la urgencia de mantenerlos a buen amparo en sus casas.

Otro de los asuntos vitales revisados por el CDP es la distribución de cloro en los diferentes puntos. Las máximas autoridades enfatizan en la información oportuna a la población sobre la ubicación exacta de estos sitios de expendio.

La distribución de alimentos también resulta un punto de obligada verificación en cada uno de estos encuentros. Aunque se mantiene la distribución de productos agropecuarios, todavía no se satisface la demanda del municipio cabecera, razón por la cual se solicita un mayor rigor con las unidades productoras.

Al quedar suspendida la feria de los fines de semana, la indicación es distribuir todos los surtidos que allí expendían por los diferentes mercados y placitas de la ciudad para acercarlos a la población y evitar grandes aglomeraciones. Con respecto a la carne de cerdo tampoco se logra el propósito; no obstante, hay un mayor suministro de croqueta, vísceras, morcilla y picadillo, entre otras opciones.

El presidente del Consejo de Defensa reconoció que en Las Tunas se percibe más organización en las colas y muchas personas andan con nasobucos para protegerse de la Covid-19; aún así, hay que continuar ganando en percepción de riesgo y solo salir de casa por motivos muy justificados.