educacion universitaria8

Las Tunas.- Desde el miércoles 25 de marzo en la Universidad de Las Tunas se suspendieron las actividades docentes de pregrado y posgrado de todos los tipos de curso (diurno, por encuentros y a distancia), los que pasaron de manera temporal a la modalidad de no presencial. Ello respondió a las medidas de enfrentamiento a la Covid-19 que fueron adoptadas por el Ministerio de Educación Superior (MES).

En diálogo con 26 Digital, Aurora Ramos de las Heras, rectora de la casa de altos estudios, explicó cómo se organizó de manera rápida el proceso y ofreció detalles sobre las tareas que realizan actualmente docentes, estudiantes y trabajadores de la institución.

aurora ramos rectora ult¿Qué indicaciones recibieron los estudiantes a partir de la suspensión temporal de las clases?

Los estudiantes se retiraron a sus hogares con los materiales docentes, bibliografías, guías de estudio y tareas bien concretas que tienen que cumplir en este período. Lo más importante además, es que tienen la preparación de lo que deben hacer como promotores en su familia y su comunidad apoyando el aislamiento de las personas y evitando la movilidad.

Los que cursan maestrías se mantienen sin actividades presenciales, no obstante disponen de las orientaciones de los cursos que recibieron, de manera que puedan autoprepararse. Asimismo, los estudiantes del curso por encuentro cuentan con las instrucciones para sistematizar los contenidos recibidos.

Se están haciendo coordinaciones con Etecsa para que los alumnos tengan acceso desde sus dispositivos móviles a la plataforma Moodle y a la página web de la Universidad sin costo. Eso les permitiría revisar los materiales colocados en la intranet del centro y facilitaría el estudio.

¿Qué tareas cumplen hoy docentes y trabajadores de la institución?

Los profesores tienen bien organizado su trabajo. Continúan la preparación de los materiales docentes y aprovechan este tiempo para avanzar en sus investigaciones y en la elaboración de artículos científicos. Como tenemos horario abierto, ellos acostumbran hacer actividades de este tipo desde el hogar. Los no docentes también se incorporaron al teletrabajo con un plan reajustado, relacionado con acciones de autosuperación según sus funciones.

En la Universidad se queda un colectivo cumpliendo acciones vitales como las de cierre económico y contable, las de preparación de las nóminas para el pago, de secretaría, lo relacionado con el ingreso a la Educación Superior, así como la seguridad y protección. Es mínimo el trasiego de personas en la entidad, porque se pretende que estemos en nuestros domicilios cuidándonos.

¿Cómo se garantiza la seguridad del centro?

El personal de Seguridad y Protección se mantiene en la institución con la labor de proteger los recursos y aplicamos en este caso el plan que normalmente empleamos en períodos vacacionales. Los medios de computación los guardamos en los lugares preestablecidos, sellamos locales y las llaves se dejan en el puesto de mando. Además, una guardia operativa de los cuadros principales responde permanentemente por la vitalidad de la Universidad.