coronavirus119

Las Tunas.- Las autoridades sanitarias en Las Tunas extreman la vigilancia a los pacientes sospechosos de la Covid-19, a sus contactos y a viajeros que llegaron desde otros países, actividad que ahora se fortalece con los test de diagnósticos rápidos y el PCR en tiempo real.

Un total de 107 personas se hallan en los centros de aislamiento, instituciones hospitalarias y otros 45 tuneros contactos de posibles enfermos están hoy en la sede Lenin de la Universidad de Las Tunas, según la última información ofrecida a 26 Digital.

Por otra parte, 84 viajeros que arribaron al país después del día 24, fecha en la que se adopta la medida de aislarlos en centros locales desde el mismo momento de su llegada, se encuentran en el Cerro de Caisimú y en la Universidad de Ciencias Médicas, específicamente en el antiguo Politécnico de la Salud. Otros 409 están controlados por el médico y la enfermera de la familia en las comunidades.

Los últimos 21 resultados de exudados nasofaríngeos fueron negativos y hoy enviaron 51 pruebas hacia el laboratorio de Santiago de Cuba para un total de 210 realizadas en esta provincia.

La pesquisa activa en las comunidades es una de las prioridades en el plan de enfrentamiento a la Covid-19. De acuerdo con lo informado, están reportadas unas mil 612 infecciones respiratorias agudas en la comunidad, las cuales son seguidas de muy cerca para evitar la complicaciones y detectar de manera oportuna si tuvieran alguna relación con el nuevo coronavirus.

Hasta el momento de la redacción de esta nota, los tres casos positivos a la Covid-19 en esta provincia mantenían una evolución favorable, al igual que todas las personas que son controladas por el sistema sanitario local.

El excelente trabajo preventivo, el pesquisaje, la vigilancia y la oportuna intervención ante la detección de los enfermos hacen que en el Balcón del Oriente Cubano la situación sanitaria permanezca controlada. Sin embargo, todavía algunos no interiorizan el peligro real de esta enfermedad, y sería lamentable que constaten lo que para otros es ya la más dolorosa certeza.