muestras6

Las Tunas.- “Nuestro Estado no escatima recursos para garantizar la salud de las personas”, afirmó el doctor Diego Julián Álvarez Dopazo, director del Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología, quien se comunicó con 26 Digital para detallar lo ocurrido alrededor del caso de la niña de 3 años de edad, residente en esta provincia, quien en un primer momento fue informada como positiva a la Covid-19 y luego tras excepcionales pruebas confirmatorias se concluyó que era negativa. 

“Como se hace con todos los casos que se estudian y analizan por Las Tunas y a nivel nacional, explicó Álvarez Dopazo, se ve al detalle en una Comisión Técnica Provincial integrada por un grupo de expertos que le dan seguimiento al enfrentamiento al coronavirus”. Dicha comisión, añadió, discute los casos que van incidiendo en el tema de la vigilancia epidemiológica con respecto al coronavirus, dígase casos sospechosos, de contacto con sospechosos y alguno que resulte confirmado”.

El titular de Higiene, Epidemiología y Microbiología precisó que con respeto a la niña tras la encuesta epidemiológica no pudo establecerse con claridad su posible fuente de infección. Por lo que, dijo, previa consulta con el Puesto de Mando Nacional y en especial con el Ministro de Salud Pública, se decidió excepcionalmente realizar una segunda toma de muestra, la cual se envió al laboratorio de referencia en Santiago de Cuba.

“Esa última muestra se evaluó dos veces en el día y ambas dieron negativas. Quiere decir que en dos ocasiones más se trató de esclarecer ese caso y por lo tanto eso nos dio un rango de confianza mayor”, afirmó.

Respecto a los contactos detectados alrededor de la paciente, señaló que estos deberán cumplir los protocolos de aislamientos establecidos, incluyendo la realización de pruebas PCR en tiempo real, cuyos resultados aún están pendientes.

A raíz de estos sucesos, el doctor Álvarez Dopazo insistió en la necesidad de que las personas mantengan elevada la percepción del riesgo y que cumplan con todas las medidas indicadas para evitar la propagación de la Covid-19. “Tiene que ser una disciplina consciente que no sientan una imposición de las autoridades del Gobierno o de las organizaciones de masas, sino que concienticen la importancia de mantener el aislamiento social, las medidas higiénico-sanitarias del lavado frecuente de las manos y del uso del nasobuco”, concluyó.