covid lastunas1

Las Tunas.- Cada nuevo día sin casos positivos a la Covid-19 en esta oriental provincia es un respiro extendido para quienes desde la primera línea desafían a este enemigo, ya no tan invisible. Sin embargo, ilusos aquellos que dan por sentado que el nuevo coronavirus va de retirada y que a los tuneros no les toca.

El director del Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología, Diego Álvarez Dopazo, refiere que en Las Tunas la incidencia de 2,8 por cada 100 mil habitantes evidencia una situación favorable, pero esta batalla no ha llegado a su fin.

Asegura que las pesquisas activas, la vigilancia epidemiológica, los controles de foco alrededor de los positivos y las inspecciones en fronteras han sido determinantes, pero que nadie confunda el actual panorama sanitario, con un relajamiento de las medidas higiénicas ni de distanciamiento social.

Hasta el momento, en el territorio 15 personas han resultado positivas a la Covid-19, una de ellas fallecida. Suman seis los pacientes de alta epidemiológica que, tras egresar del hospital Fermín Valdés, permanecieron 14 días más, aislados en el domicilio. Todavía tres de los recuperados clínicamente deben cumplir el período establecido para el alta definitiva.

Según el último parte, 18 tuneros están en centros de aislamiento para sospechosos, mientras otros 257 se hallan en los locales habilitados para contactos. En el Cerro de Caisimú permenecen 13 viajeros provenientes de países en vuelos especiales.

Los 104 resultados de muestra de PCR fueron negativos y ya se contabilizan casi tres mil 160 test de diagnóstico rápido. Por otro lado, se realizaron las pesquisas a 193 mil 46 personas, de las cuales 54 manifestaron síntomas respiratorios; todas examinadas en la Atención Primaria de Salud.

El doctor Dopazo insiste en que ante este escenario no debe bajarse la guardia para evitar nuevos contagiados. Son momentos cruciales en los que urge mantener la disciplina y quedarse en casa, como una verdadera muestra de solidaridad y amor al prójimo.