gel yaciel

Las Tunas.- Un gel desinfectante de manos es el nuevo producto que exhibe el grupo empresarial Laboratorios Biológicos y Farmacéuticos (Labiofam) en Las Tunas, con el objetivo de continuar el desarrollo de artículos para enfrentar la propagación de la Covid-19 en el territorio.

Con una creación completamente autóctona, el gel, unido a la loción desinfectante de manos y la solución hidroalcohólica para limpiar superficies, es otro de los productos que crea esta empresa como resultado de la ciencia y el talento de sus especialistas a fin de neutralizar el virus SARS-CoV-2.

Según nos informa Yusimí Tamayo Ronda, directora de Producción y Negocios de la organización empresarial, “el gel surge ante la demanda de la población de utilizar otros productos que garanticen la higienización de las manos, como parte de la labor preventiva contra la pandemia”.

gel yaciel 2

“La idea de crear esta nueva propuesta en el propio territorio no se hizo esperar y, manos e intelecto a la obra, dimos con los compuestos idóneos. Elaboramos el desinfectante a partir de la sábila, por las altas propiedades que tiene”, argumentó Yusimí.

Único de su tipo en el grupo empresarial a nivel nacional, el preciado líquido acuoso, elaborado en la planta de biopreparados, ubicada en Río Potrero, cuenta ya con cerca de tres mil ejemplares que se comercializan en el sector mayorista y pronto se expenderá directo a la población a través de los puntos de venta de esta empresa, ubicados en todos los municipios del territorio, manifiesta Tamayo Ronda.

“Empleamos la sábila por ser medicinal y además, por su cristal, vital para la fórmula acuosa y la textura del gel”, aclara Tonia Rodríguez Mayedo, quien es la especialista principal en la planta de biopreparados.

“Aprovechamos las posibilidades que da esta especie con sus propiedades antibacterianas y dermoprotectora, que además de higienizar, suaviza la piel y tiene un efecto cosmético, pues le aporta minerales a las manos, producto que será bien recibido por la población”, aseguró.

“Estamos hablando de un producto completamente natural, a base de sábila y alcohol, este último ingrediente con la función bactericida”, detalló Rodríguez Mayedo. “Es un proceso de elaboración difícil, que necesita mucho cuidado y personal capacitado para el correcto manejo de las sustancias y la extracción del cristal”, concluyó.