Imprimir
Visto: 1395

superbandaclown

Las Tunas.- La compañía tunera Teatro Tuyo cumple hoy sus 21 años. Varias son las luces que acompañan su camino en pos de enaltecer el arte del clown no solo en Las Tunas, sino en Cuba y el mundo. Se trata de un colectivo que no deja de sorprendernos y una se pregunta de dónde saca fuerzas (porque talento sobra), para renacer en cada puesta. Seguro la respuesta está en el público, su destinatario.

Sobre este grupo se podría hablar mucho y todo bueno. Desde sus múltiples premios (Villanueva de la Crítica, de Actuación Adolfo Llauradó, Caricato…) hasta sus proyectos devenidos en hechos por el bien de la escena cubana, entre ellos el Festival Internacional de Payasos, la Escuela Nacional del Clown y su simbiosis en el escenario con exponentes de otras manifestaciones artísticas como la música (experiencia con el dúo Claroscuro, por ejemplo).

Solo en el 2019 “los tuyos” realizaron giras por los países de El Salvador, Dinamarca, Suecia, República Dominicana, Argentina y México, además de otras provincias de la Isla, y en todos esos sitios cosecharon éxitos. Uno de ellos ocurrió en el Festival Internacional de República Dominicana, en el que el actor Ernesto Parra (director de esa cofradía) y la actriz Aixa Prowll obtuvieron los premios de actuación masculina y femenina.
Foto Teatro Tuyo

“Solo he hecho teatro todos los días porque, al final, habla el trabajo y no las palabras”, dijo Parra, a quien muchos lo identifican con uno de sus personajes: Papote. A pesar de su exigencia, insiste en la importancia de disfrutar la labor y aclara: “Soy un niño a quien le gusta jugar e invita a la gente a que participe en sus juegos”.
Tanto para él como para sus colegas, la compañía ha sido un regalo de la vida. Así manifestaron varios de sus actores a 26 Digital:

Adrián Bello Suárez, con alrededor de ocho años en ese gremio: “Es una bendición, una ganancia, me ha desarrollado muchísimo. Yo pasé la escuela Manuel Muñoz Cedeño (en Bayamo) y el ISA (en Santiago de Cuba), y en ninguna de las dos se estudia clown. Teatro Tuyo me ha enseñado no solo la especialidad, sino cómo traspasar con este arte las barreras de la comunicación, además, me he nutrido de experiencias maravillosas dentro de Cuba y en otros países. La compañía significa trabajo, amor y familia. Cuando nuestra sede estuvo con las puertas cerradas, todos los días, varias personas nos preguntaban cuándo reabriría; nos hemos ganado el cariño del público”.

Alejandro Miguel Batista Pupo, con más de 10 años en el colectivo: “Lo que más me ha marcado es que me ha dado un personaje que no sabía que vivía dentro de mí, pero este afloró con la ayuda de los miembros del equipo. También me dotó de una técnica. Me llama la atención la voluntad de hacer del colectivo y la capacidad de Ernesto de enamorar a la gente con su trabajo. Sin dudas, nuestras funciones causan mucho bien en el público".

Arisleydis Jorge Domínguez suma alrededor de tres años: “Luego de estudiar en la escuela Manuel Muñoz Cedeño, el colectivo me ha ayudado mucho en mi preparación, es como otra escuela. Es muy bonito vivir el proceso de preparación previo a los espectáculos porque nuestras propuestas son escuchadas. La obra que más me ha marcado es Juegos Olimpiclown, pues me obligó a superarme".

Jesús Ricardo Pérez Sicilia, estudiante de la Escuela Nacional del Clown, quien en el 2016 se graduó de la escuela profesional de arte El Cucalambé: "Después de licenciarme del Servicio Militar me incorporé al grupo. Lo más interesante de la técnica del clown es que en la medida en que te superas ves el resultado de tu esfuerzo. Recuerdo una vez que después de terminar una función en el parquecito tunero La Cubana, luego de quitarme el maquillaje y cambiarme el vestuario, le dije a una niña que se quedó mirandome: Yo soy el payaso; ella inmediatamente me abrazó; fue un momento especial.

Aixa Prowll: “No tenemos un referente en cuanto a la estética del clown, pero cuando lo muestras al público vemos que funciona. También hemos creado nuestras propias técnicas corporales. Ha sido un camino bonito, que amerita dominio, preparación física y de todo tipo, además de tener las herramientas. Soy graduada de Nivel Medio de la Escuela del Circo, pero allí no se estudiaba clown. Ha sido un reto doble porque tuve que deformar mis técnicas y llevarlas a la actuación, de lo cual no tenía experiencia. Mi primera obra fue Caminante, junto a Adrián Bello. Con esa pieza tuve una experiencia bonita, porque actuando en una acrobacia me torcí un tobillo y tuve que salir del escenario, pero volví y terminé la función, al final, las personas pensaron que eso estaba montado, que era parte de la actuación. Entré al grupo como profesora de Técnicas de la Danza, que estudié en Nivel Elemental, y aunque soy pareja sentimental de Ernesto, no hay diferencia para mí, la exigencia es la misma de los demás".

Este grupo teatral surgió el 15 de enero de 1999 bajo el nombre de Proyecto Piñata y empezó a llamarse Teatro Tuyo a partir del estreno de la obra Dos historias para ser contadas. Hoy posee un alto valor estético, artístico y metodológico y constituye, según varios expertos en el tema, un referente a nivel nacional e internacional dentro de su especialidad en el arte de las tablas.