Imprimir
Visto: 1253

ESBU Wescenlao rivero

Las Tunas.- Despertar sensibilidades artísticas en las nuevas generaciones es una prioridad para el sector de la Cultura en la provincia, que desarrolla actividades con ese fin en escuelas de la enseñanza general.

Hasta la ESBU Wenceslao Rivero, del municipio cabecera, llegaron recientemente las escritoras del patio Danaisa Rojas y Yuslenis Molina, dispuestas a compartir versos y saberes con adolescentes de octavo grado. Según informó esta última, se trata de una iniciativa del Centro Provincial del Libro y la Literatura que cada mes lleva la lectura a sus destinatarios, con variedad en cuanto a los literatosque protagonizan los encuentros y también en relación a las instituciones escogidas.
En esta ocasión Danaisa, presidenta a nivel provincial de la Asociación Nacional de Ciegos y Débiles Visuales (Anci), compartió poemas de su autoría e instruyó a los alumnos sobre el surgimiento y la evolución del Sistema Braille, además de homenajear a José Martí, Héroe Nacional de Cuba, quien también fue poeta.
Aunque Danaisa es una persona invidente, eso no fue limitación alguna para propiciar el diálogo con los estudiantes y responder sabiamente sus curiosidades con relación a su desempeño profesional durante un bonito intercambio de ideas.
Otra acción encaminada a aumentar la cultura integral de los pinos nuevos la lleva a cabo la ESBU Carlos Marx, de esta ciudad, que ha realizado por estos días recorridos a centros culturales como parte de un círculo de interés que, aunque es de música, no excluye la superación intelectual en relación a otras manifestaciones del arte.
La Casa Iberoamericana de la Décima El Cucalambé, la casa de la cultura Tomasa Varona, el museo provincial Mayor General Vicente García y la Plaza Martiana estuvieron entre los sitios visitados.
Guiados por el metodólogo provincial de Música Ernesto Guevara (líder del círculo de interés) yel profesor Juan Antonio Nápoles, los educandos conocen las ofertas de las instituciones en materia de programación; datos de interés sobre la historia y la cultura local; así como el desempeño de sus protagonistas.
“Es una propuesta interesante, pues ampliamos nuestros conocimientos”, dijo la alumna Daimelkis Labrada Rojas. “En mi caso particular me gustó mucho visitar la Plaza Martiana, pues compañeros de ahí nos explicaron cosas curiosas sobre un lugar que es orgullo de los tuneros”, agregó Leandro Isada Fonseca.
Sembrar en quienes serán el relevo el interés y el amor hacia la cultura cubana es una necesidad. Ejemplos como estos deberían multiplicarse, pues cuando se trata de lo primero que hay que salvar, nunca serán suficiente las acciones.