Imprimir
Visto: 1077

Polichinela 1

LasTunas.- Por segunda ocasión volvió Polichinela (reconocido títere italiano) a sorprender a los tuneros de la mano del versátil actor habanero Víctor Airosa, en una clara adaptación contemporánea del personaje al contexto cubano.

El bulevar de la ciudad de Las Tunas se enriqueció la víspera con su actuación para deleite de los presentes, en su mayoría infantes, como parte de las presentaciones programadas por la Jornada Teatral Perro Huevero, que auspicia aquí la Asociación Hermanos Saíz (AHS). Entre risas y emociones del auditorio transcurrió la puesta, que cumplió el objetivo de divertir al público, según comentó Airosa a 26 Digital.

La obra, conocida como Las descabelladas historias de Polichinela en La Habana (o en Las Tunas, para la ocasión), narra cómo el títere llega a esta tierra y se enamora de la mulata Margarita que lo hace olvidarse de su antiguo amor: la italiana Teresita. La trama transcurre entre divertidas aventuras, en las cuales el protagonista al final sale airoso, luego de ser maltratado física y emocionalmente, incluso, por la misma muerte, que lo persigue desde Europa.

Se trata de una pieza para todos los públicos, en la que Airosa demuestra sus dotes como titiritero al manejar con gran habilidad los muñecos (además del principal, están los personajes del propietario, la mulata, el perro y la muerte), muchas veces con ambas manos, sin nunca perder la coherencia.

El retablo usado, sencillo pero práctico, permite ser armado con facilidad por el actor previo al acto y ya en escena, adaptarse con facilidad al ambiente que le rodea.

Además de la comicidad y el encanto, la puesta propicia un mágico intercambio con el público, pues en ocasiones los usuarios participan en el proceso como es el caso de cuando el propietario es lanzado por Polichinela en su intento de meterlo en una caja de muerto.

Risas y más risas acompañan este viaje por la imaginación que, amén de la ficción, refleja rasgos esenciales de nuestro pueblo como el humor y el sentido común frente a las adversidades.

Las descabelladas historias de Polichinela… en Las Tunas las van recordar por mucho tiempo, estoy segura, tanto niños como adultos. Vuelva pronto, querido títere, esta ciudad dejó para usted las puertas abiertas.