exposicion en Canada

Las Tunas.- El fotógrafo tunero Michel Johnson Sánchez se alista para volver a Cuba desde Canadá, donde su exposición The Ivory Tower quedó aplazada a causa de la pandemia del coronavirus.

fotografo tuneroA través de las redes sociales, 26 Digital conversó con este joven talento, quien en el 2019 expuso en el teatro Solís, el más antiguo de América y referencia cultural para Montevideo, Uruguay.

“Agradezco por la seguridad que me han brindado, ante el escenario del nuevo coronavirus, a la Embajada de Cuba en Canadá y a todo su personal, en especial a su embajadora Josefina Vidal Ferreiro y a la encargada de prensa, Areadna Quintana Castañeda. También al Consulado General de Cuba en Toronto, máxime a la cónsul general Tania López Larroque. Ellos constantemente se han preocupado por mí.

“Ya todo estaba listo para que expusiera el pasado día 17, pero por decisión del Gobierno de Canadá de cerrar todos los teatros para evitar la Covid-19, la muestra fue reprogramada. Ahora se prevé que la exhibición de mis obras sea en el mes de julio en el Shenkman Arts Centre (Centro de las Artes) de Otawua y, del 9 al 13 de agosto, en el Meridian Arts Centre de Toronto, que posee una ubicación favorecida dentro de ese lugar. Ahora lo principal es librar al mundo de esta pandemia”, destacó.

Dice que está saludable, pero que al volver a Cuba se aislará como está orientado durante 14 días para contribuir a la seguridad colectiva. Las fronteras de la nación donde ahora se encuentra cerrarán esta semana que empieza y quiere pasar por la actual situación en su tierra.

Según informó, también pospuso un encuentro con el Ballet Nacional de Canadá y su directora, la prima ballerina Karen Kain, compañía de la cual buscará inspiración para sus próximos poemas (también escribe versos) e instantáneas.

Compuesta por las series La torre de marfil y Espejos, el silencio de los dioses, The Ivory Tower constituye un acercamiento desde el arte del lente a la belleza del ballet. Se trata de cuerpos desnudos que denotan lirismo, sensualidad y poesía.

En otros diálogos con este medio de prensa, Johnson ha dicho: “El cuerpo sin ropa de una bailarina o un bailarín es un poema que escribes y lees, pero no descifras del todo. Les tomé fotos a integrantes del Ballet Nacional de Cuba durante más de un año pero, aunque los observé en escenarios, siempre busqué verlos lejos de mallas y zapatillas, porque la intención era captar su esencia. En el desnudo encuentro las palabras que armonizan mis versos con las imágenes”.

Al decir de fuentes oficiales, es el primer fotógrafo cubano que vislumbra este tipo de trabajo con bailarines clásicos. La premier de sus muestras en ese universo temático tuvo lugar en la Fábrica de Arte Cubano (La Habana), gracias al patrocinio de la Real Embajada de Noruega en Cuba. “Nunca me cansaré de aportar mi granito de arena para tratar de unir nuestras culturas”, recalcó.

Escribir un comentario