Rita Conga 2“Hola, soy yo, Rita Conga, la jutía. Acabo de terminar las teleclases…”. Así empieza el capítulo 1 de ese curioso personaje en los audiovisuales que por estos días de distanciamiento social, a causa de la Covid-19, comparte en su canal de YouTube la cantautora y actriz tunera Iraida Williams.

Aunque la mayoría la conoce por su faceta trovadoresca, ella integra desde hace varios años el elenco de las Artes Escénicas en la provincia y, más específicamente, el grupo Total Teatro. En este caso se trata de uno de los seres que encarna dentro del colectivo, pues nuestro dramático no solo trabaja el drama, también tiene un amplio repertorio dedicado a los más pequeños.

Iraida williams“Normalmente se me vincula con la música, pero me encanta actuar para los niños. A Rita Conga la quise llevar a mi canal de YouTube en estos tiempos de la Covid-19, pues es otra opción de entretenimiento y superación. Con ella abordo una serie de temas desde diferentes puntos de vista, con un resultado interesante”, apuntó.

La primera aparición en la red social versa sobre adivinanzas que son compartidas en su voz (entiéndase la del personaje) y con el apoyo melodioso de una guitarra. Estas se hacen a través de décimas del libro Camino al monte, del destacado actor tunero Luis Andrés Till. También se les explica a los usuarios en qué consiste la estrofa nacional, en una constante interacción con ellos.

La cubanía, el humor y las enseñanzas didácticas aderezan los materiales y enriquecen la actuación. Amén de la comicidad, la iniciativa transmite emociones y conocimientos. En mi caso, al visualizarla pensé, por ejemplo, en lo difícil que debe ser cantar con dientes salidos de la boca (parte de su personificación de la jutía) y tocar el instrumento al unísono, sin perder la naturalidad y concentración.

“A los infantes les hace falta ver audiovisuales instructivos y que puedan incidir en su crecimiento espiritual. Quería ofrecerles otra motivación para quedarse en casa porque uno no sabe a ciencia cierta qué impacto está teniendo en el interior de esas personitas el hecho de no poder salir del hogar y jugar con otros niños.

“Pretendo que cada video trate un asunto diferente y uno de los que tengo en perspectiva es cómo aprender a contar. También deseo compartir canciones mías y otras de la música infantil cubana, algunas de las cuales tristemente casi no se escuchan ya”, agregó la también vicepresidenta primera del Comité Provincial de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac).

Rita Conga 1Ella no es madre, pero siempre le ha gustado trabajar para los que saben querer, y muestra de ello es que dirige desde hace varios calendarios el proyecto Hormigas Rojas, con sede en la casa de cultura Tomasa Varona, de esta ciudad. “Ellos echan a volar mi sensibilidad, es hermoso”, agregó.

Sobre su actual encomienda dijo: “Quisiera que no solo la vieran niños, sino también adultos. Ahora más que nunca los progenitores deben acompañarlos. En cuanto a mí, pienso seguir desempolvando temas de interés y que se refleje en gran medida nuestra cubanía. También apoyaré el llamado #QuédateEnCasa”.

A mediados del 2000, Iraida empezó con el maestro Fidel Vázquez a incursionar en la actuación con un proyecto de narración oral y trova. Luego trabajó con la reconocida actriz Verónica Hinojosa y después entró a Colibrí, preámbulo del actual Total Teatro. Sobre esa etapa confesó: “Me era imposible no aprender al lado de actores como Elizabeth Borrero, Luis Andrés Till y Adelaida Villavicencio. Ellos representan un taller para toda la vida y actualmente, en nuestro dramático, su luz me sigue iluminando, además del talento de actores más bisoños”.

Al finalizar el diálogo, le pregunté sobre cuál considera que debe ser el papel de los creadores en el contexto del nuevo coronavirus; ella respondió: “El artista tiene un espíritu que le lleva a crear en cualquier momento, pero creo que en estas circunstancias hemos entregado el extra de nuestro esfuerzo y considero que todavía van a salir muchas cosas buenas.

“Parece que la musa se ha despertado con el distanciamiento social. Sin dudas, hemos sabido desempeñar nuestro papel, en especial en las redes sociales. Ojalá ese espíritu se quede para siempre y que, cuando pase esta etapa, el arte perdure en el recuerdo y los corazones del público”.

Ahí tenemos a Iraida-Rita, una mujer hecha verso y pentagrama, escena y corazón. Una mujer que, a pesar de la situación, no deja de trabajar y se preocupa por la divulgación también de las obras de otros colegas. Alguien con la imaginación y el humor suficiente para generar un correo como este: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. , elemento aparentemente casual en el audiovisual, pero que demuestra que los verdaderos artistas cuidan cada detalle. Enhorabuena.

Escribir un comentario