huracan magico caricatura40

Las Tunas.- En días en que los frutos de la tierra se tornan un regalo “mágico” para el paladar. Cuando un cantero puede convertirse en aliado y el planeta llora por la pandemia y sus inherentes consecuencias. Justo ahora, Huracán Mágico, nuestra compañía ilusionista, deja a un lado la chistera y el bastón para ir allí, al surco, donde más falta hace su conjuro. Pero…, no hay trucaje en el acto, sino pura solidaridad.

El “escenario” escogido para iniciar sus “presentaciones” es el organopónico semiprotegido El Perejil, de la ciudad cabecera. “Los obreros de este lugar al principio no creían que nosotros siendo artistas estuviéramos aquí para laborar junto a ellos. Cuando les explicamos nuestro objetivo, nos dijeron lo que había que hacer y asumimos el trabajo; así ayudamos a las personas”, resumió Luis Ángel Reyes Pacheco, payaso y especialista en magia cómica.

huracan magico alimentos 1

Con tres frecuencias semanales, la nueva hornada de prestidigitadores, 11 en total, honra el legado de Píter, pues todo lo que germina para bien, de cierta forma, también es arte. Mientras, el resto del tiempo lo dividen entre las responsabilidades hogareñas y la preparación de repertorios que aumenten la cosecha de una cofradía escénica con 30 años de fundada.

“Hemos limpiado más de 15 canteros que estaban enyerbados y sembramos ají y frijoles de ensalada”, detalló Pacheco. Por su parte, Rodelay León Figueredo (mago Rudy), director del elenco, expresó: “Nos alegra recuperar este organopónico, que según nos informaron llevaba unos meses en desuso. Desde que llegamos hemos asumido la tarea con igual responsabilidad que un espectáculo, hasta le pusimos nombre: Magiproduciendo”.

Carlos Rodríguez Suárez, productor del grupo, agregó: “El artista es sensible y eso lo demuestra nuestro quehacer actual. Aunque mantenemos distancia física entre nosotros, lo hacemos con amor, porque resulta algo útil y que, además, consolida la unión entre los integrantes del colectivo”.

Para los trabajadores de El Perejil es grata su presencia en dichos predios. Así lo manifestó Jorge Domínguez Pérez, jefe de ese organopónico: “A pesar de que su habilidad es desaparecer cartas y pañuelos, han hecho una gran labor, estamos satisfechos y nos gustaría que su ejemplo se multiplicara”.

Hoy manos mágicas cultivan vegetales y hortalizas, se llenan de lodo, sudan… hechizan la tierra.

 

Escribir un comentario