memorial vicentegracia116Las Tunas.- El país se prepara para la etapa de recuperación pos-Covid-19 y la cultura no escapa de esa nueva normalidad, que marcará un regreso paulatino al desarrollo de las actividades según la situación epidemiológica dada, lo que no implica una renuncia a las necesarias medidas de prevención.

Según se informó este 11 de junio en el programa televisivo Mesa Redonda, las actividades masivas siguen pospuestas hasta nuevo aviso. Por ello, no se realizarán carnavales, fiestas populares, ferias ni ninguna acción que implique aglomeración de personas como son las presentaciones de orquestas musicales en el venidero verano.


Sin embargo, desde la primera fase ya se abren los museos y puntos de venta de bienes culturales, mientras en la segunda les tocará el turno a los cines, teatros y casas de cultura, y también será el momento de eliminar el pago a esos artistas que han sido protegidos económicamente durante la cuarentena al verse afectados sus contratos laborales.


Ya para la tercera etapa se restablecerán los servicios artísticos dentro de la frontera, especialmente los que se vinculan con la parte comercial. Por otro lado, se prevé la apertura a un 30 por ciento de su capacidad de las piscinas y la visita a playas en el verano, cumpliendo con una serie de restricciones necesarias.


Esta recuperación de manera general en los diferentes sectores se hará gradualmente, escalonada y asimétrica. Muchas de las medidas aplicadas en estos tres meses de presencia en Cuba de la Covid-19 llegaron para quedarse. Se mantienen las pesquisas y medidas higiénicas, la no asistencia a los centros laborales de trabajadores con síntomas respiratorios, la atención personalizada a los grupos de riesgo, la protección al personal de la Salud y otras que apoyan cierto grado de distanciamiento social en aras de la prevención.

Escribir un comentario