Biografía de Nicolas GuillénLas Tunas.- Desde hace varios días la Filial de la Fundación Nicolás Guillén (FNG) en Las Tunas se suma al homenaje al Poeta Nacional de Cuba, en el contexto del aniversario 118 de su natalicio, que se celebra hoy en toda Cuba.

Entre las actividades en agenda se encuentra la peña De qué callada manera, que en la tarde reunirá a afiliados y colaboradores de ese gremio y del Comité Provincial de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac) para rendir tributo al autor de Sóngoro cosongo.

Bajo el nombre de Homenaje, también por estos días en la red social YouTube se han divulgado cápsulas audiovisuales de niños, adolescentes y jóvenes de diferentes provincias, quienes han compartido mensajes, obras literarias y otras iniciativas en saludo al primer presidente que tuvo la Uneac.

Entre esos protagonistas se encuentra la joven escritora tunera Irisandra Figueredo e infantes de su proyecto Yambambó, yambambé. Mientras, en la página de Facebook de la filial tunera de la FNG se publican materiales alegóricos.

Entre las acciones acometidas en días pasados estuvo el panel virtual Hablemos de Guillén. Uno de los participantes en esa cita fue el doctor Frank Arteaga Pupo, destacado investigador de la provincia, quien dialogó sobre los puntos de contacto entre esa personalidad y José Martí, Héroe Nacional de Cuba.

Sobre quien es considerado el máximo representante de la “poesía negra”, ligada a las tradiciones afrocubanas, el estudioso emitió ideas como las siguientes: “Tuvo una moral a tono con las virtudes de la mejor tradición del decoro universal”.

“Al igual que el Héroe Nacional de Cuba, encumbró tantas hermosuras de la nación mediante el acto de la palabra, tuvo una estética a tono con la ética del bien, fue comprometido con la Patria; defendió la igualdad racial; el amor a la pareja, al niño, al monte, a la naturaleza…; defendió al indio y al negro; y su obra está marcada por un sentido antimperialista”, comentó Arteaga.

La FNG aquí mantiene de manera sistemática (salvo en los meses de cuarentena por la Covid-19) una programación cultural encaminada a la defensa de la soberanía y la integridad cultural cubana, como quería Guillén.

Ejemplo de ello es la realización de talleres didácticos de apreciación y creación artística y literaria de varias manifestaciones, que defienden la historia local, inculcan el hábito de la lectura y cultivan valores desde tempranas edades.

También potencia la realización de investigaciones sobre la identidad caribeña, el folclor cubano y otros tópicos afines al pensamiento guilleniano.

Hasta el 16 de julio, fecha del fallecimiento de Guillén, a lo largo de toda Cuba el legado de este poeta, periodista y activista político cubano se sentirá mucho más fuerte para bien de la cultura cubana y los intereses de nuestra sociedad.

 

Escribir un comentario