Imprimir
Visto: 952

teatro dramatico lastunas

Las Tunas.- La difícil situación infraestructural de la sala Blanca Becerra, sede del grupo Total Teatro, no ha detenido su quehacer. Gracias al Consejo Provincial de las Artes Plásticas (CPAP) disponen de un espacio para sus presentaciones en tanto se soluciona el problema. Pero hablamos de nuestro único grupo dramático. Algo hay que hacer.

SALA ADENTRO

Lo hemos visto interpretar al patriota Vicente García y otros tantos personajes, su seguridad y talento escénicos llegan a la gente. Pero sus ojos se ponen opacos cuando me enseña los enormes huecos que tiene el tabloncillo del escenario en la “Blanquita Becerra”.

“La situación es grave, está prácticamente podrido y con comején. Las lunetas muestran un estado similar y cada vez hay menos. La iluminación es pobre. No tenemos aires acondicionados, solo dos ventiladores y, cuando se trabajaba de noche, el calor era insoportable porque es un sitio muy cerrado”, explica Juan Manuel Maestre.

Por su parte, Adelaida Villavicencio Arévalo, directora del colectivo, afirma: “El pasado 26 de mayo dimos la última función allí. En el CPAP nos hemos presentado miércoles y viernes, pero por problemas con la iluminación últimamente solo actuamos los miércoles para niños a las 2:00 pm. Estamos agradecidos, pero necesitamos la sede para montar obras de gran formato; hay algunas que ameritan un trabajo técnico y de luces determinado”.

Elizabeth Borrero, otra integrante de la cofradía, destaca cómo es una lástima que las personas pierdan la oportunidad de apreciar el teatro cuando tienen tantas puestas en repertorio, en especial en la arista dramática. Aun así, los martes a las 4:30 pm ella desarrolla un taller infantil para sembrar en los pequeños el gusto por esta manifestación, mientras otra colega emprende uno con jóvenes.

A PESAR DE…

Hace dos años se unieron actores experimentados y noveles para dar vida a la agrupación. En su haber figuran piezas como Qué pareja, Weekend, Manteca, Urdimbre, El último bolero, Las rosas de María Fonseca, La isla de los sueños, Los tres testigos, y Juegos, cuentos y canciones.

Hasta otras provincias cubanas han llevado el arte sus alrededor de 10 miembros. Este año participaron en México en el Festival Sanctorum de Teatro Internacional. También dos jóvenes realizaron su ejercicio de graduación junto a ellos y una (Claudia García) se les incorporó. Actualmente trabajan en nuevos montajes, uno con Freddy Núñez, el director de Teatro del Viento, de Camagüey. Todo ello habla de su constancia.

Las reparaciones ocurridas hace poco en instituciones escénicas como el centro cultural Teatro Tuyo, el cabildo San Pedro Lucumí y la sala Raúl Gómez García nos llenaron de alegría. Sin embargo, la salita con el nombre de una mujer inolvidable de estos predios espera su turno, esperanzada. ¿Acaso algún sector “ajeno” a Cultura podría tender su mano? Es un sitio pequeño…

“Tenemos muchas ganas de hacer. Si no damos más funciones es porque no existen condiciones idóneas; mientras, trabajamos de corazón por el bien del público”, resumió Elizabeth, con 30 años de vida artística y múltiples reconocimientos.