guiñol Los Zahoríes 1Las Tunas.- El primer grupo de las artes escénicas creado en la provincia cumplió este 14 de septiembre 49 años de fundado. A pesar de los problemas infraestructurales por los que ha atravesado en los últimos años su sede, la sala Raúl Gómez García y la actual pandemia, el colectivo ha buscado estrategias para seguir con los ensayos y presentarse, alguna que otra vez, con las medidas preventivas pertinentes. Veamos cuáles son los motores impulsores de su labor.

"El guiñol para mí es un enlace con el amor, un enlace que en mi caso ha perdurado por 25 años. En nuestro quehacer actual honramos a personas que dieron su vida por los sueños de este teatro y recordamos obras con las que el colectivo se llevó muchas glorias en el pasado como El canto de las pomarosas, El Principito, Patico feo, Mariposa amarilla, Chimpancheos Automóvil de la fantasía, entre otras", dijo la actriz Ana Rosa Díaz Naranjo.
A la mente de Albita (así la conocen) vienen nombres como Juan José Rodríguez, Emelia González, Pilar y Clotilde Aguillón, Roberto Rodríguez, Eva Martínez, Jesús Alejandro Rodríguez, Roberto Mayo, Verónica Hinojosa, Ulises Fonseca, Madelaine Meriño y otros que contribuyeron al desarrollo del grupo.37. Programa Manos Sucias
"Para los niños, quienes reciben especialmente nuestro trabajo, laboramos con amor. Es gratificante saber que les aportamos educación, fantasía, un mayor desarrollo de la imaginación y del raciocinio, porque en cada obra hay un mensaje, y eso también lo agradecen los adultos", añadió Díaz Naranjo, quien es, además, directora artística del centro y, durante algunos años, fue directora.
guiñol Los Zahoríes 2Entre los más jóvenes figura Leonor Pérez Hinojosa, quien sigue los pasos de su madre Verónica por el arte de las tablas. Ella se siente realizada porque "el guiñol es una escuela de actuación y animación de títeres".
Alberto Carlos Estrada, especialista del Centro Provincial de Artes Escénicas, sintetizó: "En todos estos años hermosos espectáculos han sido vistos por varias generaciones de niños; se han adueñado de un importante lugar en la memoria cultural de nuestra provincia".

Entre las piezas más recientes del amplio repertorio del guiñol se encuentran Érase una vez una charca, Pico sucio, Jíbaro, Un despertar para María Carla y Relato de un pueblo roto.
Debido a la Covid-19 no pudieron celebrar con puestas en escenas como en otras ocasiones. Sin embargo, nuevos sueños se cocinan al calor de su sede y en las viviendas particulares de sus integrantes. Detenerse, nunca ha sido una opción. Y ahora, bajo la dirección de Yuri Rojas, enfrentan los nuevos desafíos.

 

 

 

Escribir un comentario