Imprimir
Visto: 1795

Tunasvision 1

Las Tunas.- Si miras la pantalla de tu televisor descubrirás una verdad: somos nosotros. Esa barredora que todos los días despeina su escoba por el bien común. Ese constructor que ladrillo a ladrillo fabrica una casa. Ese estudiante, aquel abuelito, todos. Nuestro telecentro TunasVisión cumple 20 años este 30 de diciembre y, de cierta manera, también estamos de cumpleaños. Sí, por aquello que dicta “Somos la imagen que usted protagoniza”. Nada más cierto.

Logo tunasvisionUna construcción dormida entre los brazos endebles del Período Especial, en cuyo seno ardieron voluntades que transformaron su rostro, se convirtió en hogar donde los sueños se hacen realidad. Atrás quedaron tiempos de viajar hacia Holguín para editar y que Las Tunas estuviera reflejada en la pantalla chica; la recogida de escombros; las personas embarradas de fibra de vidrio para el aforo del estudio, aunque les diera comezón; los primeros árboles; los cursos de habilitación en diferentes especialidades; el sudor implícito; la arrancada…

Son hoy más de 100 trabajadores y todos merecen reconocimiento, como también quienes ya no están, pero dejaron su huella. Por lógica, en este reportaje, lector, solo hallará algunos. Una página no alcanza para resumir cuatro lustros; sin embargo, 26 Digital pretende que sí permita decir gracias por tanta osadía y entrega.

FIEL A LOS TELEVIDENTES

premios tunas vision 2“Tener televisión aquí era un viejo anhelo, porque antes de 1999 éramos una corresponsalía de Telecristal, en la Ciudad de los Parques. En el país no todos los territorios tenían telecentros. La idea se concretó cuando Misael Enamorado fue secretario del Partido. Pasábamos trabajo. Era agónico viajar hacia la vecina provincia, a veces corriendo por la carretera y llegar hasta 10 minutos antes del Noticiero, para que saliera algo del Balcón de Oriente”, narra Rafaela Balanza, alma del sueño fundacional y primera directora del canal.

“Recuerdo que llevé al arquitecto Walter Guerra al lugar que escogimos para la encomienda y gratuitamente hizo el proyecto -prosigue Balanza-. El Gobierno empezó a planificarse y con el apoyo de muchos organismos, ministros y diversas fuentes, la idea cobró forma. En ese tiempo era corresponsal y cada vez que iba a otras zonas de la Isla llevaba un listado de las cuestiones que no podían resolverse en Las Tunas. Así logramos la carpintería de aluminio, proveniente de Cienfuegos; el gres cerámico, la madera preciosa para las puertas… Y Raúl Castro nos compró los dos primeros cubículos de edición y una cámara.

“Después llegaron otros recursos. Hubo una primera plantilla de 40 trabajadores que fueron capacitados. Muchos seres tuvieron un papel determinante, entre ellos, Salvador Hechavarría, uno de los padres fundadores. Fue una época muy bonita, pero el canal no se hizo en un día, alrededor de un año duró la construcción. Además, participó el pueblo. Fueron los tuneros quienes eligieron su nombre y ayudaron de varias maneras, hasta los vecinos del reparto Buena Vista prestaron objetos para las escenografías…”.

Fela, como la llaman, confiesa que nunca pensó dirigir a tantas personas, que aprendieron entre todos, unidos. Hoy rememora los días previos al célebre 30 de diciembre y se emociona. “Hasta anduve descalza por el cansancio, la voz no se me entendía de tanto hablar, tuve que ponerme esparadrapo en la boca y comunicarme por señas antes de la primera transmisión, porque Misael dejó claro que el primer rostro que verían los tuneros sería el mío. Al salir la musiquita que aún acompaña la letra del canal muchos lloramos”. No era para menos.

La reportera Anybis Labarta, también fundadora, recuerda esa génesis con términos como osadía y exigencia. “La década inicial fue de una competencia fraternal con instituciones homólogas. Más que ganar, queríamos medirnos. Imagínate que a solo cuatro meses de la fundación, participamos en un Festival de Telecentros, realizado en Pinar del Río y obtuvimos varios premios”.2 Ceremonia TunasVisión

Ella revela que su labor en ese recinto le ha dado la posibilidad de saldar deudas con personas y acontecimientos que merecen salir a la luz.
Otro de los presentes desde esos años fue el editor Yovier Serrano. Sobre su experiencia comenta: “Constituyeron arduas horas de estudio. Pasamos cursos de habilitación, pero las prácticas las hicimos con tecnología VHS, un poco obsoleta y en la apertura empezamos con DVC Pro semidigital, que no la conocían en ningún telecentro. Tuvimos que agarrar los manuales de las máquinas y estudiárnoslos en inglés o español hasta altas horas de la noche.

TunasVisión me ha ayudado a crecer. Gracias a ello hice mi Licenciatura en Artes de los Medios de Comunicación Audiovisual, que estudié en la facultad holguinera del Instituto Superior de Arte (ISA), me especialicé en edición y soy parte de un colectivo que te permite aportar ideas y dejar tu sello”.

SOMOS UNA FAMILIA

Su intención siempre estuvo clara: quería trabajar en el telecentro. Para suerte nuestra, lo logró. Hoy es uno de los rostros más amigos de los tuneros, la hemos visto en todo momento con su talento y carisma vislumbrar lo mejor de los demás. Se trata de Dalgys Román, quien sobre sus vivencias nos cuenta:

“Supe que íbamos a tener televisión cuando estaba en la Universidad. Enseguida pensé dejar la escuela para formar parte del gremio, pero mi mamá me dijo: 'Gradúate primero'. Y cuando me gradué, estaba embarazada y tuve que esperar. A los 40 días de la cesárea vine a hacer mi prueba de cámara, pero estaba muy gorda, recién parida, escuché todas las críticas y me fui a criar a mi hijo.

3 Tunasvision“Volví en el 2001 y lo primero que hice fue la conducción del programa La música en persona. Ya en el 2002 inicié como jefa de Cuadro y Capacitación. Después fui jefa de Programación y cuando a Rafaela Balanza la promovieron directora nacional del Sistema de Telecentros, me quedé al frente del canal hasta el 2009, que pedí la liberación. Comencé entonces de conductora”.

De su época como directiva del medio afirma: “Fue un período lindo. Fela dejó una institución Vanguardia Nacional desde el 2004 y me tocó continuar ese crecimiento. Algo importante resultó el nacimiento de nuestras corresponsalías en 'Amancio', 'Colombia' y Jobabo (esta última ya no existe), además del Canal Azul, en Puerto Padre, que es una extensión del provincial.

“Antes no podíamos ir a los municipios porque teníamos un solo carro, pero con ese logro reflejamos la mayor parte de la realidad del territorio, hasta ese momento ilustrada (gracias a la idea de Fela) por trabajadores de la Radio en esos sitios, que tributaban con cámaras particulares. El Canal Azul lo instalamos nosotros desde el punto de vista técnico y en poco tiempo, toda una proeza”.

Además del talento, reconoce entre los factores que incidieron en los resultados del personal, el haber recibido conferencias de expertos del Cine y la Televisión en Cuba, quienes han sido jurados en sus eventos. “El trabajo en colectivo es crucial. El día en que uno de nosotros crea que vale más por sí mismo, que por lo que el otro aporta al crecimiento, estaremos perdidos”.

Otra colega marcada por esa entidad es Margaret Balanza, quien es médico veterinario de profesión y llegó hasta sus pasillos por un curso de reorientación hacia el Periodismo, ideado por Fidel Castro.

“Indirectamente estaba unida a esta historia desde su surgimiento por la cercanía con mi hermana, pero oficialmente entré bajo la dirección de Dalgys. He aprendido de todo, a pararme frente a una cámara, qué cosa es la edición, cómo dirigir y más. Este lugar me ha hecho mejor persona. Aquí logré mucho, no solo en lo profesional; también encontré el amor, mi hijo fue conductor de un noticiero pioneril y participó en otros programas. Es una ilusión vivida”.

Tanto ella como Dalgys sienten orgullo de que sus párvulos se interesen y participen en su labor. Igual reconocen la valía del colectivo ante cualquier circunstancia, incluso, las difíciles como el paso del huracán Ike y el dolor del pueblo ante la partida física del Comandante en Jefe. Una familia, eso son.

1tunasvision2

¿EL RETO? UNA MEJOR OBRA AUDIOVISUAL

Así respondió el director de televisión Eddys Crespo Vargas, quien previamente trabajó en la Radio. “TunasVisión me ha dado la oportunidad de estar en espacios juveniles, revistas, musicales…; es una casa abierta a la creatividad, eso nos distingue y salva. Cuando en circunstancias adversas otros canales han disminuido su parrilla de programación y las horas de transmisiones, nosotros no lo hemos hecho”, apunta.

Por su parte, el camarógrafo Raúl Verdecie, especie de mago en su especialidad, explica: “Gracias a Rafaela pasé un curso para camarógrafos. No pretendía dedicarme profesionalmente a la fotografía de video. Hoy puedo decir que esa labor me ha hecho madurar y me ha permitido conocer a gente increíble y aprender mucho de compañeros como Waldina Almaguer, Niuver Rodríguez y Anybis Labarta. El poder hurgar donde quizás no puedan hacerlo otros, ha sido un privilegio y una responsabilidad”.

Entre los colegas a quien Verdecie agradece está Gianny López Brito, que con ocho años de quehacer ha obtenido varias guirnaldas como el Premio Caracol de la Uneac en tres ocasiones, el de Periodismo Cultural Rubén Martínez Villena, el 26 de Julio y recientemente, el Nacional de Crónica Miguel Ángel de la Torre.

“A partir del tercer año de la carrera de Periodismo tuve claro que quería trabajar en la Televisión. Así llegué aquí y enseguida me enamoró la unidad y el amor con que se labora. A los tres años me llegó la responsabilidad de ser el corresponsal del Sistema Informativo. Al principio sentí mucho miedo, pues Robiel Proenza realizó antes una faena brillante. Ha sido un reto hermoso.

“Gracias al telecentro he tocado el corazón de la gente al contar historias como la de Marina, la sepulturera; u Orestes, anciano de 80 años que trepaba palmas para cortar el palmiche. He realizado crítica social, acercándome a problemas latentes. Pero mis premios siempre están unidos a un equipo de trabajo”.

Luego de dirigir un lustro el Canal Azul, Iliana Toirac recibe la proposición de Eugenio Ramos (entonces director del telecentro territorial) de comandar TunasVisión y lleva ya seis años en esa responsabilidad. “Ha sido un desafío más grande, porque en Puerto Padre no tenía que ver con recursos materiales y financieros, pero esta es una entidad provincial y sí asume eso. Sin embargo, en materia de realización, consagración y amor a lo que haces, tenemos el terreno ganado. A nosotros nos interesa que las tuneras y los tuneros se vean reflejados en la pantalla y siempre con productos de calidad”.

Tunasvision premio

A TODOS LOS PÚBLICOS, DE LA MEJOR MANERA POSIBLE

Un total de 25 programas componen su parrilla, según Nadia Gómez Santana, jefa del Departamento de Programación. “Sin olvidar que la misión fundamental es informar, buscamos despertar el gusto estético de los televidentes, generando contenidos que no solo sean de su interés, sino que los eduque y entretenga. Algunos espacios se transmiten a nivel nacional como Fresco y sin cortar, diseñado especialmente para jóvenes, y el cinematográfico Vértigo, que forma parte del proyecto Pensando en 3D”, dice.

Estos artífices no se conforman con ser el telecentro más premiado en las convenciones de Radio y Televisión, además de ostentar galardones en disímiles certámenes nacionales. Siempre andan “cocinando” iniciativas como Abriendo archivos que, liderada por Dalgys Román, busca rescatar del olvido los audiovisuales realizados aquí y con un gran valor patrimonial. Al respecto ella explica:

“Era una lástima que tantas obras estuvieran almacenadas en la videoteca sin que pudieran volver a verse. Al principio solo era una propuesta televisiva, con canal en YouTube y página en Facebook. Luego ampliamos su diapasón y hoy es un proyecto de gestión cultural del patrimonio audiovisual, que involucra a tres estudiantes de Gestión Sociocultural para el Desarrollo. Hasta donamos más de 600 materiales televisivos al Archivo Histórico Provincial y queremos ir a las escuelas e insertar esos productos en programas de estudio”.

Los entrevistados pudieron ser otros. Es difícil seleccionar entre tantas voces valiosas. No por gusto cuando 26 Digital le preguntó a Rafaela Balanza cómo veía al telecentro 20 años después, contestó con una palabra: orgullo. 

Vea más: Disfrute el documental realizado por los 20 años de TunasVisión