Jueves, 11 Octubre 2018 07:31

Liusan, el pintor de los insectos

Escrito por Esther De la Cruz Castillejo

Las Tunas.- Liusan Cabrera está celebrando sus primeros 15 años de trabajo profesional ininterrumpido en la pintura. Es graduado de la extinta Academia de esta ciudad y confirma a 26 Digital, con absoluta calma, que no admitiría ya vivir lejos de las acuarelas y los caballetes.

"La técnica del óleo sobre lienzo es la que más desarrollo. Los que me conocieron cuando me gradué recuerdan todavía del puntillismo. Con eso comencé, con la figura humana desde el puntillismo. Pero ya en el año 2009 quise decir cosas de la sociedad sin necesidad de pintar a las personas. Porque, aunque la figura humana es fundamental en la plástica, a mí me interesa más lo que puedo decir sobre ella que la imagen en sí misma.

"Tomo como pretexto a los insectos para hablar sobre las actitudes, comportamientos, modos de actuar, formas de ver la vida. Yo no pinto insectos por pintar. Siempre que voy a comenzar un trabajo y encuentro a los que pienso reflejar, los estudio. Aprendo de qué familia parten y encuentro mucha similitud con los seres humanos".

Tenía alrededor de 14 años cuando los pinceles llegaron a su vida, como un huracán. Antes había estado en la casa de cultura de Manatí, el espacio bendito de su infancia. Raúl Almariño le dio allí las primeras nociones de la línea y el color. Después vendrían otros y hasta los llamados "pintores de domingo" como Eulalio, el vecino que dedicaba los fines de semana a desentrañar la maravilla de la pintura.

"Constantemente estoy leyendo relatos hindúes que vienen del Panchatantra. Son historias cortas de la literatura sánscrita que hablan de la fábula entre los insectos y animales como el toro, el león. Valoro sus similitudes. Yo hago un poco eso con los insectos y los seres humanos.

"De esa manera propicio una lectura, un juego, un diálogo entre el espectador y la obra.

"De tales ideas nació, por ejemplo, Intervención. Es una muestra que conversa de la intromisión de los armamentos, desde los insectos. Hace mucho tiempo quería reflexionar sobre peligros que dañan a la sociedad y a los animales. Y eso lo consiguen las armas.

"Los insectos, desde los cuadros, dan un alto y llaman a la cavilación. Vemos a coleópteros, como cucarachones y abejas, encima de una granada óptica. Intervenciones políticas, sociales, privadas, hacia las personas, hacia algo. De eso está llena la vida del hombre hoy".

El arte, ¿un todo o una mitad?

"Lo veo dividido en dos: lo comercial y lo artístico. La lucha es para que tomen el mismo camino, para que lo más conceptual sea también adquirible. Los materiales son muy caros. Pinto a diario y hacer un cuadro lleva un buen presupuesto.

"Realizar una exposición es sumamente costoso cuando la quieres hacer con todo lo que lleva. Tenemos que realizar grandes sacrificios, incluso familiares. Pero vale la pena".

Visto 162 veces Modificado por última vez en Jueves, 11 Octubre 2018 21:05

Escriba su comentario

Post comentado como Invitado

0
  • No comments found