Martes, 18 Diciembre 2018 06:56

¡Albricias de las artes plásticas tuneras en el 2018!

Escrito por Bárbara Carmenate Hernández. Crítica de Arte.
¡Albricias de las artes plásticas tuneras en el 2018! Foto: ReyLópez.

Las Tunas.- Durante el año 2018, las artes plásticas en Las Tunas han experimentado un favorable renacer. Se  puede constatar en el ámbito expositivo, en la participación mayoritaria de los artistas de la vanguardia en las convocatorias de sus actividades, los premios obtenidos, así como en la mejora física de algunas de las instalaciones fundamentales, como la galería del Consejo Provincial.

El Salón La Plástica en Abril, el Salón Nacional de Paisaje, Artesanía y Décima Ilustrada, las muestras personales, colectivas y los eventos desarrollados en diferentes espacios habituales y alternativos, el rescate de las tertulias del gremio, en la sede provincial de Unión de Escritores y Artistas de Cuba -por solo citar algunos ejemplos- dan cuenta del ascenso que se ha alcanzado en este lapso.
Mas, diciembre ha acogido a un significativo compendio de acciones en nuestro quehacer, que sin dudas le garantizarán un cierre con broches de oro.
Yamila Coma Vargas, destacada creadora tunera, celebra sus 20 años de vida artística con una mega exposición en el Consejo de las Artes Plásticas, compuesta por 40 pinturas y 12 esculturas. Allí suelen ser protagonistas sus típicas mujeres, por lo general introvertidas, silentes y resignadas, quienes se yerguen cada vez más locuaces desde su aparente mutismo.
Su obra deviene proclama de denuncia, reclamo y defensa del género femenino; asimismo evidencia la maestría del oficio, ostensible en ambas manifestaciones, mediante el uso pertinente y eficaz de líneas, colores, planos estructurales, códigos o símbolos, confiriendo gran agudeza expresiva, fuerte carga espiritual y garbo, que la autora consigue transmitirnos siempre, lo que hace que cada vez más renueve dimensiones y se ubique en un lugar cimero de nuestro panorama visual.
La galería de la Uneac concluye su programación anual con una muestra muy singular. Se trata de Torre de marfil, compendio de 10 fotografías del novel creador Michel Johnson, quien ha logrado captar, con gran acierto formal y conceptual, el encanto que transmiten los cuerpos desnudos de sus protagonistas, desprovistos de lascivia o erotismo exprofeso, solo enfatizando en la perfección y donaire de los mismos; pues su intención principal es revelar la poesía que encierra cada pose, movimiento o gesto de los modelos (en su mayoría figuras conocidas del Ballet Nacional de Cuba) que pueden o no constituir coreografías de piezas clásicas.
Los recursos técnicos propios del género le aportan un valor añadido a esta propuesta, que augura para su artífice un luminoso horizonte, iniciado en La Habana (con las primicias en la Fábrica de Arte Cubano y en el 26 Festival Internacional de Ballet).
El título general alude a la escritora Dulce María Loynaz y a la esencia que entraña el desempeño de los bailarines, cuya proyección es escénica y pública, pero implica al mismo tiempo tal empeño y entrega personal y profesional, que les sumerge en un cosmos intrínseco, en su propia torre...
Las bienales de Escultura Rita Longa, encuentro distintivo del territorio, desarrolla su XII edición desde el pasado 26 de noviembre y hasta el próximo enero. En esta ocasión se rinde homenaje al maestro Rafael Ferrero, promotor de estos eventos y las obras se realizan en terracota, por ser su materia prima abundante en estos predios, de relativa facilidad su ejecución y constituir esta técnica una tradición en la provincia. Ocho creadores, procedentes de varias regiones del país, laboran en el tejar Cristino Barreda realizando sus piezas de escala urbana.
La nómina la componen el habanero Dimitri Gómez González: Silúrico, el espirituano Félix Madrigal Echemendía: La yunta, el camagüeyano Ramón Torres Valls: La familia y de Las Tunas Nelson Téllez Rodríguez: Coraje, Alexander Carralero Jiménez: Génesis, Damayanti Mena Escalona: Piel adentro, Pedro Escobar Mora: Selfie, Yordan Gallardo Pérez: La barca del rey y José Enrique Valdés Cano: Nirvana, de la serie Reflexiones líquidas. Una vez concluidas estas obras, engalanarán el entorno del centro recreativo Parque Temático Las Palmeras, enriqueciendo a su vez el vasto catálogo que atesoramos en nuestro paisaje cotidiano, que enaltecen la tradición escultórica tunera, erigida por más de 40 años y que sin dudas, forma parte de nuestro patrimonio cultural.

Visto 466 veces Modificado por última vez en Martes, 18 Diciembre 2018 09:44

Escriba su comentario

Post comentado como Invitado

0
  • No comments found