Jueves, 23 Mayo 2019 07:56

La música cuerda del D'mente

Escrito por Yelaine Martínez Herrera
La música cuerda del D'mente Foto: Cortesía del entrevistado

Las Tunas.- El rap como un medio para transformar positivamente la conciencia humana forma parte de la filosofía creativa de Adrián Vega (D´mente), joven tunero que por tercer año consecutivo fue nominado al Festival Internacional Cubadisco, cita que reconoce lo mejor de los fonogramas cubanos. Aunque no ha conquistado el ansiado galardón, es hasta la fecha el único de esta provincia con ese aval.

Heridas sonoras fue el título presentado en esta ocasión en la categoría de hip hop. Según el autor, de formación autodidacta, nace de la intención de musicalizar sentimientos generados a partir de experiencias únicas de la vida.
"Me pasé años produciendo su contenido; experimenté con diferentes ritmos y sonidos no muy comunes; produje alrededor de 30 instrumentales y luego fui escogiendo aquellos que me contaban una historia, todo con mucha calma. Su música y letra fueron creadas en un estado de total inspiración. Se trata de un álbum que me hizo ver en múltiples ocasiones el amanecer desde mi ventana", dijo el joven, sin dejar de agradecer al artista de la plástica Yahiron Villalobo por las ilustraciones y al realizador de sonido Yunior Oro Paredes, quien ha grabado casi todos sus fonogramas.
Adrián siempre aboga por la espiritualidad contra los tabúes y estereotipos. "Me gusta hacer canciones románticas y, sobre todo, que hagan reflexionar a las personas. Cuando cierro los ojos trato de visualizarme sentado en un rincón del mundo, observando a la humanidad y sus necesidades; de ahí vienen los temas".
Un aspecto que realza su quehacer es que trabaja con recursos propios y muchas veces a deshora, esfuerzo que ha recibido varios frutos, desde su primera realización audiovisual en el 2009 (Razón del labio), junto a la escritora Yuslenis Molina y la cantautora Iraida Williams.
"Ese video marca un punto importante en mi carrera, pues a partir de ahí empecé a hacer yo mismo mis audiovisuales. En el 2017 obtengo las primeras nominaciones a los premios Lucas con la obra El alma llora y en el Cubadisco con el álbum D'mente Universal. En el 2018 fui nominado a los lauros Cuerdaviva con la canción El alma llora, en el Cubadisco por segunda vez con el fonograma Manos a la obra y a los Lucas también, con el video Verso sangrante".
Él defiende un concepto del rap alejado de trivialidades y superficialidad. Le duele que "cuando se habla de ello enseguida sale a relucir una imagen de un hombre con muchas cadenas brillantes y mujeres bailando semidesnudas. Han pasado unas cuantas décadas desde que se popularizó con este perfil gansteril y aún perdura esa ideología que le limita el crecimiento, la aceptación y el respeto que merece".
Mientras, sus preocupaciones emergen y dan vuelo a las sonoridades. "El rap ha sido tan subestimado en Cuba, tan infravalorado y temido por su discurso social, que la mayoría de sus exponentes han tenido que transmutarse en reguetoneros para subsistir. Sin embargo, es un estilo de vida, un concepto interior de independencia y armonía con la naturaleza; es paz espiritual, educación cívica, respeto, amor y lealtad a tus principios. Tenemos la misión de transmitir ese mensaje".
Sostiene su sueño como un coleccionista de experiencias que disfruta mostrar un camino de luz. "Más más allá de la satisfacción de mis necesidades artísticas y los desafíos a la creatividad con metas cada vez más altas, quiero prender una chispa en la conciencia del que me escucha, que mi mensaje no muera y pueda educar las mentes de las presentes y futuras generaciones".
Su talento, voluntad y entrega seguramente no dejarán de sorprendernos. Quién sabe si en un futuro no muy distante, un tunero con seudónimo que roza a la locura, pero que nada tiene que ver con ella, por fin escale el peldaño dorado en la mayor fiesta del disco cubano.

Visto 381 veces Modificado por última vez en Jueves, 23 Mayo 2019 11:05

Escriba su comentario

Post comentado como Invitado

0
  • No comments found