dc trabajo313

Asiste Presidente cubano al balance del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social.

La Habana.- La política de empleo, política salarial, la prevención, asistencia y trabajo social centraron las discusiones de los participantes en el balance del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, que se desarrolló este sábado.

En el análisis de los resultados del trabajo durante el 2019 estuvieron presentes Miguel Díaz-Canel, presidente de la República; Manuel Marrero Cruz, primer ministro; Alejandro Gil Fernández, viceprimer ministro y ministro de Economía y Planificación; Ulises Guilarte de Nacimiento, secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba; Santiago Burey Pérez, vicejefe del Departamento Económico del Comité Central del Partido Comunista de Cuba; y Marta Elena Feitó Cabrera, ministra de Trabajo y Seguridad Social.

En estos últimos años se ha venido consolidando la atención a las figuras priorizadas desde la dirección municipal de trabajo con un sistema en el cual interactúan todas las entidades.

En este sentido Jesús Otamendiz Campo, director de Empleo del MTSS, aseguró que se le oferta empleo a todas las figuras priorizadas en cada uno de los municipios, lo que constituye un logro de las direcciones municipales.

«No podemos seguir viendo los temas de empleo reducidos solo a la atención de esas figuras priorizadas. Tenemos que dar un cambio en la manera en que estamos viendo los procesos de empleo desde las direcciones municipales de trabajo».

El directivo también se refirió a la atención a los jóvenes que se desvinculan del estudio y los que abandonan el trabajo. «No podemos quedarnos solo con aquello de que les dimos una oferta de empleo. Tenemos que también tener un control del seguimiento de los jóvenes que abandonan el estudio en la Educación Superior y los que abandonan el sistema nacional de educación», refirió.

Otamendi Campos Llamó también a avanzar de manera acelerada en el análisis del balance de recursos laborales desde el territorio, en el cual «tenemos que hablar de la población no económicamente activa».

En este tópico, refirió la necesidad de establecer una alianza estratégica con las universidades, a fin de conocer las causas de este fenómeno. «Hay que implicar la academia en este proceso».

Igualmente, se refirió a la atención a la asignación de los jóvenes universitarios, tema en el que resaltó el papel de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) y la Federación de Estudiantes de la Enseñanza Media (FEEM).

Una de las experiencias que afloró en el debate es el trabajo que se viene realizando en la provincia Las Tunas, territorio en el cual conjuntamente con la Oficina Nacional de Estadísticas e Información, y la Dirección de Economía y Planificación se trabaja en un diagnóstico de cada una de las áreas desde el consejo popular para identificar las fuentes de empleo que se pueden utilizar.

Oleidys Saucedo Licea, directora de la Delegación del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social en Las Tunas, declaró que se puede lograr a través de los proyectos de desarrollo local, insertar y crear nuevos empleos en el territorio.

«Tenemos que darle otra mirada al tema de los recursos laborales en cada uno de los territorios», acotó y destacó como una experiencia positiva lo que se ha realizado en el proceso de ubicación anticipada.

Sobre este mismo tema opinó Ingrid Travieso, subdirectora de Empleo del MTSS, mencionó como una de las complejidades de este proceso la ubicación de los estudiantes que cursan carreras nacionales y regionales.

José Ángel Fernández Castañeda, presidente de la FEU, expuso los principales resultados de la ubicación anticipada para los estudiantes universitarios que comenzó este curso escolar y aseguró que debe existir mayor alianza entre las entidades empleadoras y los centros de altos estudios.
El dirigente estudiantil se refirió en su intervención a la feria de empleadores, práctica que empezó en la Universidad de La Habana y que se quiere extender a otras casas de altos estudios.

Ulises Guilarte, al intervenir, recordó que en el actual escenario «se nos obliga a tener una mirada diferente a la gestión más eficiente de los recursos humanos desde su formación, su incorporación a los colectivos de trabajadores y (…) la estabilidad y la garantía de formación y desarrollo profesional de esos trabajadores».

También refirió que las actuales restricciones nos imponen tener la capacidad de reorientación o el redimensionamiento de la fuerza de trabajo.

«Cualquier proceso asociado a buscar eficiencia no pueden tener como variable primera los procesos de reducción de fuerza de trabajo», enfatizó Guilarte de Nacimiento, y mencionó a los sectores azucarero, energético e industrial entre los organismos con déficit de fuerza de trabajo.

El debate

En el intercambio con los funcionarios del MTSS se discutió, entre otros temas, sobre la reubicación de los trabajadores, la interrupción laboral, las diferentes modalidades de empleo y el trabajo por cuenta propia.

Manuel Marrero Cruz, primer ministro cubano, centró su análisis en el banco de problemas. «No lo podemos ver desde el punto de vista formal –dijo– sino como una herramienta necesaria de trabajo».

Igualmente, hizo énfasis en cómo vincular a los que producen, a los que sustituyen importaciones y a los que exportan, a los resultados. También llamó a darle seguimiento al sector no estatal y a continuar perfeccionando esta forma de empleo.

En el tema del pluriempleo, el Primer Ministro insistió en que la necesidad de monitorear el asunto y aprovechar el uso de las nuevas tecnologías para avanzar en este sentido.

También señaló que hay que perfeccionar el seguimiento a todos estos asuntos relacionados con el empleo y el salario, aunque alertó: «No podemos pensar que la reforma salarial lo va a resolver todo».

A propósito del Plan de la Economía para 2020, el Presidente cubano llamó a destrabar las trabas burocráticas que aun subsisten. «No podemos admitir, en la categoría salario, que si el sector estatal es el que más aporta al desarrollo del país, sea donde la dinámica salarial se mueve más lento».

También, llamó a estudiar las tendencias del empleo en el mundo, ser creativos, a pensar e implementar cosas nuevas, controlar «para que haya la prosperidad a la que aspiramos».

El Presidente cubano también se refirió a la manera en que se gestionan los recursos humanos. «Las direcciones de recursos humanos tienen que ser capaces de dirigir procesos de gestión de recursos humanos».

También, señaló que en la gestión de recursos humanos hay una serie de variables que aún no se utilizan con coherencia y convocó a aprovechar la fuerza de trabajo calificada que tiene el país.

Alejandro Gil subrayó que tenemos una garantía de empleo en el país, pero «tenemos que hablar más de indicadores que tiene que ver con la distribución de la riqueza».

En el tema de la retribución por el trabajo realizado se refirió a la diferencia entre el sector estatal y el no estatal. En este sentido, reconoció la necesidad de evaluar el contexto y tomar decisiones rápido. «Tenemos que avanzar más en la flexibilidad que tiene que ver con la retribución por el trabajo», recalcó el viceprimer ministro, al tiempo que abordó la relación del sector empresarial estatal con el plan de la economía.

«Tenemos que ir a una mayor flexibilidad también en el sector no estatal», dijo el ministro de Economía y Planificación.

Al cierre de los análisis, Miguel Díaz-Canel recordó que el país ha iniciado el año con una escalada de sanciones económicas del gobierno de Estados Unidos contra Cuba, las cuales se han internacionalizado con la Ley Helms-Burton, lo que ha provocado un recrudecimiento del bloqueo económico, comercial y financiero contra nuestro país y ha dificultado el arribo de combustible.

Respecto a la discusión del Plan de la Economía para el 2020, subrayó entre los objetivos: que se defienda el plan –«necesitamos que los colectivos obreros concreten cómo vamos a ser más eficientes»–, qué cosas hay que destrabar para que nuestra economía funcione mejor y desatar las fuerzas productivas en todos los escenarios.

Igualmente, el Presidente cubano se refirió a cuatro conceptos de trabajo planteados al abordar la problemática de la batalla económica: tiene que existir una plataforma de trabajo ideológico en todas las instituciones de gobierno, administrativas y empresariales; que los cuadros y dirigentes dirijan, no que cumplan tareas; seguir trabajando en el desarrollo de la política de cuadros y mantener las medidas de ahorro.

El empleo en cifras

Al cierre de 2019

Se estiman 4 515 200 ocupados en la economía
3 079 500 en el sector estatal
1 435 700 en el sector no estatal
Tasa de desocupación de 1,2 %
1 478 200 trabajadores en el sector presupuestado
1 601 300 trabajadores en el sector empresarial
21 179 trabajadores del sector estatal que tienen pluriempleo
6 681 trabajadores en la modalidad de trabajo a distancia en entidades del sector estatal
4 945 trabajadores en la modalidad de teletrabajo
Indicaciones del Presidente

Desechar la práctica de la interrupción y sustituirla por la reorientación o cambio de labor
Fomentar una cultura para ir introduciendo gradualmente formas de trabajo más eficientes, más modernas y que provocan ahorro
Todo lo que vayamos a impulsar siempre conocer con qué estructura se va a atender y qué incentivos hay que desarrollar
Prioridades

Generar nuevos empleos
Hacer un enfoque más integral de los problemas que afectan al empleo
Destrabar todo lo necesario para una mejor política de empleo
Mayor atención al trabajo por cuenta propia
Seguir el tema del trabajo a distancia, el pluriempleo
Seguir avanzando en sistemas de gestión y pago que pongan al sector estatal en condiciones de tener tanto éxito como se le atribuye al sector no estatal
Avanzar en el proceso de informatización
Mayor integralidad en el trabajo de prevención, asistencia y trabajo social

Escribir un comentario