dc tornado0007

Al cierre de diciembre de 2019, en La Habana se habían construido 10  mil 280 viviendas –de un plan de seis mil 166– donde gran parte de esa diferencia se centró en la de las personas damnificadas por el paso del tornado

Si de años peculiares hablamos, 2019 marcó sin dudas un hito en La Habana, cuando en el mes de enero la capital vivió uno de esos momentos que no se olvidan. En el año de su medio milenio, la ciudad sentía cómo las fuerzas del viento destrozaban todo a su paso.

La noche del domingo 27 de enero los habitantes de los municipios de Diez de Octubre, Regla, San Miguel del Padrón, Guanabacoa y parte de la Habana del Este vivieron un fenómeno diferente a todos, un fenómeno que causó la muerte de seis personas, más de 190 lesionados, unos 5 000 damnificados y cuantiosos daños materiales.

Pero si bien este evento marcó un antes y un después, lo que sobrevino a su paso desató todo un tornado de solidaridad, capaz de sobreponerse a aquel que tanto daño dejó.

LA PRIMERA RESPUESTA

La misma trayectoria que siguiera el tornado la realizaron las brigadas de las comunicaciones, los contingentes de la construcción, los linieros, los servicios comunales y el pueblo. Todo para, en el menor tiempo posible, restaurar gran parte de las pérdidas materiales.

VIVIENDA

1 068 derrumbes totales
1 000 derrumbes parciales
Tras el paso del tornado, en la capital se activaron los mecanismos de evaluación técnica de las afectaciones y puntos de venta de materiales de la construcción, que incluyeron subsidios para los más necesitados, y acceso a créditos.

En este sentido, se movilizaron todos los factores relacionados con este proceso para agilizar los trámites a
quienes sufrieron daños y pérdidas materiales.

Desde el primer momento, el Presidente de la República Miguel Díaz-Canel Bermúdez, con todos los ministros movilizados, y las máximas autoridades del Partido y el Gobierno en La Habana, estuvo al lado del pueblo, y en solo cinco meses se recuperó el 95 % de las afectaciones.

Al cierre de diciembre de 2019, en La Habana se habían construido 10 280 viviendas –de un plan de 6 166– donde gran parte de esa diferencia se centró en la de las personas damnificadas por el paso del tornado.

SALUD

19 instalaciones dañadas
1 Hospital Materno Infantil Hijas de Galicia
4 policlínicos
2 Hogares de ancianos
10 Consultorios del Médico y la Enfermera de la Familia
1 Farmacia Comunitaria
1 Unidad de Vectores, en el municipio Regla
En el Hospital Materno Infantil Hijas de Galicia había ingresados al momento del paso del tornado 196 pacientes; 17 niños en la sala de Neonatología y dos de ellos en estado crítico, y ninguno de ellos sufrió ningún tipo de lesión.

Ese hospital perdió el 90% de todos los ventanales; se afectaron las cubiertas, se perdió la red hidrosanitaria e hidráulica; de unos 74 tanques se afectó más del 80 % y también las tuberías.

En su recuperación participaron los contingentes Blas Roca y Julio Antonio Mella y, en menos de un mes abrió con el 10 % de los servicios.

El 19 de marzo, como prueba sólida de la voluntad del Estado cubano y de que la salud pública es una prioridad irrenunciable, estaban en condiciones de ofrecer servicio al pueblo todas las instalaciones del Ministerio de Salud Pública (Minsap) dañadas por el tornado.

ELECTRICIDAD

834 539 clientes sin servicio eléctrico (el cliente puede ser un núcleo familiar de varias personas)
A solo cinco días, el servicio eléctrico en los territorios afectados se restablecía en Diez de Octubre al 98 %, en Regla al 95 % y en Guanabacoa al 99 %.

COMUNICACIONES

15 750 líneas de comunicación telefónica
27 radiobases
23 áreas wifi
9 gabinetes integrales
En el caso de las comunicaciones, la torre de 93 metros del Centro Transmisor de Radio por Onda Media El Sapo, que brindaba los servicios de las emisoras coco y Radio Rebelde fue derribada por las fuerzas del viento; sin embargo, el servicio de transmisión se restableció por otros centros.

El 1ro. de abril quedó reinaugurado ese importante centro. La actual es una torre más pequeña que la anterior –63 metros–, pero cumple las mismas funciones de transmisión y está diseñada para soportar los fuertes vientos.

EDUCACIÓN

78 instalaciones afectadas
La escuela municipal Alfredo Aguayo, ubicada en el consejo popular de Santos Suárez, en el municipio de Diez de Octubre, fue una de las más perjudicadas por el fenómeno atmosférico, afectando la marquetería casi en su totalidad.

De igual forma, para su reparación se trabajó en la reconstrucción del teatro del centro educativo, en las áreas deportivas y los laboratorios de computación. Con la restauración de esta escuela, la misma recuperó su condición patrimonial y amplió su matrícula a 800 alumnos.

Asimismo, la empresa constructora integral de Mayabeque participó en la evacuación de todos los escombros en el techo de la Escuela Politécnica Andrés Luján, en el municipio de San Miguel del Padrón.

«Estos problemas fueron resueltos en un corto periodo de tiempo, gracias a la solidaridad y el abnegado esfuerzo de todos, desde la nación hasta la base», expresó Luis Antonio Torres Iríbar, primer secretario del Partido en la capital, en el discurso central del Acto Provincial en La Habana por el Aniversario 66 de los Asaltos a los Cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes.

Fuentes: Portal del Gobierno Habana 500, Tribuna de La Habana y Granma

Escribir un comentario