Imprimir
Visto: 1819

ferrocaril51

Si bien el 2019 marcó un paso de avance en todas las acciones que se llevaron a cabo, aún se necesita desarrollar más este medio para que, en próximos años, se convierta en el impulso que necesita la economía en el país

La Habana.- El año 2019 sin duda fue crucial en el desarrollo del ferrocarril cubano cuando, en medio de la situación energética que vivió el país, se convirtió no solo en la principal vía para la transportación de pasajeros sino que se ratificó además, como el medio más económico, pues el índice de consumo de combustible es inferior al del transporte automotor.

En esta situación, el incremento en la transportación de carga fue considerable. En el último semestre de 2019, asociado a esta coyuntura, se trasladó por ferrocarril un grupo de transportaciones que anteriormente se realizaban solo por vía automotor.

Entre estas transportaciones, que se retomaron luego de algunos años -en conjunto suman 41,9 miles de toneladas-, están las de cervezas, agua embotellada y refrescos; tuberías plásticas para acometidas hidráulicas de diferentes diámetros; contenedores refrigerados desde el Mariel hasta las provincias orientales; así como la transportación de cereal desde el puerto de Cienfuegos hasta Camagüey.

A todo esto se le suma la máxima planteada por el presidente de la República Miguel Díaz-Canel Bermúdez, cuando en el chequeo al Programa del Ferrocarril expresó la necesidad de transportar la mayor cantidad de productos por esta vía.

                                                                                                                      TRANSPORTACIÓN DE PASAJEROS

La transportación de pasajeros es la parte más visible por su impacto social del encargo estatal de la Unión de Ferrocarriles de Cuba (UFC) y hacia donde también se concentran las inversiones en el sector.

Su significación se evidenció notablemente con el arribo a Cuba, procedente de China, de los 80 nuevos coches como parte del Programa de Recuperación y Desarrollo del Ferrocarril en Cuba, es que, desde julio, han contribuido a la transportación de 400 mil 800 pasajeros en 411 viajes.

El ferrocarril es otro medio para la transportación de pasajeros en zonas donde no existen o son extremadamente difíciles las posibilidades del transporte automotor.

«Este servicio se ofrece en varias provincias, en las que se vinculan 421 asentamientos rurales: Matanzas, Villa Clara, Sancti Spíritus, Ciego de Ávila, Las Tunas, Granma, Holguín, Santiago de Cuba y Guantánamo; constituidos en aproximadamente 158 rutas», explicó Fátima Palacios Garrido, vicedirectora de la UFC.

En enero del 2019, el primer prototipo experimental de ferrobús que arribó al país estuvo a prueba durante un período de 45 días.

En este proceso se midieron parámetros asociados con la velocidad y disponibilidad técnica de las vías, además del acondicionamiento de estas, así como la transportación y condiciones del equipo, con el propósito de conocer si se ajustaba para la explotación en el servicio que se quería implementar, agregó Palacios Garrido.

Luego del análisis de los resultados de la prueba, se proyecta la adquisición de 300 ferrobuses, contemplados en diferentes etapas.

                                                                                                                      DISPONIBILIDAD DEL PARQUE FERROVIARIO EXISTENTE

Aunque la voluntad de la UFC está en brindar un servicio de calidad a la población y ser un medio eficiente para el país, se requiere de una gran infraestructura para alcanzar esa proyección.

El esquema de transportaciones en el país demanda de 33 locomotoras de alto porte, divididas en 21 para las transportaciones de carga y 12 para los trenes de pasajeros nacionales; sin embargo, actualmente trabajan como promedio 17, agrupadas en 11 en las cargas y seis en los trenes de pasajeros, afectando a los de recorridos más largos.

La falta de partes y piezas especializadas ha determinado el bajo coeficiente de disposición técnica (24,3 por ciento), lo que provocó en los últimos dos meses una disminución de 19 a 17 locomotoras disponibles, precisó la Vicedirectora de la UFC.

No obstante, destacó, para este año se proyecta la reparación de varias locomotoras chinas, además de la adquisición de dos de estas máquinas de alta potencia, en un primer momento, para realizar pruebas controladas en el país.

En el caso de las locomotoras de mediano porte, como parte de la ejecución del proyecto entre la UFC y la empresa rusa Sinara para la adquisición de 75 locomotoras de media potencia, se recibieron en el año que concluyó 51 equipos nuevos, mientras que las restantes se recibirán entre 2020 y 2021.

Además, se incluye la reparación de locomotoras de mediana potencia hasta 2022; así como la modernización del Taller de Ciénaga, en La Habana, agregó Palacios Garrido.

                                                                                                                        INVERSIONES EN EL SECTOR

Con la participación de los ferrocarriles rusos, el país lleva a cabo el Proyecto de Rehabilitación y Modernización de la Infraestructura Ferroviaria, que incluye, además de la rehabilitación de más de mil kilómetros de vía férrea, los sistemas de señalización y de protección de pasos a nivel en la Línea Central, comentó la Vicedirectora de la UFC.

Este contrato se firmó en octubre pasado luego de dos años de trabajo conjunto entre ambas naciones, y ahora se encuentra en proceso de instrumentación para comenzar en el 2020, precisó a Granma Eduardo Rodríguez Dávila, ministro del Transporte.

Se complementa de igual forma el proyecto con inversiones para equipamiento de la fábrica de traviesas, la cantera de Guáimaro, la planta de soldar carriles, la adquisición de los equipos especializados de vías y de construcción hacia la ejecución de los trabajos y la sostenibilidad.

A lo anterior se suma la compra de equipos a las empresas del Ministerio de la Construcción vinculadas con el proyecto, y la creación de un centro único de dirección para las transportaciones ferroviarias.

Si bien 2019 marcó un paso de avance en todas las acciones que se llevaron a cabo, aún se necesita desarrollar más este medio con el propósito de, en los próximos años, se convierta en el impulso que necesita la economía del país.

¿Por qué Villa Clara marcha a la vanguardia del país?

En la actualidad, Villa Clara alcanza notables resultados en este sector, de gran trascendencia para la economía cubana, que la hicieron merecedora de la sede nacional por el Día del Trabajador Ferroviario.

La recuperación de los carriles empleados en las vías férreas por parte de la Empresa Constructora de Vías Férreas Comandante Tony Santiago, de Placetas, permitió ahorrar al país en los dos últimos años unos 10 millones de dólares.

Como promedio, cada año la nación debía invertir unos cinco millones de pesos en moneda libremente convertible para la adquisición de los nuevos carriles, cifra que ahora se evita gastar, gracias al empeño de los trabajadores de esta entidad villaclareña, que somete a los viejos rieles a un proceso de rehabilitación a fin de facilitar su vuelta a la vía, aseguró Carlos Martínez Rodríguez, jefe de Operaciones de la referida entidad.

«Cuando las bandas ferroviarias resultan sustituidas, son sometidas a un proceso industrial de revisión y de recuperación, tras lo cual van al laboratorio de defectoscopía para ser certificadas», explicó el directivo.

El procedimiento de recuperación fue lo que facilitó la colocación el pasado año de poco más de 33 kilómetros de carril largo soldado en vías de importancia nacional, además de la reparación capital de otros 20,2 y el mantenimiento mecanizado a más de 960, con lo que se contribuyó a la mejoría en la calidad de marcha de los trenes, aseguró.

 ferro encifras55

Otros resultados del sector en el último año fueron el crecimiento de la transportación de las cargas, en un 7 %, entre cuyos productos se destaca el traslado de cemento por tren hacia las provincias orientales y la incorporación de otros nuevos como refrescos, cervezas, tuberías hidráulicas, materiales de construcción y de la canasta básica normada, reconoció Rolando Navarro Hernández, vicedirector general de la Unión de Ferrocarriles de Cuba.

Según el directivo, casi el 90 por ciento del azúcar producida en el país para la exportación se movió a través de los ferrocarriles, además de la mitad de la caña que va a los centrales para ser molida, la que antes se movía por camiones; indicador que en provincias como Sancti Spíritus es del 95 por ciento.

También se produjo un incremento en la transportación de pasajeros con el reinicio de los viajes hacia la zona oriental del país en las nuevas locomotoras y coches adquiridos.

El 29 de enero, en el Día del Trabajador Ferroviario en Cuba, el camino de este sector continúa marcado por las palabras pronunciadas hace 45 años por el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz cuando dejaba inaugurado el primer tramo del ferrocarril modernizado: «Que nuestros ferrocarriles en el futuro se caractericen fundamentalmente por la seriedad y por la eficiencia, por el sentido de la responsabilidad y por la disciplina».