infantes2961

La Mayor de las Antillas ha decidido presentar su candidatura a miembro del Consejo de Derechos Humanos para el 2021-2023. Así lo confirmó el canciller Bruno Rodríguez Parrilla, durante su intervención en Ginebra

La Habana.- La Mayor de las Antillas ha decidido presentar su candidatura a miembro del Consejo de Derechos Humanos para el 2021-2023. Así lo confirmó el canciller Bruno Rodríguez Parrilla, durante su intervención en Ginebra en el Segmento de Alto Nivel del 43 Período Ordinario de Sesiones de este organismo.

Si hablamos de verdadero compromiso en materia de promoción y protección de los derechos humanos para todas las personas y pueblos del mundo -sin dobles raseros, manipulación, politización y selectividad del tema-, nuestro país exhibe con orgullo importantes logros a escala internacional.

El pasado año, el pueblo cubano ratificó en referéndum la Constitución de la República. Los resultados del proceso confirmaron el firme apoyo del pueblo al Sistema Político que ha escogido libremente y a la Revolución Cubana. La Carta Magna del país consagra derechos humanos que aún son una quimera para otros pueblos del mundo.

A pesar de casi seis décadas del bloqueo impuesto por Estados Unidos, la Mayor de las Antillas cumplió los ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio y sus metas, tres de ellos antes del plazo fijado en el 2015, y hoy tiene pleno compromiso con el cumplimiento de la Agenda 2030 y sus 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, con algunas metas ya alcanzadas.

Cuba cuenta con relevantes resultados en materia de Educación, Salud y Seguridad Social, reconocidos a nivel mundial. Fiel a su vocación solidaria, ha apoyado a otros pueblos en las luchas contra el colonialismo y el apartheid, y en el combate contra el ébola en África. Más de 400 mil colaboradores de la Salud han cumplido misiones en 164 naciones (labor que ha permitido obtener al contingente médico cubano Henry Reeve el Premio de Salud Pública en Memoria del doctor Lee Jong-wook), otorgado por el Consejo Ejecutivo de la Organización Mundial de la Salud, y gracias al programa de alfabetización Yo sí puedo (Premio de Alfabetización Unesco-Rey Sejong en el 2006 y Premio Mestres 68 en el 2012) más de nueve ­millones de personas han sido alfabetizadas en más de 30 Estados.

Entre los ejemplos más relevantes de la contribución de la Isla a la paz mundial sobresalen la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz durante su Presidencia de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac). La Habana acogió los diálogos entre el Gobierno colombiano y las Farc-EP, que concluyeron con la firma del Acuerdo de Paz, y fue sede en febrero del 2016 de un encuentro histórico entre el Papa Francisco y Su Santidad Kirill, Patriarca de Moscú y de toda Rusia, primera reunión de los líderes de ambas iglesias luego del cisma de 1054. "Si sigue así, Cuba será la capital de la unidad", dijo su Santidad Francisco en aquella oportunidad.

Nuestro país participó de modo activo en la negociación para el establecimiento del Consejo de Derechos Humanos, fue elegido miembro fundador de este de 2006 a 2009, y miembro en los períodos 2009-2012, 2014-2016 y 2017-2019, siendo en este último caso el país más votado de la región. De junio de 2011 a junio de 2012 asumió una de las vicepresidencias del Consejo, en representación de nuestra América.

Con esta candidatura, Cuba seguirá aportando a la comunidad internacional su experiencia en el diálogo y la cooperación, a favor de los derechos humanos.

Escribir un comentario