aviones295

En 2019, el sistema de la aviación en la Isla se vio afectado por el recrudecimiento de las medidas restrictivas del Gobierno de EE.UU. contra Cuba, que impactó en la cancelación de las operaciones de vuelos de líneas aéreas regulares a las provincias, trayendo como consecuencia la agudización de los daños económicos con la consecuente insatisfacción de los pasajeros

La Habana.- "Si bien es cierto que el bloqueo tiene un efecto real en la aeronáutica, los problemas internos tienen que tener soluciones, es el momento de resolverlos en el menor tiempo posible para convertirse en un referente de modelo en la eficiencia", expresó Jorge Luis Tapia Fonseca, viceprimer ministro del país durante el balance anual del sector.

Asimismo, convocó a los presentes a revisar regulaciones y resoluciones que implican trabas para una gestión más eficiente y diversificada.

El Viceprimer Ministro refirió que se debe trabajar más allá de la identificación de los problemas que presenta la aviación, buscando soluciones para transformarlos en el menor tiempo posible.

El espacio fue propicio para reconocer las acciones realizadas para garantizar el regreso de los colaboradores de la misión médica cubana en Bolivia y Ecuador, labor en la que se vieron involucradas varias de las empresas de la aviación.

                AFECTACIONES DEL BLOQUEO A LA AERONÁUTICA

En el 2019, el Sistema de la Aviación en la Isla se vio afectado por el recrudecimiento de las medidas restrictivas del Gobierno de EE.UU. contra Cuba, que impactó en la cancelación de las operaciones de vuelos de líneas aéreas regulares a las provincias, trayendo como consecuencia la agudización de los daños económicos con la consecuente insatisfacción de los pasajeros.

En el caso de Cubana de Aviación, el fortalecimiento de la unilateral medida de la Casa Blanca estuvo dirigido al cese de contratos de arrendamiento de aeronaves con las diferentes aerolíneas de mediano alcance, lo que provocó la cancelación de vuelos internacionales a los destinos de Santo Domingo, México, Cancún, Caracas, Puerto Príncipe, Fort de France y Point a Pitre.

Esto, junto a otras situaciones ocurridas en el año, incidieron en el cumplimiento de vuelos internacionales y en el de los nacionales, explicó Roberto Peña Samper, director de la Corporación de la Aviación Cubana S.A. (Cacsa).

                         INSATISFACCIONES DE LA POBLACIÓN

Una de las principales cuestiones en la que la población referencia su insatisfacción es la impuntualidad. Sobre esto, se dio a conocer que en los vuelos de alcance nacional existió una ligera mejoría, sin embargo, todavía es necesario seguir perfeccionando cuestiones como los fallos técnicos y otras asociadas con razones operacionales y comerciales.

De acuerdo con funcionarios de Cacsa, el tiempo de estancia de los pasajeros en las terminales aéreas mantiene un comportamiento favorable, donde solo el uno por ciento del total de vuelos muestreados han demorado más de los 45 minutos, cifra ligeramente inferior a la obtenida en el 2018, a partir de medidas organizativas implementadas.

Otra cuestión por perfeccionar es la transportación de cargas, proceso en el cual se disminuyeron los tiempos de entrega a los clientes, comportándose el ciclo de despacho, al cierre del año, inferior a igual período del almanaque anterior.

En el caso del tratamiento y manipulación de las cargas, se evidenció el impacto de la implementación de un grupo de medidas organizativas y la materialización de las inversiones previstas tanto en infraestructura como en equipamiento.

Eduardo Rivero, director de Aerovaradero, explicó que la entidad ha dado pasos sólidos en cuanto a las cargas y, referente al servicio comercial, ha mejorado en los tiempos de extracción por las empresas, aunque persisten algunos organismos que mantienen los plazos por más de 30 días en los almacenes.

Para el 2020, la entidad tiene previsto implementar nuevas estrategias comerciales, ampliar los servicios y trabajar en mejorar la calidad, agregó el directivo.

"Las medidas que forman parte de esta estrategia comercial incluyen la apertura a todas las aerolíneas para importar cargas no comerciales en La Habana, proceso que se pretende generalizar en el país cuando la empresa cree las condiciones", destacó.

Por otra parte, han existido insatisfacciones dirigidas a temas de información, rapidez en el servicio, condiciones de confort y espera en las instalaciones, principalmente en provincias, así como el incumplimiento de los términos establecidos para la respuesta a las quejas y reclamaciones, cuestiones estas que hay que revertir.

Durante la reunión del grupo de la Organización de Aviación Civil Internacional se mostró que Cuba registró la menor ocurrencia de incidentes para la región del Caribe, así como uno de los valores más bajos de riesgo de ocurrencia de una colisión en espacio aéreo no solo para el Caribe, sino también para la región de Sudamérica.

En el 2019 se alcanzaron los valores más bajos, tanto en número de incidentes imputables al prestador de servicio de navegación aérea, como del valor del coeficiente de seguridad en los últimos 10 años.

Asimismo, Hermes Hernández Dumas, director de la Dirección Técnica Operacional de Cacsa, explicó que la seguridad de los vuelos logró reducir en un 35 por ciento los incidentes en la aviación concernientes a la Empresa Nacional de Servicios Aéreos.

Sobre los mantenimientos en las instalaciones, las ejecuciones estuvieron dirigidas a las actividades de reparaciones en las terminales, mantenimiento a los equipos de clima y rayos x, así como en los campos de vuelo de los aeródromos.

Se intensifica el trabajo en los 14 programas de desarrollo vinculados con el equipamiento especial y tecnológico, bases de combustible, navegación aérea, manipulación y tratamiento a las cartas, rehabilitación y repavimentación de las pistas, los que se encuentran en diferentes etapas.

Se trabajó, además, en la modernización tecnológica de la infraestructura en los servicios aeroportuarios, a partir de la unificación de los sistemas de reserva y la introducción de los quioscos de check-in, de alto impacto en la calidad y en la prestación de los servicios.

                                                   EN CIFRAS

Al cierre del 2019:

339 millones 300 mil pasajeros nacionales transportados.

174 millones 500 mil pasajeros internacionales transportados.

Siete millones de toneladas de carga transportadas.

Escribir un comentario