dc841

Acompañan al mandatario, el primer ministro Manuel Marrero Cruz; el viceprimer ministro, Roberto Morales Ojeda; el ministro de Salud Pública, José Ángel Portal Miranda, así como otros dirigentes del país y jefes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias

Holguín-. El presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, presidió la tercera reunión territorial desarrollada con las principales autoridades políticas y del Gobierno, así como del sector de la Salud Pública y de otros organismos de las provincias de Holguín, Camagüey, Las Tunas, Granma, Santiago de Cuba y Guantánamo, con el fin de dar seguimiento al Plan del país para enfrentar la enfermedad que ya se ha extendido por más de 80 naciones.

Acompañaron al mandatario el primer ministro Manuel Marrero Cruz; el viceprimer ministro, Roberto Morales Ojeda; el ministro de Salud Pública, José Ángel Portal Miranda, así como otros dirigentes del país y jefes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias.

Cuba no presenta hasta hoy casos de coronavirus y cuando existan se dirá inmediatamente, aseveró Díaz-Canel, y señaló que se ha apreciado objetivamente la amenaza que representa para el país a partir de su incidencia en la región, pero aseveró que las acciones implementadas no son para alarmar, pues se orientan a la preparación oportuna de la cadena de dirección y de la población.

Se ha trabajado en un plan de prevención para evitar la entrada de la enfermedad, pero también de control y enfrentamiento en la situación en la que pudiera estar presente en nuestro país, dijo.

Todo se hace, explicó, para crear un ambiente de confianza y seguridad en la población, que debe saber las medidas que adopta la nación y las acciones que hacen para mantener la información, de ahí que se espera más comprensión participación de nuestro pueblo.

Este no es un plan de consigna, este es un plan realista, para ejecutarlo con toda precisión, aseveró. Por lo tanto, añadió, debe interiorizarse y cuestionarse permanentemente, acompañándolo de la modelación de situaciones que ayudarán a la toma de decisiones en cada territorio.

Díaz-Canel dijo a los dirigentes y cuadros convocados a la cita que al retornar a sus territorios deben trabajar creativamente en la puntualización, implementación y control de las acciones del plan, y a la vez estar listos para hacer las inclusiones que las circunstancias sugieran.

Asimismo, se refirió a la importancia de la preparación del médico de la familia, grupos básicos de trabajo, delegados de circunscripciones y presidentes de consejos populares, porque son los eslabones que en la base inciden en el triunfo de la vigilancia y la información oportuna.

"Los médicos de familia tendrán que trabajar de manera más intensa, haciendo más terreno, visitando todas las familias en las que hay síntomas de cualquier anomalía que se acerque a este tipo de virus", precisó.

De igual modo, dijo que junto a este plan continuará el cumplimiento del resto de las tareas de la vida económica, política y social del país, en medio del recrudecimiento del bloqueo del Gobierno de Estados Unidos.

Con el concepto de que es un plan de prevención y control orientado a impedir la entrada de la enfermedad al país y, en caso contrario, atenuar las afectaciones, primeros secretarios del Partido Comunista, gobernadores provinciales, intendentes, jefes de regiones militares y autoridades de Salud Pública de Holguín, Camagüey, Las Tunas, Granma, Santiago de Cuba y Guantánamo expusieron las acciones puestas en marcha en esos territorios.

Escribir un comentario