coronavirus45

La Habana.- Las medidas gubernamentales contra la COVID-19 se adoptan para salvaguardar la salud del pueblo cubano y están encaminadas a
intensificar el control de la situación epidemiológica y a mitigar las afectaciones económicas a la población, aseguró hoy, en esta capital, Manuel Marrero Cruz, Primer Ministro cubano.

Explicó que a partir del próximo martes no podrán arribar turistas a Cuba, por un plazo de 30 días, con el propósito de proteger a la población ante la amenaza de la Covid-19 .

Durante su intervención en el programa radiotelevisivo Mesa Redonda, Marrero Cruz dijo que la medida no significa el cierre de fronteras, pues los residentes cubanos podrán en todo momento entrar al archipiélago y la actividad comercial se mantendrá.


En relación con los extranjeros que actualmente están de visita en la mayor de las Antillas, declaró que son aproximadamente 60 mil y que alrededor de 13 mil se van diariamente, explicó que las aerolíneas y turoperadoras tendrán la facilidad de que sus clientes partan de manera segura y organizada.

La medida se establece por 30 días acorde con acciones similares que han establecido otros gobiernos ante el peligro de la pandemia y para evitar,
con este plazo de 72 horas, grandes molestias a los turistas que están en Cuba o esperaban venir en los próximos días.


El Primer Ministro señaló que si la situación de la COVID-19 empeora, se anunciará antes del plazo previsto una prórroga o extensión de la
limitación de entrada al país de turistas y salida de cubanos.


Mencionó que el residente cubano no tendrá restricciones para llegar a la mayor de las Antillas, ya sea por vía aérea o marítima y puntualizó que continuará la actividad económica con el arribo de barcos o aviones.

Al referirse a la tripulación de ambos tipos de transporte, Marrero Cruz explicó que en caso de los buques el personal permanecerá dentro de la embarcación y si deciden bajarse deben ser sometidos a vigilancia epidemiológica.


Mientras el personal de los aviones, explicó, no tendrá libertad de movimiento, serán ubicados en un espacio escogido para ello y se les asegurará la atención médica.
Marrero Cruz afirmó también que el espacio aéreo cubano se mantendrá abierto y los aeropuertos conservarán un nivel de operación, por ejemplo, al recibir una ayuda que llegue del exterior o una brigada médica cubana que parta a otras naciones.


Declaró que la medida se ha tomado en estricto cumplimiento de las normas internacionales y se ha comunicado a instituciones como la Asociación Internacional de Transporte Aéreo, y las organizaciones Marítima Internacional, Internacional del Trabajo, Mundial del Turismo y la Organización Mundial de la Salud.


Subrayó que en el periodo se aprovechará para dar mantenimiento a las instalaciones como puertos, aeropuertos y centros turísticos para que una vez reabran, estén en condiciones de brindar un mejor servicio.


Destacó que la pandemia provocada por el virus SARS-CoV-2 ha causado gran impacto económico y los flujos turísticos mundiales, de lo que Cuba no ha estado exenta.
Finalmente, aseguró que los trabajadores del sector del turismo que quedarán disponibles contarán con una garantía salarial.

Escribir un comentario