gastronomia64939

Como parte de las nuevas medidas adoptadas por el Gobierno cubano para la prevención y el enfrentamiento a la Covid-19, el Ministerio del Comercio Interior precisó sus disposiciones sobre la venta de mercancías, las prestaciones de gastronomía y de alojamiento hotelero

La Habana.- La higiene y la protección personal, en los servicios que manipulan alimentos, deciden en la contención de la propagación de la Covid-19. 
Como parte de las nuevas medidas adoptadas por el Gobierno cubano para la prevención y el enfrentamiento a la Covid-19, el Ministerio del Comercio Interior precisó sus disposiciones sobre la venta de mercancías, las prestaciones de gastronomía y de alojamiento hotelero, así como los servicios personales y técnicos, las cuales permitirán, además de mantener la vitalidad de la red de Comercio y la satisfacción de las necesidades de los usuarios, equilibrarlas con la responsabilidad de contribuir a proteger la salud de la población.

Medidas generales:

Incrementar las acciones de limpieza e higienización de los establecimientos minoristas que prestan servicios a la población. Colocar en la entrada de las unidades, productos para la desinfección de las manos del personal que accede a esta red.

Extremar las medidas higiénico-sanitarias de los trabajadores que elaboran alimentos y prestan servicios directos a la población. Garantizar la disponibilidad de productos detersivos, cloro diluido para el lavado de las manos, la limpieza y el fregado de insumos.

Asegurar, en correspondencia con la disponibilidad de productos de primera necesidad, el reaprovisionamiento de la red. Evitar la concentración de ofertas, a fin de disminuir las aglomeraciones de personas y los traslados.

Priorizar la comercialización de productos agropecuarios a través de la red minorista de mercados estatales, de oferta y demanda, de quioscos, de carretillas y de placitas. Evitar la utilización de la modalidad de ferias, con el objetivo de minimizar los riesgos por la concentración de personas.

En la actividad de venta de mercancías:

Crear condiciones en todas las unidades de venta de mercancías para que el acceso al público sea escalonado (en correspondencia con la capacidad de la unidad).

Reducir la participación de los concurrentes (trabajadores-vendedores por cuenta propia) al 50 por ciento en los centros, áreas comerciales y de servicios de alta concentración, alternando su participación en la semana.

En las unidades de la gastronomía:

Los restaurantes adoptarán medidas de reorganización de las mesas que se utilizan para la prestación de servicios, ubicándolas con una separación de dos metros (limitar al 50 por ciento las capacidades), que garantiza el espaciamiento recomendado. Evitar aglomeraciones.

Incrementar en la red de gastronomía la modalidad de servicios para llevar, entregas a domicilios y listos para la venta de rápido consumo.

Escalonar los horarios de servicios en las unidades de alimentación social (comedores obreros) para evitar la aglomeración de personas.

Incrementar, en las unidades de carretera, la aplicación de medidas higiénico-sanitarias, como asegurar la existencia de pomos con hipoclorito de sodio al uno por ciento, y de depósitos de agua para el lavado de las manos en baños públicos y en todos los accesos a estas unidades. Ubicar personal de salud de forma permanente donde se justifique, debido a la cantidad de personas que asistan o circulen.

Priorizar, en el sistema de atención a la familia (saf), la entrega de almuerzo y comida, ya sea a domicilio, o recogido por un familiar del beneficiado, o un representante autorizado por el trabajador social.

En la actividad de alojamiento hotelero (incluye recreación, turismo y esparcimiento):

Suspender las siguientes actividades del trabajo por cuenta propia con objetivos turísticos y de recreación:

Arrendamiento de viviendas, habitaciones y espacios, a personas procedentes del exterior, extranjeros o cubanos. Se excluyen los técnicos o extranjeros residentes temporales que habitan en viviendas que prestan estos servicios.

Servicios de bar y recreación.

Suspender el alojamiento estatal en el Sistema de Comercio Interior con objetivos turísticos y de recreación a personas procedentes del exterior, extranjeros o cubanos.

Suspender las actividades que generen concentración de personas, y que se realizan en parques temáticos, ocio club, palacios de matrimonios, pistas bailables, círculos sociales obreros, cines, teatros, cabaré, eventos deportivos y otros. Mantener la gastronomía y la venta de mercancías cumpliendo las indicaciones establecidas para estas actividades.

Suspender la actividad de campismo popular en todo el territorio nacional.

En la actividad de servicios:

Incrementar los servicios a domicilio para la reparación y mantenimiento de equipos y enseres menores.

Fuente: Sitio web del Mincin

 

Escribir un comentario