dc66453

El Presidente de la República y el primer ministro insistieron en la importancia del distanciamiento social para contener el avance de la Covid-19 en el territorio nacional

La Habana.- "Actuando con responsabilidad es como más podemos aportar a salvar vidas humanas", insistió el presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, en la tarde de este miércoles durante la reunión que a diario evalúa el comportamiento del nuevo coronavirus en el país y en la cual el primer ministro, Manuel Marrero Cruz, dio a conocer nuevas medidas dirigidas a contener el avance de la Covid-19 en el territorio nacional.

Con ellas –explicó el primer ministro– se busca incrementar el aislamiento social, manera de actuar que en estos momentos constituye la principal medicina para evitar el contagio por la enfermedad en la población.

En tal sentido, informó la decisión de posponer, por el momento, el cobro de los servicios de electricidad, agua y gas, salvo los que puedan realizarse por vía electrónica, a partir de lo cual se cierran las oficinas de atención a la población, donde se efectúa el pago de estos servicios.

Detalló que se mantendrá la facturación mensual y con las mismas tarifas. El aplazamiento de los pagos –aseguró– no conducirá a ninguna penalidad o corte de los servicios y, una vez que se reinicien estos en las diferentes oficinas, las personas están en la obligación de acudir a ellas a abonar lo que les corresponde.

Asociado al consumo de energía eléctrica, convocó a la población que hoy permanece en las casas a ahorrar tanto como sea posible, pues lógicamente los índices de consumo se han incrementado en estos días.

Asimismo, explicó que se suspende con carácter temporal el cobro de las multas en las oficinas establecidas para ello, y en el caso de las que ya han sido impuestas, se prorrogará el plazo de vencimiento. La obligación de pagar se mantiene cuando las oficinas abran nuevamente al público –resaltó–, solo que en el actual escenario no se aplicarán los recargos establecidos para los casos en que la multa no se abone en el periodo legalmente previsto.

Marrero Cruz subrayó además que se continuarán identificando otras actividades y servicios que se puedan suspender o reducir, con el propósito de propiciar el mayor aislamiento social posible.

De igual manera, ratificó la medida ya anunciada de eliminar la prestación de servicios en restaurantes y cafeterías, en los cuales solo se mantendrá la venta de alimentos para llevar y el servicio a domicilio, en horarios limitados.

Asociado a ello aclaró que en dichas unidades no se ofertará ningún tipo de bebida alcohólica, por lo que se cierran todos los servicios de los bares. En consecuencia, el expendio de estas bebidas únicamente se realizará en las tiendas.

Sobre estas y otras medidas, relacionadas fundamentalmente con restricciones en las actividades del comercio y el transporte, dijo el Primer Ministro que se ofrecerán más detalles en el programa televisivo Mesa Redonda de este jueves.

Acerca de las nuevas decisiones, el Presidente de la República reiteró que se continúan evaluando otras medidas, al tiempo que se siguen analizando los estados de opinión de la población y valorando las experiencias de cada uno de los territorios para seguir socializándolas.

Por otra parte, el Jefe de Estado destacó que en la tarde de este propio miércoles "tuvimos la oportunidad de reunirnos nuevamente con todo el personal científico que está trabajando para apoyar el enfrentamiento a la pandemia". Hay varios proyectos que ya van dando resultados –dijo–, y otros que avanzan y nos abren las perspectivas de un aporte muy importante en las próximas semanas, por todo lo que se ha venido realizando.

Al respecto detalló que se ha ido consolidando el modelaje del comportamiento de la pandemia en la medida en que han avanzado los datos de su ocurrencia en el país, y la comparación y el estudio que se han hecho de la situación de naciones con características parecidas a la nuestra.

Esos modelos van dando –puntualizó– que nos estamos acercando a un momento en que vamos a tener una situación más compleja, como hemos venido anunciando y explicando claramente a la población.

Por lo tanto –enfatizó–, tenemos que seguir insistiendo en que es necesario actuar con responsabilidad. "El comportamiento responsable de cada uno de nosotros es la manera también en que podemos respetar mejor al resto de nuestros compatriotas, al resto de nuestros ciudadanos", valoró.

 
Sabemos que es dura la situación –reconoció– y que exige un sacrificio personal, un sacrificio familiar y un sacrificio a nivel social, pero ese sacrificio es precisamente para una cosa tan enaltecedora como lo es el poder salvar vidas humanas.

A su vez, el mandatario destacó cuán importante y decisivo resulta el diagnóstico que se pueda hacer a tiempo de las personas asintomáticas o de las que ya tienen síntomas, para que eso nos permita actuar de inmediato en el tratamiento hacia ellas y también en el ámbito de los contactos que han tenido.

Y para seguir aislando contactos e ir separando las cadenas de transmisión de la enfermedad, expresó que "necesitamos más aislamiento social; no hemos logrado todavía en aislamiento social los niveles que necesitamos".

Al referirse a determinadas gestiones por las cuales las personas tienen que salir a la calle, particularmente las asociadas a determinadas compras, insistió en el llamado a la población para actuar con responsabilidad y evitar que lleguemos a una situación que después tengamos que lamentar, por la intensidad en que se nos manifieste esta enfermedad.

Ante ese escenario inevitable, dijo que es preciso, en primer lugar, mantener las normas de aislamiento social, y en segundo lugar, tratar de que salga a la calle un mínimo de personas de la familia. A su vez, reiteró la importancia de continuar consolidando los mecanismos mediante los cuales de manera diferenciada se atienda a personas vulnerables, que lo mismo pueden ser adultos mayores que familias con determinada situación.

Ante el complejo escenario actual –acentuó–, existen muchas personas que han sido obligadas a aislarse y se desesperan porque quieren colaborar, porque quieren estar en la primera línea de enfrentamiento a la pandemia. "A ellas les decimos que la mejor forma de colaborar en estos tiempos es cuidarse y cuidarnos, cumpliendo con las medidas de distanciamiento social que hemos estado orientando", manifestó.

Hay muchas historias de heroísmo por estos días –afirmó– y muchas veces quienes las están protagonizando las ven como un sencillo cumplimiento del deber, pero ese actuar altruista y de entrega, de compromiso, no puede ser empañado por la actitud de un grupo de irresponsables e indisciplinados que desconocen las advertencias que se les han hecho por parte de las autoridades y los esfuerzos que se están realizando.

De inadmisible consideró el hecho de que en momentos como estos todavía salgan personas sin necesidad alguna a frecuentar lugares públicos y tengan en ellos comportamientos no adecuados; jueguen dominó o hagan otro tipo de actividades recreativas en las calles; incluso fiestando en lugares públicos y consumiendo bebidas alcohólicas.

Ya es momento –dijo– para que no admitamos que los ómnibus y los medios de transporte se repleten de personas, que alguien suba a ellos sin nasobuco o viole las reglamentaciones que se están dando. Como inadmisible valoró también que todavía existan lugares donde el pesquisaje no ha llegado a las personas al menos por primera vez. "Esos son aspectos que tenemos que seguir revisando y perfeccionando en nuestro accionar diario", reflexionó.

En tal sentido, pidió a las fuerzas del orden interior pasar ya de la persuasión a la actuación con rigor contra quienes se manifiestan de manera indisciplinada e irresponsable.

Hay que ratificar –insistió– que seguiremos reconociendo y aplaudiendo a los que entregan todo para derrotar la epidemia, pero también seguiremos condenando y criticando a los irresponsables.

Como es habitual en estos encuentros, José Ángel Portal Miranda, ministro de Salud Pública, actualizó acerca del comportamiento de la enfermedad en el país, cuando ya han transcurrido 28 días desde la detección de los primeros casos de la Covid-19 en el territorio nacional.

En el encuentro, donde también estaban presentes el segundo secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, José Ramón Machado Ventura; el vicepresidente de la República, Salvador Valdés Mesa; y el viceprimer ministro, Roberto Morales Ojeda, se conoció, además, sobre las medidas que se han adoptado para dar cumplimiento al plan de enfrentamiento y control del nuevo coronavirus en las provincias de Sancti Spíritus y Cienfuegos.

 

Escribir un comentario