Imprimir
Visto: 524

dc72777

El presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, afirmó que Cuba vencerá la difícil situación impuesta por la pandemia de la Covid-19 y el bloqueo, pues podemos hacer miles de cosas mejores, hay muchas ideas compartidas por implementar con más agresividad y, sobre todo, porque tenemos la obra de la Revolución delante y hay que defenderla con pasión.

La Habana.- Al encabezar la reunión del Consejo de Ministros, correspondiente al mes de junio, y que dirigiera el primer ministro, Manuel Marrero Cruz, el mandatario informó que ya están elaborados y en proceso de aprobación los documentos del Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social hasta el 2030 y la Estrategia para el fortalecimiento de la economía en un momento prolongado de crisis, que deben quedar listos a inicios de julio.

Podemos avanzar mucho en su implementación, dijo, para llegar al próximo Congreso del Partido con valoraciones sobre lo que hemos hecho durante este tiempo.

Ese es un trabajo más estratégico, argumentó el Jefe de Estado, "pero ahora necesitamos inmediatez y una reacción de trabajo, para transformar el comportamiento de la economía, con más intensidad y, sobre todo, con innovación".

Tenemos que hacer cosas distintas y bien pensadas, indicó el Presidente, y se refirió a cuestiones como aprender a vivir con menos importación, potenciando más las exportaciones. Hoy se dan explicaciones que evidencian cómo el tema de la importación nos ha limitado el pensamiento.

Díaz-Canel habló sobre promover la producción nacional para satisfacer la demanda interna, "porque todavía uno ve la cantidad de elementos que importamos y que podemos hacer aquí a determinadas escalas". La industria nacional, apuntó, tiene que pensar en todo lo que se pueda producir en Cuba y cómo se va preparando para hacerlo.

Asimismo, indicó "potenciar sistemas productivos territoriales, a nivel de municipios y provincias". En la medida en que en una localidad tenga más producción de alimentos, servicios que la gente pueda desarrollar con sus esfuerzos y mecanismos de comercio sin trabas, que las cosas se puedan resolver dentro del territorio y que solo haya que llevarles lo esencial, es una importante contribución al país desde los territorios.

Entre otros asuntos, argumentó sobre la necesidad de que los organismos de la Administración Central del Estado y las empresas convoquen a científicos y expertos para la solución de los problemas, y cuenten con consejos técnicos asesores, que funcionen bien, aporten y hagan propuestas.

Vuelvo a insistir, dijo, en que hay tres herramientas o pilares que tenemos que utilizar de manera más intensiva: la innovación, la comunicación social y la informatización.

En el intercambio con los miembros del Consejo de Ministros, Díaz-Canel se refirió, además, "a la ofensiva de subversión en las redes sociales, que es sumamente agresiva, porque les ha molestado lo que hemos logrado y que en medio de todo este lío estemos saliendo adelante".

Todos los días, aseveró Díaz-Canel, hay una enorme cantidad de barbaridades, de mentiras, de especulaciones y de exageraciones, que tenemos que desmentir y denunciar.

"El enemigo sí tiene un plan contra nosotros, bien organizado, y mientras más salimos adelante es mayor la ofensiva. Esta batalla es dura, la tenemos que ganar y la estamos ganando, pero hay que ser más eficientes y valientes proponiendo cosas".

El Presidente comentó sobre los miles de personas que han fallecido en varios países a causa de la pandemia, "porque hay un sistema que no se ocupa de la gente, que no piensa en la gente, que los engaña y los tiene toda la vida soñando".

En el mundo, agregó, han muerto muchos médicos, y en Cuba no hemos tenido que lamentar ningún fallecimiento en el personal de la Salud. En el planeta, los que llegan a estado grave y crítico mueren en un 80 por ciento, y nosotros salvamos al 80 por ciento. La letalidad en el país ha bajado en los últimos días y hemos hecho todo eso con bloqueo, que no es una justificación, aclaró, sino una realidad que vive Cuba hace más de 60 años.

El pueblo confía en lo que hemos logrado, subrayó, y vamos a seguir potenciando todo eso que tenemos aquí, los valores que defendemos, nuestra historia, nuestra cultura y el ejemplo que le hemos dado al mundo.

                                                                                                                               LA ECONOMÍA CUBANA EN SEIS MESES

Al intervenir en la reunión del máximo órgano de Gobierno, el viceprimer ministro, Alejandro Gil Fernández, consideró que la economía cubana transitó los primeros seis meses del año en condiciones excepcionales, "a partir de que se unió al arrecio del ilegal bloqueo de los Estados Unidos, la pandemia de la Covid-19 desde la segunda mitad de marzo, cuando se tuvo que tomar la decisión de detener algunas actividades, entre ellas el turismo, que evidentemente tienen un impacto en el funcionamiento de la economía del país".

En tal sentido, explicó que decrecieron las importaciones y las exportaciones, estas últimas fundamentalmente de servicios relacionados con el turismo.

Como tendencia favorable, el también Ministro de Economía y Planificación apuntó las ventas crecientes de las empresas mixtas y nacionales a la Zona Especial de Desarrollo Mariel, una vía para generar autónomamente parte de las divisas que esas entidades necesitan para su funcionamiento, y que es fuente directa de sustitución de importaciones.

Además, se aprobaron 12 negocios con capital extranjero y se estima cerrar el semestre con 15, "lo cual sigue estando entre las prioridades del país y forma parte de la estrategia de recuperación tras la crisis generada por la pandemia".

En tanto, la construcción de viviendas se cumple hasta la fecha y se terminaron 22 mil 557. Este, agregó Gil Fernández, es uno de los programas priorizados, no renunciamos a él y defendemos su cumplimento en el Plan de la Economía.

Sobre la campaña de siembra de primavera de cultivos varios, precisó que se le ha priorizado el combustible y determinados insumos, para la producción agropecuaria y el equipamiento.

En el programa de alimentos, los mayores incumplimientos están en el arroz, los frijoles y la carne de cerdo. En tanto, la producción de huevo se ha estabilizado, aunque aún no se satisface la demanda de la economía.

En materia de empleo, más de 626 000 personas laboran a distancia, una medida que se mantiene en la fase de recuperación pos-Covid-19. Además, se encuentran interruptos 147 mil 775 trabajadores, pero "cumpliendo las medidas de protección, tenemos que ir recuperando esta fuerza laboral para que los niveles de actividad del país se vayan restituyendo".

Sobre estos temas, el Primer Ministro señaló que "tenemos que concentrarnos en la recuperación, necesitamos trabajar y recuperar todas las actividades productivas". Todavía existen lugares que están a media máquina y tienen que tomar otro nivel. Ese proceso lo necesitamos y hay que intencionarlo. La tarea principal va pasando a ser la economía nuevamente.

No puede haber pesimismo, consideró, ni estar de espaldas al mundo impactado por la pandemia. Pero no debemos pensar que el año 2021 va a ser peor, "tenemos que buscar todo lo que esté a nuestro alcance para ver cómo recuperamos los niveles de actividad".

Es importante, reiteró Marrero Cruz, producir todo lo que se pueda a nivel local, ahorrar, exportar y apostar por la industria nacional: más que una opción, como una necesidad.

                                                                                                                           EN CUESTIONES DEL PRESUPUESTO

En esta reunión del Consejo de Ministros, la titular de Finanzas y Precios, Meisi Bolaños Weiss, presentó una propuesta para elevar a la aprobación de la Asamblea Nacional del Poder Popular, sobre el ajuste al Presupuesto del Estado, ante los efectos ocasionados por la pandemia de la Covid-19, en la cual se estima una importante afectación de los ingresos.

La ministra aclaró que estos se concentran en la comercialización mayorista y minorista de bienes y servicios, en los aranceles y en los aportes por los resultados empresariales.

Precisó que ante esa situación, es necesario hacer una significativa reducción de los gastos, "porque no podemos gastar lo que no generamos".

Bolaños Weiss apuntó que en los manejos presupuestarios ha sido necesario respaldar todas las medidas que en el orden sanitario ha llevado el enfrentamiento a la pandemia. Por ello se produce un incremento de aproximadamente mil millones de pesos, destinados a Salud Pública, los centros de aislamiento, los alimentos, el transporte y las garantías salariales.

Eso demuestra, argumentó, que en medio de estas tensiones sigue siendo la vida el principio esencial del Presupuesto.

Al respecto, el viceprimer ministro Gil Fernández señaló que la primera medida para mejorar estos números es conducir de manera diferente la gestión de los gastos. Siempre hemos llamado a ahorrar y no gastar en cosas que no son imprescindibles, pero ahora estamos frente a un escenario decisivo. Tenemos que incorporar actividades, gestionar mejor los cobros y abrir oportunidades para que el sector no estatal se inserte más en la recuperación económica del país.

En esta sesión de trabajo también se presentó, como es habitual por estas fechas, la liquidación del Presupuesto del Estado correspondiente al año 2019, así como las acciones de control que realizó la Contraloría General de la República a ese ejercicio presupuestario donde, según detalló la contralora general Gladys Bejerano Portela, persisten indisciplinas en los sistemas de trabajo e inobservancia de disposiciones legales.

                                                                                                                                 MÁS TEMAS EN AGENDA

Con cerca de 10 puntos, la reunión del Consejo de Ministros abarcó un amplio abanico de temas que impactan en la vida económica y social del país, y contó con la participación del Segundo Secretario del Comité Central del Partido Comunista, José Ramón Machado Ventura, el presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, Esteban Lazo Hernández, y el vicepresidente de la República, Salvador Valdés Mesa.

Entre esos asuntos estuvo la aprobación del esquema provincial de ordenamiento territorial de Santiago de Cuba, el cual, señaló Samuel Rodiles Planas, presidente del Instituto de Planificación Física, "contribuye al desarrollo equilibrado y sostenible de la provincia y promueve el uso racional de los recursos, las capacidades de sus territorios y el incremento de la calidad de vida de la población santiaguera".

Igualmente, el ministro de Cultura, Alpidio Alonso Grau, expuso un resumen del trabajo de la Comisión Gubernamental del Programa Nacional Contra el Racismo y la Discriminación Racial, encabezada por el Presidente Díaz-Canel e integrada por más de una treintena de entidades estatales y organizaciones de la sociedad civil cubana, a fin de combatir y eliminar definitivamente los vestigios de racismo, prejuicios raciales y discriminación que subsisten en nuestra sociedad.

Más adelante, la ministra del Comercio Interior, Betsy Díaz Velázquez, presentó una actualización de los programas que atiende ese sector, relacionados con el ahorro energético, la refrigeración comercial, la metrología y la merienda escolar.

También María del Carmen Pérez Hernández, quien dirige el programa de plantas proteicas, explicó sobre el avance de los proyectos experimentales con la moringa, la morera y la sacha inchi, entre otras; así como lo relacionado con la sericultura, todos concebidos por el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, y que se van materializando a partir de las necesidades que hoy tiene el país.