La Nochebuena de la Libertad, la primera luego del triunfo revolucionario del 1 de enero de 1959

La Nochebuena de la Libertad, la primera luego del triunfo revolucionario del Primero de Enero de 1959, la celebró el líder Fidel Castro junto a carboneros de la Ciénaga de Zapata, en el centro sur del país, hoy hace 60 años

La Habana.- La Isla tenía sobrados motivos para la celebración, tras la derrota de la sangrienta tiranía de Fulgencio Batista. También porque en apenas 12 meses la Revolución Cubana había tomado medidas transformadoras, en beneficio de la mayoría del pueblo.

Fidel Castro se fue con algunos de sus colaboradores a la Ciénaga de Zapata, cerca del lugar por donde un año y unos meses después desembarcó la brigada mercenaria organizada, armada y financiada por Estados Unidos, derrotada en 48 horas a un alto precio de la vida de milicianos, soldados del Ejército Rebelde y de la población de la zona.

Los carboneros de la Ciénaga de Zapata vivían en condiciones miserables, olvidados por los gobiernos de turno.

La Nochebuena de 1959 la pasó Fidel y sus compañeros en el bohío de la numerosa familia del campesino Rogelio García, miembros de la cooperativa de Soplillar y otros vecinos del cenegal.

La comida, muy cubana, lechón asado al carbón, y otros alimentos adquiridos en la bodega de la zona.

Poetas populares improvisaron en la velada décimas revolucionarias sobre la Reforma Agraria y las nuevas leyes que impulsaba el naciente proceso revolucionario, recuerda el sitio Cubadebate.

Hoy la Ciénaga de Zapata es otra. Caminos, escuelas, consultorios médicos, policlínicos, instalaciones turísticas.

Aquella Nochebuena fue una especie de alborada de los tiempos de hoy. (Prensa Latina)

Escribir un comentario