Entre los dispositivos que se producen en el país también figuran las piezas más importantes, sobre todo grandes, para las conductoras de agua. La Habana.- Como muestra de que los encadenamientos productivos pueden ser realidad en cada sector de la economía y el desarrollo del país, el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH) da pasos seguros en esa dirección.

Denis Moreno Ríos, especialista principal de Inversiones de ese organismo, refirió que en el plan de construcción y montaje ya se observa el impacto de las líneas hechas en casa.

"En la industria nacional vamos a producir todos los metrocontadores del sector residencial –apuntó el especialista– y además, estamos desarrollando hidrómetros, tanques, pluviómetros convencionales, equipos de filtración y tuberías flexibles para las máquinas de riego".

Entre los dispositivos que se producen en el país también figuran las piezas más importantes, sobre todo grandes, para las conductoras de agua, aunque en estos casos se requiere importar la materia prima.

Moreno Ríos ejemplificó que en las labores que se realizan en la conductora de Cuenca Sur se emplean estos recursos, y ello tendrá un peso significativo en el abasto a La Habana, pues permitirá "aportar 700 litros por segundo en cuatro pozos, lo cual garantiza estabilidad, a partir de que en la capital los sistemas están interconectados".

Para el año que casi culmina se destinaron 370 millones de pesos para el plan de construcción y montaje del INRH, lo que implica el trabajo en redes de agua, conductoras, sistemas de alcantarillado, plantas de tratamiento de residuales, plantas potabilizadoras, trasvases, presas y todas las obras hidráulicas que se ejecutan en la nación.

Subrayó que en 2019 terminaron 180 obras hidráulicas y se trabaja aún en otras 100, mientras que entre inversiones y mantenimiento se han rehabilitado 545 kilómetros de redes de agua y 153 kilómetros de colectores y alcantarillado.

"Esto impacta positivamente a alrededor de 895 mil personas que han sido beneficiadas con nuevos servicios o mejoras en el servicio que existe. Sobre los residuales hay alrededor de 60 mil personas que se van a beneficiar en el año por nuevas inversiones o mejoras", significó.

Moreno Ríos dio detalles de las principales obras que se ejecutan, a saber: planta potabilizadora en Pinar del Río, obras de acueducto y de saneamiento en La Habana, el dique Soplillar en la Ciénaga de Zapata y la estación de bombeo y conductora en San Antonio (Artemisa), por solo citar algunas de las provincias occidentales. En Villa Clara, Cienfuegos, Sancti Spíritus, Camagüey, Las, Tunas, Granma, Holguín, Santiago de Cuba y Guantánamo también se implementan acciones.

A propósito de las obras hidráulicas vinculadas con el programa de la vivienda llevado a cabo en todas las provincias, el especialista del INRH precisó: "Se ha indicado que no quede una vivienda sin la condición de habitable, por no contar con los servicios de agua o solución de residuales. Tal vez no terminemos los asentamientos completos, pero cada vivienda que se termine tiene estos servicios", aseguró.

Para 2020 lo más importante será trabajar en la continuidad de las inversiones en las ciudades que tienen créditos externos, además de potenciar el encadenamiento productivo y la sustitución de importaciones.

NO DESPERDICIAR NI UNA GOTA DE AGUA

Entre enero y noviembre de 2019, el acumulado nacional de precipitaciones fue de 1 248,0 mm, cifra que representa el 96 por ciento de la media histórica. Aunque en los 10 primeros días de diciembre el acumulado nacional fue de solo 3 mm (en 127 municipios no llovió en este periodo), hasta el momento de redactar esta información los embalses almacenaban 5 mil 914 millones de m3 de agua, es decir, el 65 por ciento de la capacidad de almacenamiento del país.

Situación actual de las fuentes de abasto de agua

"Es bastante favorable. Realmente el periodo húmedo terminó rozando el llenado promedio de los últimos 30 años, con algunas particularidades como La Habana, Mayabeque y Sancti Spíritus", explicó a la prensa Argelio Fernández Richelme, director de Hidrología e Hidrogeología del INHR.

Con respecto al cierre de noviembre, hay 88 millones de metros cúbicos menos, y estableciendo un paralelo con la media histórica, los embalses cubanos acumulan hoy 298 millones de metros cúbicos menos.

"Esto no es negativo –asegura Fernández Richelme– si tenemos en cuenta que hace algunos meses llegamos a tener casi tres mil millones por debajo de la media histórica". De todos modos, es preciso tomar las medidas para no perder una sola gota del líquido, y ello es algo que compete a todos.

Durante el intercambio también trascendió que en este momento hay solo dos embalses en los cuales sus niveles de almacenamiento se encuentran en volumen muerto por escurrimiento, que son la derivadora Pedroso, en Mayabeque, y Ojo de Agua en Las Tunas. No obstante, "se espera que el mes de diciembre concluya con un estimado de 5 mil 708 millones m3 de agua retenida".

El estado de las aguas subterráneas fue otro tópico abordado, donde destacó que de las 101 cuencas principales que tiene la nación, 48 están en descenso. La cuenca Cándido González, en Camagüey, muestra un estado crítico, pues además de bajo nivel de aguas subterráneas, presenta afectaciones por intrusión salina.

El directivo señaló que comparativamente con el mes anterior, seis municipios muestran tendencia a mejorar su estado hidrológico, 43 no presentan cambios y 119 registran una tendencia a empeorar. "Son situaciones que normalmente se dan en el periodo seco, pero nos mantenemos observándolas, sobre todo desde el punto de vista preventivo, para adoptar acciones pertinentes, de manera que no nos sorprenda un evento de sequía con cierta intensidad", aseguró.

Las fuentes de abasto a la población, por su parte, registran afectación por escasez de agua. Holguín, Santiago de Cuba y Sancti Spíritus son las provincias con la mayor cantidad de fuentes deprimidas, mientras Camagüey, La Habana y Santiago de Cuba son los territorios con mayor número de habitantes afectados por el déficit en las fuentes de abasto. (Granma)

Escribir un comentario