Machado Ventura insistió en que la escasez de insumos no puede ser una justificación para incumplir, y que ante los retos actuales solo queda trabajar con eficiencia. José Ramón Machado Ventura, Segundo Secretario del Comité Central del Partido, llamó en Villa Clara a hacer una zafra digna y de calidad, con los recursos que tenemos

Ranchuelo, Villa Clara.– Desde que se preparó la actual campaña azucarera sabíamos que sería una contienda difícil, por las limitaciones de recursos y las consecuencias del recrudecimiento del bloqueo estadounidense contra Cuba; sin embargo, con lo que tenemos podemos hacer una zafra digna y de calidad, aseguró José Ramón Machado Ventura, segundo secretario del Comité Central del Partido, quien recorrió varios centrales del territorio.

En intercambio con directivos de la Empresa Azucarera en la provincia y de los distintos centrales visitados, Machado Ventura dijo que la escasez de insumos no puede ser una justificación para incumplir, y que ante los retos actuales solo queda trabajar con eficiencia, ahorrar todo lo que sea posible, lograr una mayor consagración de los cuadros y extraerle a la caña la mayor cantidad de azúcar posible.

"Hoy estamos más preparados que nunca para resistir los efectos del bloqueo yanqui, porque el país no se ha cruzado de brazos y ha buscado alternativas para sobrevivir y continuar creciendo", señaló el dirigente partidista, quien añadió que cumplir los planes previstos para la actual contienda debe convertirse en una cuestión de principios para todos los azucareros de la nación.

Machado Ventura insistió en lo imperioso que resulta honrar los compromisos productivos contraídos, porque el país necesita esos recursos para satisfacer la demanda nacional y exportar la otra parte, máxime cuando el azúcar tiene muy buen precio en el mercado mundial.

Durante el recorrido, que también incluyó la visita a los centrales Heriberto Duquesne y José María Pérez, el segundo secretario, que estuvo acompañado por Yudí Rodríguez Hernández, primera secretaria del Comité Provincial del Partido en Villa Clara, pudo conocer las complejidades de la zafra en el territorio, signada por el exceso de humedad en los campos debido a las lluvias de los últimos días, además de otros tropiezos vinculados con ineficiencias agrícolas e industriales.

En ese sentido, Sergio Negrín, director de Plantas Industriales y Derivados, explicó que hasta la fecha muelen los ocho centrales pactados, los que acumulan poco más de cinco mil toneladas de azúcar producidas; y en cuyos atrasos han tenido que ver, además de las lluvias, la inestabilidad en las molidas y el desabastecimiento de caña a los centrales.

Dijo, asimismo, que el rendimiento potencial de la caña está por debajo de lo esperado, y es elevado el porciento de caña atrasada que va a los molinos, indicadores que deben mejorar para poder lograr la estabilidad que demanda la campaña, en la que la provincia se propone fabricar más de 170 mil toneladas.

Reconfortante resultó conocer el cumplimiento en las próximas horas del plan de azúcar para el período de la llamada zafra chica por parte del central Heriberto Duquesne, de Remedios, sin dudas, el mejor de la provincia en la actual contienda; contrario a lo que sucede en el Abel Santamaría, de Encrucijada, de muy pobres resultados hasta la fecha. (Granma)

Escribir un comentario