Salim Lamrani: "es una proeza digna de admiración el hecho de que la isla se haya mantenido de pie en medio de los ataques de la súper potencia."

París.- A pocas horas del aniversario 61 del triunfo de la Revolución Cubana, el intelectual francés Salim Lamrani consideró que ese proceso mantiene su mensaje universal de emancipación y simboliza la resistencia de todo un pueblo.

"La Revolución Cubana representa la aspiración de los pueblos del Sur a la dignidad, es decir, a gozar de sus derechos naturales, sin ofensas ni humillaciones procedentes de interferencias extranjeras", subrayó en declaraciones a Prensa Latina el ensayista, quien pese a su juventud es un reconocido estudioso de la realidad y la historia de la Isla.

De acuerdo con Lamrani, la Mayor de las Antillas sigue demostrando en un escenario en extremo adverso, marcado por la agresividad del Gobierno de Estados Unidos, que es posible tomar posesión colectiva de los recursos nacionales y ubicar al ser humano en el centro del proyecto de sociedad.

"La aspiración a la dignidad constituye el zócalo de la Revolución Cubana y no puede haber dignidad sin soberanía y justicia social. Fidel Castro, el héroe de los desheredados, tomó las armas para reivindicar el derecho de los humildes a una vida decente y, con su pueblo, edificó la sociedad más justa del Tercer Mundo, donde los más vulnerables son la prioridad del Estado", afirmó.

Intelectual francés Salim LamraniPara el profesor de la Universidad de La Réunion, ubicada en el departamento francés de ultramar de igual nombre, ningún país del mundo ha hecho tanto por los sectores sociales tradicionalmente más pobres, garantizándoles sus derechos humanos básicos, entre ellos la educación, la salud, la cultura, el deporte y el ocio.

Lo que hace la grandeza de una nación y lo que la define es su acción a favor de la dignidad de los desposeídos, manifestó.

Lamrani insistió en el ejemplo de resistencia que representa Cuba y su Revolución, blanco de la hostilidad de sucesivas administraciones de Washington.

"A pesar de seis décadas de un estado de sitio implacable impuesto por Estados Unidos, la Revolución Cubana sigue resistiendo y desarrollando su modelo de sociedad que es un ejemplo para todos los países del Sur, tanto a nivel de la soberanía nacional como de las conquistas sociales", advirtió.

El intelectual francés calificó de proeza digna de admiración el hecho de que la Isla se haya mantenido de pie en medio de los ataques de la súper potencia, que con la llegada del presidente Donald Trump a la Casa Blanca abrió un nuevo capítulo de agresiones dirigidas a aislarla y asfixiarla económicamente. (Prensa Latina)

Escribir un comentario