Jueves, 21 Febrero 2019 07:56

En la prevención inicia el trabajo de los auditores

Escrito por

Tras esa máxima se llevó a cabo este miércoles el balance anual de la Contraloría General de la República y del Sistema Nacional de Auditoría, el cual contó con la presencia del Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros

La Habana.- Profundos intercambios de experiencias y reflexiones críticas caracterizaron el debate desarrollado en la mañana de este miércoles para evaluar el desempeño de la Contraloría General de la República y del Sistema Nacional de Auditoría durante el 2018 y que contó con la participación del presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez.

Al presentar la síntesis del trabajo realizado en el período, la contralora general, Gladys Bejerano Portela, subrayó que la batalla económica continuó siendo tarea de primer orden en el desempeño del sistema, para lo cual debe continuarse trabajando con integralidad y mayor previsión, pues para influir en la verdadera solución de los problemas hay que tener primero plena conciencia de ellos.

Como práctica de trabajo cotidiano lo más importante no solo debe ser realizar las auditorías y detectar las deficiencias; "urge buscar soluciones y proponer medidas coherentes que contribuyan a resolver los problemas de manera definitiva".

Especial énfasis hizo en la necesidad de interactuar con las personas, no solo para profundizar en las investigaciones, también para motivar la reflexión, el ánimo de evaluar de conjunto las causas y consecuencias, más allá de la exposición objetiva de los hechos.

Ante la presencia de los jefes de las unidades centrales de auditorías e invitados de diversos organismos con los cuales la Contraloría mantiene una estrecha relación de trabajo, en varios momentos del debate se destacó el avance en las cuestiones relacionadas con la planificación, cuestión que debe acompañarse cada vez de una mayor calidad en las acciones que se diseñen.

Las intervenciones fueron enfáticas en temas como la necesidad de potenciar la formación de auditores a través de cursos de especialización y habilitación; de continuar perfeccionando la preparación y ejecución de los controles integrales estatales; y de profundizar en causas y condiciones que propician las cadenas de impago en los diferentes sectores.

Como otra de las líneas de trabajo se subrayó la comunicación social, a la cual deben imprimir una mayor creatividad, pues, al decir de la contralora general de la República, cada acción de control es un escenario oportuno e imprescindible para el intercambio y el diálogo, para comunicar a directivos, especialistas y trabajadores.

Asimismo, varios de los presentes hicieron mención a los desafíos que impone la informatización de la sociedad en esta actividad, para lo cual se requiere una mayor preparación, tanto de auditores como directivos.

Relacionado con ello se coincidió en el reto que constituyen las redes sociales, donde se deben posicionar contenidos que muestren con objetividad la labor del Sistema Nacional de Auditoría, y que a su vez promuevan reflexiones y experiencias a favor de una mayor cultura de la prevención y el control.

DÍAZ-CANEL: EL TRABAJO DE LA CONTRALORÍA ES CLAVE PARA LOGRAR UNA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA MÁS EFICIENTE

El presidente Díaz-Canel compartió reflexiones sobre las proyecciones de trabajo que se han definido en la gestión de Gobierno del país y en cómo deben estar presentes de manera concreta en el desempeño cotidiano de la Contraloría. El trabajo que en sus diferentes instancias se realiza resulta clave para alcanzar "una administración pública más eficiente, con transparencia, visibilidad y participación".

Desde las acciones de control que se realicen es importante determinar dónde hay burocracia y por qué, pero sobre todo cómo podemos despojarnos de ella, valoró. Desde aquí tenemos que ayudar a que sean menores las trabas burocráticas que enlentecen muchos procesos de la economía y en la toma de decisiones que atañen a la población.

Y la burocracia no solo está en lo estructural y en lo formal, también en la actitud de la gente. Hay quienes son expertos en trabar las cosas, entonces crean más disposiciones y más procedimientos que a veces ni siquiera ofrecen mayor control, sino más problemas. Por eso les pido -dijo- que tengan un sexto sentido con estas cuestiones.

De vital calificó la vinculación con la base, que no solo facilita un ambiente de control, también propicia el debate y la toma de decisiones de manera colectiva. Por eso el mejor tiempo que uno se planifica es el que se dedica a ir a la base, allí es donde verdaderamente se entienden los problemas y se abren nuevas perspectivas sobre las manera de hacer.

Asociado a estos temas enfatizó en la rendición de cuentas, la cual tiene que ser sistemática y cumplir en la práctica que todo el que tiene una responsabilidad rinda cuentas a la instancia superior. Si en el control interno de cada institución no se logra que con sistematicidad quienes dirigen rindan cuentas, también tenemos una fracturación, y no es solo por el problema de controlar, sino porque el ejercicio de rendir cuentas, si se hace con responsabilidad, promueve análisis y valoraciones que posibiliten superar los problemas.

De igual manera, resaltó que la investigación tiene que estar presente en todos los ámbitos, no solo como parte del análisis de causas y resultados. Hay que pedirle a las universidades y a las academias investigaciones más profundas que desde otra visión aporten soluciones a este sector.

Entre otros temas, reflexionó también acerca de la batalla contra la corrupción, las ilegalidades y la indisciplina social como hilo conductor de una administración pública más eficiente; atender los planteamientos de la población que contribuyen a conocer dónde se encuentran los puntos vulnerables; y la impronta de velar constantemente por la ética de los cuadros.

Asimismo, se refirió a los disímiles retos que impone en el sector el proceso de informatización de la sociedad cubana; la preparación económica de todos los profesionales sin importar a qué sector pertenezcan; y la atención que se debe dar a los jóvenes graduados.

Conectar todos los actores de la economía entre sí permite que tengan las mismas condiciones y por ende propicien el desarrollo. De ahí que el Presidente cubano insistiera en la urgencia de tener claro en todo momento qué procedimientos y relaciones se deben propiciar entre los sectores estatal y no estatal, de manera que este último se constituya en el complemento necesario de la economía y ambos estén conectados.

En las auditorías, como práctica, se debe seguir insistiendo en lo relacionado con portadores energéticos, las contrataciones, los análisis de gastos, el fortalecimiento de la contabilidad y en el uso de los recursos, llegando siempre hasta el final de todos los procesos para poder cerrar el ciclo de la investigación. Que cada quien asuma responsablemente las cosas que hace mal -subrayó- es también parte de la lucha que tenemos por delante.

Visto 1220 veces Modificado por última vez en Jueves, 21 Febrero 2019 12:07
Tomado de Granma

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Lo último de Tomado de Granma

Escriba su comentario

Post comentado como Invitado

0
  • No comments found